Massa, la 'pole' que emocionó a Spielberg

Massa celebra la 'pole' en Austria. /
Massa celebra la 'pole' en Austria.

Sorpresa mayúscula en el Red Bull Ring: el brasileño saldrá desde la primera posición del GP de Austria, con Alonso cuarto y Hamilton noveno

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMADRID

Decir hace un año que veríamos un doblete de Williams en la parrilla de salida de un gran premio hubiera sido poco más que un signo inequívoco de locura transitoria. Que ese doblete iba a estar liderado por Felipe Massa, prácticamente supondría una llamada a las autoridades pertinentes. Pero este sábado, 21 de junio de 2014, coincidiendo con el solsticio de verano, Felipe Massa consiguió acabar con el dominio total de Mercedes en los sábados y sumó la pole número 16 en su carrera deportiva.

El piloto brasileño ha tardado 102 grandes premios en lograr otra pole, ya que la última fue en aquel agridulce Gran Premio de Brasil de 2008, donde se proclamó subcampeón del mundo. Massa ha confirmado que las buenas sensaciones que dio Williams en las últimas carreras son una realidad y no un espejismo, y el segundo puesto de Valtteri Bottas no es más que una reafirmación de lo que ya se sospechaba: el FW36 es uno de los mejores monoplazas de este año. Otro asunto es que puedan confirmar esta pole con, al menos, un podio este domingo, ya que si por algo se ha caracterizado el equipo de Grove en los últimos tiempos es por desaprovechar sus oportunidades.

Si Williams fue el gran triunfador de este sábado, sin duda, hay mucho más que debatir en torno a qué equipo ha decepcionado más de los de arriba. Los contendientes al GP de Austria premio son Red Bull y Mercedes. Los primeros no han ido bien en todo el fin de semana, pese a gozar del factor campo. Daniel Ricciardo, último ganador en Canadá, y Sebastian Vettel, no encontraron el punto de rendimiento a su coche durante todas las sesiones de libres, y en la clasificación se confirmó que este es un circuito donde sufren más de lo que desearían. La prueba de ello es el botín obtenido este sábado: Daniel Ricciardo saldrá quinto, mientras que Sebastian Vettel -por segunda vez esta temporada- no pasó de la Q2 y partirá duodécimo.

El otro gran decepcionado del sábado es Mercedes. La escudería que ha dominado en todas las sesiones de clasificación de la temporada hasta el momento se quedó por primera vez no sólo fuera de la pole, sino también de la primera fila de parrilla. Nico Rosberg y Lewis Hamilton erraron en sus intentos en la Q3 y, aunque el alemán no pudo con el empuje de los Williams, lo del británico fue sólo por sendos errores propios. De los dos intentos en la Q3, Hamilton falló en los dos. En el primero se salió en la curva 8 y la FIA, tal y como había avisado, le quitó los puntos por haber cruzado con las cuatro ruedas el exterior de la curva. Peor fue el segundo fallo que cometió: iba en tiempos de récord cuando se salió ligeramente del circuito, hizo un trompo y se quedó tirado fuera de pista. La consecuente bandera amarilla, además, obligó a Rosberg a aflojar y se quedó sin opciones de disputarle el mejor tiempo de Bottas.

Pero el finlandés también se quedó con las ganas, porque mientras Hamilton se estaba saliendo de pista, Felipe Massa mejoraba el tiempo de su compañero y marcaba un imposible 1:08.759 que le aupaba en el momento idóneo al primer puesto de la tabla de tiempos. A sir Frank Williams, fundador y aún jefe de la escudería, se le saltaban las lágrimas en su silla de ruedas, mientras veía por fin otro doblete de sus pilotos al frente de la parrilla. La última vez había sido en el Gran Premio de Alemania de 2003, cuando Juan Pablo Montoya marcó la pole por delante de Ralf Schumacher.

Alonso, «con uñas y dientes»

En medio del caos, Fernando Alonso firmó la cuarta posición. El español saldrá cerrando la segunda fila de la parrilla, por delante de Daniel Ricciardo, tras conseguir una vuelta que, en sus palabras, «no fue súper», pero que le sirve para partir desde un puesto más que aceptable de cara al objetivo del podio. Visto el rendimiento de Kimi Räikkönen, que entró en la Q2 y en la Q3 con sufrimiento, el resultado final de los pilotos de Ferrari es más que óptimo.

Alonso, que una de las primeras cosas que hizo fue ir a abrazar a su excompañero Massa para darle la enhorabuena, prometió que al menos defenderá la posición «con uñas y dientes», aunque tiene claro que el podio es factible. No en vano, esta ha sido su mejor clasificación de la temporada. «Tenemos que aprovechar cualquier oportunidad. Es una coincidencia que estemos cuartos en parrilla, y hay gente detrás que irá más rápido que nosotros. No creo que Hamilton esté detrás nuestro toda la carrera; tarde o temprano nos adelantará. Por tanto, vamos a intentar gestionar bien la estrategia y hacer una carrera sólida, prometió.