Bolos

Madrid decide el primer título del año

Víctor González, ganador de los dos últimos San Isidro. /Sane
Víctor González, ganador de los dos últimos San Isidro. / Sane

Víctor González defiende corona en el tradicional concurso de San Isidro, que a partir de hoy se disputa en la bolera de la calle Agastia

Borja Cavia
BORJA CAVIASantander

Decía el antiguo himno del Real Madrid que las mocitas madrileñas acudían alegres y risueñas hacia Chamartín para ver jugar a su equipo. A partir de esta tarde, mocitas y chulapos variarán su rumbo y se encaminarán hacia la zona de Arturo Soria, donde la bolera de la PB Madrileña acoge una nueva edición del Concurso de San Isidro, el primero de la temporada bolística y uno de los favoritos de los jugadores.

Las tiradas arrancarán a las 16.30 horas y los encargados de abrir fuego serán Luis Fernández, de San Felices, y Juanjo González, de Pontejos. Los lanzamientos de la fase clasificatoria se prolongarán durante toda la tarde hoy, la jornada completa de mañana y la matinal del domingo, donde quedarán definidos los ocho jugadores que disputarán la fase final en la tarde dominical.

La competición capitalina tiene un encanto especial. El ambiente, la convivencia entre los jugadores… Y los movimientos. Aunque este año las peñas grandes se han movido con antelación a la cita, San Isidro sigue siendo epicentro de conversaciones, negociaciones, rumores y fichajes.

Más allá de lo que ocurre en los aledaños de la bolera, el torneo es el primero de la temporada y eso hace que los jugadores acudan dispuestos a arrancar con buen sabor de boca. En los dos últimos años el concurso tiene nombre y apellidos, los de Víctor González. El de Peñacastillo se llevó las dos últimas ediciones tras derribar 276 y 275 palos, respectivamente, y llega a la calle Agastia como gran favorito a repetir victoria.

Aunque al tratarse del comienzo del curso las fuerzas se igualan, el elenco de aspirantes está encabezado por Óscar y Salmón, ganadores de las últimas ediciones antes de la 'época Víctor'. A partir de ahí, el abanico se abre para dar cabida a una pléyade de bolistas que puede ser capaz de dar la sorpresa. Rubén Haya, Lolo Lavid, Gabriel Cagigas, los hermanos Gandarillas, Carlos García... Cualquiera puede ser capaz de dar la sorpresa en una época del año en la que el rendimiento todavía no está afinado al 100%.

Lo que no será una sorpresa es la capacidad organizativa de la PB Madrileña que preside Alfonso Azpiazu, que como siempre ya tiene todo preparado para la cita. Un oasis bolístico en la inmensidad de la jungla madrileña que tiene Liga propia, dos boleras y que atiende a los jugadores a la perfección. Las previsiones de tiempo son favorables, aunque las diferencias de temperatura harán que los más madrugadores de sábado y domingo lancen con jersey y el resto pueda hacerlo en manga corta.

El formato del concurso contempla que los ocho mejores de la fase clasificatoria disputen los cuartos de final y posteriormente los dos mejores pasen a jugar la final, siendo estos los únicos bolos que se arrastran. En total, la competición repartirá 4.200 euros en premios y estará juzgada por Manuel Díaz-Obregón y Felipe Díez Llorente.

Serán 54 los jugadores que busquen el primer entorchado de la temporada, una competición que supondrá además un parón en todas las competiciones ligueras.

Los jugadores no estarán solos, puesto que los aficionados cántabros, ávidos de bolos a estas alturas del curso, también pondrán rumbo a la capital de España para asistir a la primera final de la temporada. Hasta el domingo hasta eso de las diez de la noche no se sabrá el campeón. Hasta entonces, muchos bolos, buen ambiente y muchas conversaciones a pie de corro. Una de las citas del año

Temas

Bolos