Fernando Alonso pide paciencia

Fernando Alonso en una rueda de prensa. /
Fernando Alonso en una rueda de prensa.

El piloto asturiano afirma que está en el mejor momento de su vida, pide calma en torno a la situación de McLaren y no cree en la mejora de Ferrari

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROmADRID

Más de 6.000 aficionados respondieron a la convocatoria twittera de Fernando Alonso. El español pidió en la red social a sus seguidores que le enviaran sus dudas, y se desbordaron sus previsiones. El piloto asturiano vio inundada su columna de menciones, algo más de lo habitual, con las cuestiones de unos enfervorecidos fans que, con más o menos educación, aprovecharon la oportunidad de recibir la respuesta de su ídolo.

Alonso seleccionó 31 preguntas. Un porcentaje bastante bajo, pero dado que muchas de ellas iban hacia el mismo lado, Alonso respondió las que creyó más interesantes. Aparte de las de promoción de su nuevo museo y circuito en Asturias, Alonso dio el primer titular en la pregunta: «¿Qué te gusta más de la Fórmula 1: la aceleración o la velocidad en curva?». El español no se mordió la lengua (en este caso los dedos), y aprovechó para darle un palo a los actuales motores: «las curvas rápidas, las fuerzas G. ¡El sonido de los motores antiguos!».

Más duro fue cuando aprovechó para darle un nuevo dardito a los que creen que Ferrari ha mejorado este año con respecto al anterior. Aunque ya llevan una victoria y se han subido al podio en todas las carreras salvo en dos, Alonso ironiza cuando le preguntan por qué en los últimos años siempre ha cambiado de equipo justo antes de que dicho equipo mejorara. «Subcampeón en 2010, 2012, 2013. No entiendo lo de que siempre mejoran», respondía Alonso por Twitter. Y es que el asturiano está seguro de que ha tomado una buena decisión. Sólo que no está obteniendo los frutos deseados. «Merecerá la pena (la espera). Somos impacientes. llevamos 8 carreras. en un proyecto que empieza de cero», se justificaba el español. Tampoco cambiaría nada. «De los karts he llegado a la F1, Renault, Ferrari, McLaren-Honda. He ganado 2 títulos. No me atrevo a cambiar nada», afirma.

Y es que, pese a que los resultados deportivos no son ni mucho menos los deseados, Alonso asegura que está en su mejor momento personal. Buena parte de responsabilidad tiene su pareja, Lara Álvarez, que para él es «vida», y sobre todo una filosofía: «Creo en aprender de todas las situaciones. Si pasa algo es para enseñarte algo».

En cuanto a otros pilotos, Alonso contestó sobre dos, precisamente los dos últimos campeones del mundo de Ferrari. Por un lado, le preguntan que elija una batalla con Kimi Räikkönen, con quien lleva compitiendo desde que ambos debutaron juntos en la Fórmula 1. Pese a que le barrió, Alonso elige la temporada 2014 porque ambos llevaban el mismo coche.

Por otro, le preguntan quién ha sido su rival más duro. Y Alonso elije al corredor que más le hizo sufrir en pista: Michael Schumacher. Con el alemán se jugó el título de 2006 hasta el último momento, y ahora que está atravesando los peores momentos de su vida, Alonso tiene un recuerdo hacia él. Probablemente, buena parte de esta elección la ha hecho pensando en todo lo que ha vivido en Ferrari. Pese a que a día de hoy no es plato de buen gusto verles por delante y que Alonso sólo piensa en McLaren Honda, está claro que su paso por la fábrica de Maranello le ha cambiado, y mucho, la percepción de Schumacher.