Atletismo

Un entrenador de Róterdam, acusado de abusar de nueve menores

Imagen de una pista de atletismo. /El Correo
Imagen de una pista de atletismo. / El Correo

El técnico llegó a dejar embarazadas a algunas niñas, de entre 11 y 18 años

EFERóterdam

Un entrenador de atletismo de una escuela de la ciudad de Róterdam abusó presuntamente de nueve niñas de entre 11 y 18 años en los últimos 35 años, lo que en algunos casos resultó en embarazos de las menores, confirmó este sábado la Unión de Atletismo de Holanda.

El pasado verano, el ya exentrenador confesó ante el comité disciplinario del Instituto de Justicia Deportiva holandés haber abusado con frecuencia de las menores deportistas, pero al no haber ninguna denuncia o queja formal en su contra, no se inició un proceso judicial, según una investigación del diario holandés 'De Telegraaf'.

«Como Unión de Atletismo no podemos hacer ninguna declaración. Se necesita la cooperación de las víctimas o del sospechoso, de lo contrario, estamos con las manos atadas», explicó Pieke de Zwart, director de la Unión de Atletismo.

Esta organización fue informada del caso en 2017 a través de un asesor confidencial de un club de atletismo, lo que llevó al despido del entrenador y a su expulsión permanente de la Unión, que desde entonces, ha estado «ocupada con el relanzamiento del plan de prevención de comportamiento similares», según De Zwart.

El fiscal del Instituto de Justicia Deportiva, Rob van Bokhoven, escribió en un documento que el entrenador Jerry M. «no ha expresado arrepentimiento ni ha mostrado empatía» hacia sus víctimas, y que parece que «lo tenía todo calculado».

Además, añadió que, en el caso de al menos tres víctimas, los abusos «tuvieron un impacto muy negativo e irreparable en la condición mental y en la vida diaria» y consideró que «los hechos son tan graves que en realidad deben ser juzgados bajo la ley penal».

En un comunicado, la asociación de atletismo VAN Energie explicó que Jerry M., de 58 años, trabajó durante 15 años en su club pero advierte de que fue despedido bajo sospechas de «comportamientos inaceptables como tocamientos y masajes» a una atleta adulta.

Se desconoce si alguien llevará el caso a los tribunales pero según De Telegraaf, que ha hablado con algunas de las víctimas, los delitos cometidos ya habrían prescrito, aunque este medio subrayó que el drama del abuso es mucho mayor del que está en conocimiento de la Unión de Atletismo, puesto que incluye hasta pornografía animal.

 

Fotos

Vídeos