Alonso, más cerca de puntuar

Alonso sale del garaje de McLaren. /
Alonso sale del garaje de McLaren.

El asturiano se mete en el grupo del medio, mientras su compañero Button sufre problemas por los dos

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROmadrid

El viernes del Gran Premio de Baréin de Fórmula 1 ha dejado claras varias cosas: que Mercedes puede hacer y deshacer a su antojo, ya que tienen ritmo y potencia suficiente para imponer el tempo de la parrilla, y que McLaren mejora, poco a poco. Fernando Alonso tuvo una jornada todo lo plácida que pudo, no así su compañero Jenson Button, que tanto en los primeros libres como en los segundos acabó en 'boxes' nada más salir. Todo le ocurrió al británico. Primero, los problemas eléctricos, que llevan siendo una pesadilla constante para la unidad de potencia Honda desde su implementación en el chasis McLaren, le dejaron tirado cuando estaba enfilando su primera vuelta cronometrada del día. Desesperados, los ingenieros del equipo inglés optaron por cambiarle las baterías y la centralita. Parecía que iba a funcionar. De hecho, en los segundos libres salió a rodar, pero cuando llevaba tres vueltas el MP4/30 le dejó tirado en la curva once.

De este desastre se libró Fernando Alonso, cuyo rendimiento este viernes, tanto en altas temperaturas se llegaron a superar los 50ºC en la primera sesión-, como con bajas, mostró un rendimiento óptimo. Su McLaren funcionó todo lo bien que puede hacerlo e incluso pudo probar distintas piezas aerodinámicas y obtener datos de cara a las sesiones de este sábado. Alonso fue séptimo en los primeros libres, marcados por el bajo rendimiento a una vuelta de unos Mercedes obscenamente escondidos, y duodécimo en una segunda sesión en la que Nico Rosberg y Lewis Hamilton se destaparon sin complejos.

Alonso está más cerca, por tanto, de alcanzar el objetivo de los puntos. En la segunda sesión, en condiciones de pista más parecidas a las que se encontrará el sábado y el domingo, el asturiano estuvo constantemente en el ritmo de la zona media. No en vano, entre el octavo y el decimotercero había sólo medio segundo de diferencia. Esto implica para Alonso que, si consigue pasar el corte de la Q1 a la Q2 este sábado, se habrá quitado un buen puñado de rivales y, por tanto, tendrá relativamente más fácil entrar entre los diez primeros el domingo. Siempre y cuando la mecánica, la suerte y una pizca de genialidad le acompañen en el circuito donde logró su primera victoria con Ferrari hace ya cinco años. Los problemas de Button es lo que más preocupaba a un Alonso que afirmó ante los medios que entrar en la Q2 está ahí. El equipo está haciendo un trabajo fenomenal y aquí estamos a 1,5 de Mercedes hoy, aunque será algo más mañana. Ya no estamos a 3 o 4 segundos. Sin tener una mejora en caballos o una pieza aerodinámica mágica, hay pequeños detalles que están engranados perfectamente, se congratulaba el asturiano.

Para Carlos Sainz Jr. fue una jornada más agria de lo previsto. El madrileño, que como el resto de pilotos españoles recibió la visita del rey Juan Carlos, finalizó en una gris decimocuarta plaza, diez puestos más debajo de los que consiguió en la primera tanda. Sainz estuvo ensayando diferentes piezas en el Toro Rosso, pero no salió satisfecho de esta jornada. Nuevamente, su objetivo será puntuar, aunque previsiblemente lo tendrá más fácil que Alonso.

Polémicas de Vettel y Hamilton

La razonable tranquilidad que hubo durante buena parte del día, saltó por los aires cuando ya se contaban los minutos finales de la segunda tanda de entrenamientos libres. Primero el causante fue Sebastian Vettel. El alemán salió de 'boxes' para encarar sus últimas vueltas cuando se encontró con Sergio Pérez que en su Force India estaba luchando con un Sauber. El alemán clavó el pie para evitar, pero los frenos no funcionaron como tenía previsto y acabó tocándose con la parte trasera del monoplaza de Pérez. Resultado: alerón roto, enfado monumental de Vettel y bandera roja en pista hasta que los comisarios pudieron retirar de la pista los trozos del alerón de Ferrari roto. No hubo castigo.

Algo más polémica fue la partida de Hamilton a hacer su último 'stint' en los segundos libres. El británico se encontró con dos monoplazas que esperaban en la línea del 'pit lane' para hacer un ensayo de salida tan necesario para el domingo y en lugar de esperar a que ellos la hicieran y arrancar después, les adelantó por la parte de fuera, el carril lento, para no perder más tiempo. Aunque Hamilton consideró eso totalmente legal, los comisarios decidieron investigar dicha acción.