Fórmula Uno

Maratón de Sainz para estrenarse con McLaren

Carlos Sainz, al volante del McLaren. /McLaren
Carlos Sainz, al volante del McLaren. / McLaren

La última jornada de test de Pirelli en Abu Dabi supuso el primer ensayo del madrileño al volante de la escudería británica | Dio 150 vueltas, unos 800 kilómetros, en el último día de trabajo de la Fórmula 1 en 2018

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMADRID

Carlos Sainz ya sabe lo que es pilotar un McLaren de Fórmula 1. El madrileño, que el martes ya se había puesto la ropa de su nuevo equipo, despidió un año inolvidable, tanto en lo personal como en lo profesional, con una auténtica paliza de vueltas.

Con un nuevo diseño, o al menos una versión aproximada del que llevará en 2019, Sainz estrenó por primera vez el '55' al volante del MCL33 que su mentor Fernando Alonso dejó hace sólo unos días. Para el joven madrileño fue un día de aprendizaje, fundamentalmente de procesos, tipo de conducción en un coche muy distinto al RS18 que pilotó en este mismo circuito el domingo y de cómo se comportan en la escuadra de Woking. En total, 150 vueltas, unos 800 kilómetros, que para el piloto madrileño fueron un auténtico máster acelerado.

«Mi primer día como piloto de McLaren ha sido como un sueño hecho realidad. Me he sentido muy bien cuando he completado mi primera tanda y debo decir que ha sido una jornada bastante completa», resumía un Sainz exultante, que en sólo un día completó casi tres veces la distancia de un Gran Premio en el trazado de Yas Marina. «Siempre va a haber algunos detalles que pulir a mi gusto y cosas nuevas a las que me tendré que adaptar, como el asiento y el estilo de conducción, pero he podido dedicar tiempo a adaptarme a los nuevos controles y procedimientos desde la primera vuelta. Ha sido una jornada muy positiva», destacó.

El recibimiento de Sainz en McLaren ha sido perfecto. Tanto el equipo como él han quedado muy satisfechos de cómo han sido sus primeras horas juntos, y se espera que próximamente, tras unos días de asueto, el madrileño viaje a Woking para involucrarse más en el proyecto del año que viene y conocer a fondo las instalaciones. «El equipo me ha hecho sentir como en casa desde la primera vuelta y desde ayer, cuando empecé a trabajar con ellos. He completado muchas vueltas y estoy agradecido al equipo por darme un coche tan fiable para iniciar esta nueva etapa», destacaba el tercer español que pilota para McLaren después de Pedro de la Rosa y Fernando Alonso.

Leclerc domina la jornada

Sainz marcó el quinto tiempo del día, en una jornada dominada por otro de los que cambian de equipo para 2019, Charles Leclerc. Para Pirelli fue un día más que positivo, mucho más que para los pilotos que ya estaban pensando más en el merecido descanso que tienen tras un frenético año. El monegasco marcó un tiempo más rápido que el de Sebastian Vettel, que será su jefe de filas en Ferrari, el día anterior, lo que no tiene mayor trascendencia. Lo más importante para todos es que no hubo banderas rojas (el martes sí hubo), por lo que pudieron completar el plan de trabajo previsto.

Los equipos de Fórmula 1 ya están, oficialmente, de vacaciones, después de estirar su estancia en Abu Dabi para los test que Pirelli había organizado. El objetivo de estas dos jornadas de pruebas era ensayar con los nuevos compuestos que van a estrenar en 2019, una evolución de los actuales donde se han focalizado en el objetivo de conseguir más espectáculo y, sobre todo, evitar carreras aburridas. La orden desde Liberty Media es clara: no quieren ver sólo una parada en boxes por Gran Premio ni neumáticos que duren casi 60 vueltas sin que la degradación les afecte lo suficiente. Después de un 2018 en el que ya han podido cambiar algunas dinámicas con respecto a la anterior etapa, Ross Brawn ya ha avisado de que no están dispuestos a aceptar de Pirelli otra cosa que no sea un papel protagonista en las estrategias de los equipos. Esto contrasta de manera radical con lo que, precisamente desde las escuderías, les solicitan: a neumáticos más estables, más sencillo es planificar una carrera.

Pero de estos test pocas conclusiones se pueden sacar. Lo único destacable es, precisamente, que el comportamiento de los neumáticos (en sus cinco compuestos) es bastante similar al visto en las últimas carreras de 2018, toda vez que por ello los equipos han aprovechado el día para empezar a montar algunas piezas que ya tienen diseñadas de los monoplazas de la próxima campaña. La próxima vez que se vean los Fórmula 1 en acción será en Montmeló para los test de pretemporada, ya en febrero.

Temas

F1
 

Fotos

Vídeos