Las muestras antidopaje de Pekín 2008 y Londres 2012 volverán a ser analizadas

El director general saliente de la AMA da una conferencia. /
El director general saliente de la AMA da una conferencia.

Los análisis ya han comenzado pero algunos resultados podrían revelarse varios meses después

COLPISA / AFPLausana

Las muestras tomadas en controles antidopaje durante los Juegos de Pekín 2008 y Londres 2012 volverán a ser analizadas para asegurarse que todos los atletas que participen en Río 2016 estén limpios, anunciaron el Comité Olímpico Internacional (COI) y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

"El fin de este programa es descartar a los atletas que hicieron trampas en Pekín y Londres, pero que no pudimos detectar en su época porque nuestros métodos de análisis no eran tan avanzados como hoy", explicó el director médico del COI Richard Budgett. El análisis de cientos de muestras "ya se ha iniciado" y que los resultados se conocerán "dentro de algunas semanas o meses", antes de la celebración de los Juegos de Río (del 5 al 21 de agosto), precisó el responsable.

El COI y la AMA ya han "identificado los deportes y los países" en los que se concentrarán estos análisis, desveló el comunicado emitido conjuntamente por ambas instituciones. Según Budgett, "identificar a los tramposos e impedirles ir a Rio es la mejor manera de proteger a los atletas limpios".

Para lograr este objetivo, el COI ha creado un grupo de trabajo compuesto por expertos de federaciones deportivas internacionales y de algunas agencias nacionales antidopaje para que trabajen en la detección de las lagunas de los actuales controles y para definir sobre qué atletas o grupos de atletas deben aumentarse los controles, al estar bajo sospecha.

Sospechas

Estas medidas se toman al tiempo que los atletas rusos están excluidos de todas las competiciones internacionales tras las acusaciones de dopaje de Estado por parte de la AMA. De no levantarse la sanción, los atletas rusos no podrán participar en Río.

Además de Rusia, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) ha detectado otros cinco países donde la "situación es muy crítica", a los que ha colocado bajo vigilancia al considerarse que sus programas de lucha contra el dopaje son insuficientes. Se trata de Marruecos, Ucrania, Bielorrusia, Etiopía y Kenia.