Bolos

La Liga se mantiene en catorce

José Antonio Abascal, Nel González y José Manuel Riancho presiden la reunión celebrada ayer por la Apebol en Madera de Ser. /Antonio 'Sane'
José Antonio Abascal, Nel González y José Manuel Riancho presiden la reunión celebrada ayer por la Apebol en Madera de Ser. / Antonio 'Sane'

La asamblea de la Apebol rechaza por ocho votos contra cinco la propuesta de reducir la División de Honor a doce peñas a partir de 2020

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

Se barruntaban cambios, pero no los hubo. Contra pronóstico, o así se intuía después de que la Apebol se decidiera a incluir la propuesta en el orden del día, la máxima categoría del bolo palma se mantendrá con catorce equipos en liza, al menos a medio plazo. La asamblea de la Asociación de Peñas de Bolos rechazó ayer por ocho votos contra cinco (y una abstención) la reducción de la División de Honor a doce equipos a partir de 2020. Lo hizo después de un largo debate en el Aula Madera de Ser en el que se dejaron ver las dos posiciones y con una posterior votación secreta, algo muy poco frecuente y que ilustra lo controvertido de una medida que flota en el ambiente desde hace varios años, pero que nunca ha salido adelante.

La cita, la primera asamblea con José Manuel Riancho al frente de la patronal de los bolos, sirvió para aprobar las cuentas del año pasado, repartir los emolumentos e informar a los catorce miembros de la asociación del cambio de estructura en la directiva, después de que el Gobierno de Cantabria haya comunicado que dadas las características de la asociación no se puede mantener la actual. Será, eso sí, solo un movimiento de puestos y denominaciones, puesto que la Apebol continuará presidida por Riancho y con los mismos colaboradores.

Además, las diferentes peñas recogieron los bolos con los que se disputará la inminente temporada 2018, que arranca en poco más de dos semanas, y apuntaron los últimos detalles antes de que arranque el campeonato de la regularidad, en el que se estrena San Jorge Ganados Tierra Cántabra y al que regresa Pontejos Nereo Hermanos, peñas que ya participaron en la reunión de este jueves, en la que hubo pleno de asistencia.

Ante la disparidad de opiniones y lo delicado de la decisión, se optó por una votación secreta

Debate

Pero todo este proceso quedó eclipsado por el intenso debate sobre la reducción o no de la División de Honor. Un dilema en el que los dos directivos que presidían la asamblea junto a Riancho personificaron la disparidad de opiniones. Eran José Manuel González (Peñacastillo Anievas Mayba), permanente defensor de una Liga más reducida y por lo tanto igualada y competida, y José Antonio Abascal (Riotuerto Hotel Villa Pasiega), que defendía mantener la situación actual para dar más alternativas a los clubes modestos y llevar los bolos de élite a la mayor cantidad de corros posible.

El nuevo cupo de equipos traía además aparejado un sistema de ascensos y descensos más restrictivo que el actual, de nuevo con el objetivo de conferir más emoción a la División de Honor pero que a cambio dificultaba más el acceso de los equipos de Primera a la máxima categoría, como ya lo hacía de por sí la reducción de equipos.

Mismos ascensos

Frente a los dos ascensos y descensos automáticos de la actualidad se proponía pasará a un nuevo sistema en el que el campeón de Primera categoría ascendiera directamente en lugar del colista de Apebol, mientras que la otra plaza se dirimiría en una promoción entre el subcampeón de Primera y el penúltimo de División de Honor.

Sin embargo, y tras una votación ajustada pero en la que se impuso con claridad la continuidad de la Liga de catorce, también el sistema de ascensos y descensos se mantendrá como hasta ahora. De hecho, no ha variado desde que en 2009 se impulsó la Apebol en sustitución de la Liga Nacional al mismo tiempo que la Federación Española y la Cántabra separaban sus caminos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos