Pelayo Menéndez y García Aja se bañan en plata en el Mundial

Fernando García Aja encabeza un grupo en la carrera a pie./
Fernando García Aja encabeza un grupo en la carrera a pie.

Los duatletas con licencia cántabra obtuvieron sendos subcampeonatos en las categorías 'Sprint' y 'Estándar' en la prueba celebrada en Pontevedra

MARCOS MENOCALSantander

Pelayo Menéndez y Fernando García Aja obtuvieron el pasado domingo en Pontevedra el subcampeonato del mundo de Duatlón. El primero de ellos en la modalidad 'Sprint' y en el grupo de edad de 20 a 24 años de edad, mientras que el segundo, un asiduo a los podios, en la disciplina de 'Distancia Estándar' y en la categoría de entre 45 y 49 años.

El espectacular resultado de Menéndez, que saboreó el título mundial hasta el último kilómetro, invita a pensar en que el joven duatleta (ovetense, pero afincado en Cantabria desde hace seis años) luchará por ambiciosos objetivos en los próximo años. Del mismo modo, el idilio que García Aja mantiene con los puestos de privilegio en las citas de máximo nivel (campeón del Mundo de Ironman y campeón del Mundo de Triatlón de Invierno), permite situar a Cantabria entre las comunidades autónomas con mejor futuro así como una de las que mejores resultados obtuvieron en tierras gallegas.

Entre una medalla y otra hay 25 años de diferencia. El uno le dobla la edad al otro. Menéndez, con 24 años, significa el futuro más esperanzador. García Aja, con 49, representa la veteranía y la experiencia. La constancia. El uno es el mañana y el otro el pasado, pero ambos se 'pelean' actualmente en un presente «más que optimista del duatlón cántabro», indica este último.

El pasado fin de semana se celebró en Pontevedra el Mundial de duatlón en todas sus disciplinas. Sin la vitola de favoritos, ambos se presentaron en la línea de salida junto a otros ocho cántabros. «No pensaba ni mucho menos conseguir un resultado así», asegura Menéndez, para quien el subcampeonato es «un sueño que ni me podía imaginar». Nació en Oviedo, pero hace seis años se afincó en Cantabria en donde estudia, trabaja y entrena. Su medalla de bronce en el campeonato nacional le permitió ganarse un puesto para representar a España en la prueba mundialista. «Lo preparé a conciencia, pero desconoces el nivel de los rivales y no sabes qué puede ocurrir». A pesar de ello, se enfrentó a la distancia Sprint (5 kilómetros a pie, 20 de ciclismo y 2,5 a pie). «Llegué tercero a la primera transición. Luego en bicicleta me puse primero. Finalmente, en la última carrera a pie, hasta el último kilómetro luché por el título, pero no pude con el inglés Cockburn». Tan solo 12 segundos separaron a este ingeniero de caminos de la victoria. «Cuando vi que no lo podía conseguir cogí la bandera de España y saboreé y disfruté de los últimos metros».

Cuatro años han sido suficientes para que este 'portento' demuestre que el duatlón es lo suyo. «Hasta los 20 años practicaba el kárate y el esquí alpino. En la universidad por no quedarme solo empecé a salir a correr y terminé haciendo esto». Trabaja en el Instituto de Hidráulica de Cantabria, estudia un Máster en Ingeniería de Costas y en los ratos libres «entreno lo que puedo. Al mediodía y por la noche». Sus múltiples obligaciones y su actual pareja «que también está 'envenenada' con este deporte» ya piensan en el próximo Mundial. «Es en Australia. Será una buena posibilidad de cumplir un sueño y de ir de vacaciones».

«Me sorprendo a mi mismo»

Por otro lado, al que más sorprende el rendimiento de Fernando García Aja es al propio duatleta. «Estaba bien pero, ¿cómo para ser segundo?». Salvo la espectacular carrera de Jorge de la Puente, el gallego que se proclamó campeón del mundo en su grupo de edad, «el resto estuvimos muy igualados. Un inglés, un japonés y un francés nos disputamos el podio. A pie éramos muy similares y en bicicleta intenté marcharme, pero no pude», indica el veterano deportista. Numerosos campeonatos regionales, un Mundial en la distancia Ironman (Hawai 2010), múltiples triunfos... la trayectoria de García Aja está repleta de victorias. Sin embargo, a sus 49 años de edad, solo le importa una cosa. «Seguir haciendo la vida que me gusta. Entrenar, trabajar y competir. Solo quiero disfrutar».

Además de ellos dos, hubo más cántabros en el Mundial de Pontevedra que obtuvieron resultados destacados: Sergio Santiago (noveno), Daniel Becerra (quinto) y Daniel Cifrián (quinto), mientras que Israel Lastra y Gorgonio Gandiaga tuvieron que retirarse por averías mecánicas. Por su parte, en categoría femenina, Inmaculada Pereiro, Víctor González y David Gutiérrez cuajaron una discreta actuación.

 

Fotos

Vídeos