‘Checo’ Pérez, sancionado con siete puestos en Brasil por imprudente

Sergio Pérez/
Sergio Pérez

Su maniobra dejó tocado el Ferrari de Räikkönen, le provocó el abandono a Sutil e hizo salir al ‘safety car’.

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROmadrid

A Sergio Pérez ya le están empezando a cambiar el mote de Checo por Choco. El mexicano provocó este domingo en Austin un accidente que le costó no sólo su propio abandono, sino también el de Adrian Sutil, y la FIA ha sido implacable. Los comisarios le han castigado con la pérdida de siete puestos en la parrilla de salida del Gran Premio de Brasil de este próximo fin de semana, penúltima cita del campeonato. El comunicado de los comisarios es lo suficientemente explícito para entender el enfado de dirección de carrera y la consecuente decisión: «el piloto del coche 11 (Pérez) no podía esperar completar esa maniobra razonablemente. Su choque con el coche 99 (Sutil) fue imprudente». Además de Sutil, que había logrado un heroico noveno puesto en parrilla el sábado, también Kimi Räikkönen se vio afectado por la acción de Pérez, y la parte trasera de su Ferrari quedó dañada para toda la carrera.

Esta acción llega en un momento crítico para Sergio Pérez. Su compañero Nico Hülkenberg -que tampoco acabó en Austin, aunque por avería- renovó su contrato con Force India la semana pasada, mientras que el futuro del mexicano está por ver. A través de twitter, Pérez confesaba este lunes que el de Austin fue «uno de los días más tristes» de su carrera, pero el problema es que ya es reincidente.

No es la primera acción de este estilo que le cuesta un castigo a Checo. Ya en el Gran Premio de Canadá dio al traste con la carrera de Felipe Massa, cuando se cruzó en la trayectoria del brasileño y le hizo chocarse. Le cayeron cinco puestos de sanción para la siguiente carrera, Austria.