Bolos

Víctor continúa imparable

Víctro González, ayer al birle en Panes. /Miriam Velarde
Víctro González, ayer al birle en Panes. / Miriam Velarde

El astillerense, que suma ya nueve victorias en el Circuito de este año, se deshizo en la final del San Cipriano de Lolo Lavid, al que aventajaba en trece palos antesdel último concurso

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

Víctor sumó ayer uno más. Esta vez en Asturias.En Panes, para más señas, uno de esos concursos que toman sabor añejo si se les pone el apellido de CINA... y si se echa mano de la historia para comprobar que ya ha cumplido 115 años: el San Cipriano. Ni Lolo Lavid ni nadie pudieron con la pujanza del joven campeón de Cantabria, que en constante progresión se alzó con un nuevo título en Panes.

Javier Miranda,Carlos García y Pedro Gutiérrez se quedaron por el camino ya en los cuartos de final en una competición que si no fuera por la presencia de Víctor hubiera sido probablemente la más abierta de todo el Circuito. Como ya lo parecía de partida, en ausencia de Óscar, Salmón, Haya y, a la postre, de RubénRodríguez. Porque el aún capitán de Peñacastillo ya de vacaciones, no participó en una competición para la que estaba inicialmente clasificado, dejando un poco más llano el camino a sus adversarios.

Julian Crespo pasó a semifinales como inesperado líder provisional de la cita asturiana, seguido por un Rubén Túñez que también veía cómo se le presentaba una magnífica ocasión para anotarse su primer concurso oficial de 2018. Pero siempre al acecho se colocaba ya Víctor González, a seis palos del líder y a uno solo del de La Cavada. Algo similar debía pensar Lolo Lavid, que aunque llegaba a los semifinales a once bolos de Crespo tenía también una muy buena oportunidad de estrenarse en un 2018 que se le ha dado peor que 2017.

En semifinales Víctor comenzó a meter presión a sus rivales con 140 palos que engrosaban su renta con Lolo Lavid, el compañero que le tocó en suerte en su concurso, mientras que Túñez yCrespo se citaban con esa ligera ventaja inicial, pero también con la presión de tener que competir contra los buenos registros del astillerense, un adversario muy difícil de seguir.

Tanto que, efectivamente, la final repitió el concurso entre Víctor y Lavid, un nuevo mano a mano entre un campeón de España y otro de Cantabria (en el segundo caso el vigente) que se resolvió a favor del gran favorito, que hizo valer al final su condición para seguir sumando victorias en un 2018 arrollador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos