Fútbol | Segunda B

Veinte puntos antes de Navidad

Los jugadores de la Gimnástica buscan acumular un colchón de puntos antes de Navidad./Luis Palomeque
Los jugadores de la Gimnástica buscan acumular un colchón de puntos antes de Navidad. / Luis Palomeque

La Gimnástica se marca como objetivo sumar quince puntos más antes del parón invernal de la Liga y para ello buscará hacerse fuerte en El Malecón

José Compostizo
JOSÉ COMPOSTIZOTorrelavega

La situación de la Gimnástica en Liga ha mejorado después del triunfo ante el Gernika del pasado domingo (1-0), pero aún sigue siendo peligrosa. Eso sí, la victoria ha liberado al vestuario de gran parte de la ansiedad adquirida. El paciente ha pasado de estado crítico a grave, por lo que en la plantilla del conjunto blanquiazul las cuentas y la calculadora siguen echando humo. Y es que, en el seno del conjunto de la capital del Besaya se han marcado el objetivo de alcanzar los veinte puntos antes del parón navideño. Es decir, 15 puntos más a los cinco que ya tiene en el zurrón. Una cifra que se ajusta prácticamente a la mitad de lo que se prevé para la permanencia, aunque el rendimiento blanquiazul tendría que mejorar tras el ecuador de la competición.

Para ello, el equipo que entrena Pablo Lago considera vital hacerse fuerte en El Malecón. De los once partidos que aún le restan hasta el parón por Navidad, la Gimnástica disputará cinco en su estadio y teóricamente cuatro de ellos son ante rivales a priori accesibles: Logroñés, Izarra, Cultural de Durango y Langreo. Más complicado, sobre el papel, será poder doblegar al Mirandés, conjunto de los llamados a pelear por los puestos de play off de ascenso. Pero la igualdad en la Segunda B es máxima y cualquiera puede ganar a cualquiera. La Gimnástica a los burgaleses, también. Sería una inyección de moral e ilusión para el gimnásticismo. Estos son los equipos que tienen que visitar Torrelavega y al plantel le puede valer con doce de quince puntos, para seguir optando al objetivo de la permanencia.

En ese sentido, el triunfo ante el Gernika ha marcado el camino a un equipo que hasta el pasado domingo no encontraba la forma de sacar partidos adelante. La perfecta comunión de la Gimnástica y la afición invitan al optimismo y a pensar que a partir de ahora el conjunto de Mies de Vega va a hacer de El Malecón un auténtico fortín.

Pero al equipo que dirige Pablo Lago no le basta con sumar doce de los quince puntos en juego en su estadio. Justo antes de marchar a las vacaciones navideñas, el conjunto blanquiazul se medirá el 21 de diciembre en las instalaciones de Mareo al Sporting B un equipo considerado como rival directo por la permanencia. Una salida que está señalada como prioritaria en el calendario torrelaveguense y donde se tiene que dar el todo por el todo para traerse a Torrelavega tres puntos vitales en forma de regalo navideño. Además, la Gimnástica necesita ganar a los rivales directos, ya que de momento tiene el golaverage perdido con Vitoria y Amorebieta.

Un calendario difícil

Además de tener que jugar en Mareo ante el filial sportinguista deberá visitar al Oviedo B -este domingo-, Real Sociedad B, Getxo, Racing y Barakaldo. Salidas, a priori, muy complicadas en las que rascar algo, pero a las que los de Pablo Lago van a por todas. Cada punto suma. En ese sentido, de todas las salidas que le quedan al conjunto torrelaveguense, la que está marcada en rojo en el calendario es la que le enfrentará al Racing en El Sardinero, un estadio que no se le ha dado bien a la Gimnástica, pero que, sin duda, supondrá un plus de motivación para los futbolistas.

Algo similar sucede con el Oviedo B, el próximo domingo a partir de las 12.00 horas en El Requexón, que llegará al duelo después de haber ganado el pasado fin de semana al Tudelano. Tan difícil como el Racing o el Oviedo B, si cabe, es Lasesarre, ya que el Barakaldo no puede dejarse más puntos por el camino si quiere optar a los puestos de promoción de ascenso a Segunda División. De los seis viajes que tiene que realizar la Gimnástica antes de que finalice el año, donde puede conseguir sumar alguno de los puntos en juego puede ser ante el Arenas, un conjunto que seguramente peleará hasta el final de la temporada por mantener la categoría. Además y como siempre, el conjunto torrelaveguense contará con el apoyo de la afición blanquiazul en todos sus desplazamientos.

Así las cosas, hay 33 puntos en juego de aquí a que la Liga pare unos días por Navidad, de los cuales la Gimnástica pretende sumar casi la mitad. Puede parecer un objetivo ambicioso, pero la necesidad aprieta y el mal arranque liguero obliga a los de Pablo Lago a remontar y ganar terreno perdido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos