GP de Austria

Márquez y las Ducati cumplen con el guión previsto

Marc Márquez, rodando sobre el trazado austríaco. /Jure Makovec (Afp)
Marc Márquez, rodando sobre el trazado austríaco. / Jure Makovec (Afp)

Dovizioso manda en MotoGP en una jornada incompleta por la lluvia | En Moto3, Jorge Martín se probó en el estreno de Jaume Masiá al frente de una tabla de tiempos

BORJA GONZÁLEZRed Bull Ring (Austria)

El guión previo al inicio del Gran Premio de Austria se cumplió en sus principales líneas argumentales en la primera jornada de entrenamientos. Por la tarde apareció la lluvia, por momentos con una alta intensidad, lo que dejó la sesión de la mañana como la única realmente útil si se mantiene la previsión meteorológica que habla de un sábado y un domingo en seco. Algo previsto por pilotos y equipos. Y en ese primer entrenamiento, también como se esperaba, fueron las Ducati las que marcaron el paso, con Marc Márquez muy cerca, incluso a la par que sus rivales, sobre todo Andrea Dovizioso y Jorge Lorenzo (la tercera GP18, la de Danilo Petrucci, se colocó en el tercer puesto de la clasificación, aunque pensando en ritmo de carrera por detrás de los tres citados).

«Lógicamente, habiendo tenido una única sesión como hemos tenido hoy se sigue pronosticando eso de lo que hablamos ayer. Sabíamos que nuestra moto iba a ir de partida rápida y Márquez sabe muy bien que tiene que trabajar en los detalles para tratar de jugársela con nosotros si quiere ganar la carrera. Así que me esperaba algo así», apuntó Dovizioso, el más rápido de MotoGP el viernes. «Marc lo tiene muy claro, tiene la situación bajo control en general en las distintas pistas. En las que no es tan competitivo debe empezar de manera agresiva y trabajar fuerte, como ha hecho hoy, y como hizo en Brno; y en las que puede apretar más es capaz de marcar las diferencias. Me esperaba que hiciese esto», continuó su análisis.

«En seco estamos bien, estamos bastante bien y sí que es cierto que las tres Ducati están primera, segunda y tercera, y han puesto neumático nuevo, pero Dovizioso ha demostrado que está muy bien, va rápido y constante; de momento yo diría que está un pasito por encima nuestro pero tenemos que entender todos los neumáticos y, a partir de ahí, ver cuál es el mejor para nosotros», reconoció Márquez, que después de la carrera de Brno aseguró sentirse esta vez con más opciones en la batalla frente a las Ducati en un trazado como el Red Bull Ring, que en dos años en el calendario sólo ha visto ganar a la moto italiana. «En Brno ya lo dije, que no me veía tan lejos porque llevábamos una buena base y esto no significa que vas a salir y vas a ser el más rápido, sino que vas a salir y vas a estar ahí. Y este era el objetivo número uno, salir y estar lo más cerca posible y estamos muy cerca. Analizando los tiempos creo que estamos preparados para hacer tercero o segundo, pero bueno, el objetivo es intentar trabajar porque la diferencia con Dovizioso es muy pequeña y es ahí donde tenemos que dar ese pasito para estar con él y luchar por la victoria».

Buenas sensaciones de Lorenzo

Dovizioso no falló, tampoco Márquez, ni Lorenzo, que reconoce que ha llegado a su mejor punto con la moto que disfrutará en las últimas nueve carreras de 2018. «Lo importante de hoy es que en seco hemos sido competitivos desde el principio y que cada vez me encuentro más cómodo, con más velocidad en la moto, la entiendo más, la conozco más», razonó el mallorquín que, al igual que Dovizioso, puso el acento en el buen inicio del líder de la general. «La verdad es que hoy le he visto muy fuerte, con mucha confianza desde el principio, ha sido el único o uno de los únicos que no ha metido neumáticos nuevos al final, aunque también es cierto que ha rodado medio segundo más lento, pero con un neumático de más de veinte vueltas tanto delante como detrás. Así que no sabemos realmente cuál es su velocidad a una vuelta con neumáticos nuevos. Pero pienso que hoy no habría sido mucho más rápido que el tiempo que ha hecho Dovi, habríamos estado más o menos ahí los tres», explicó, a la vez que reconocía tener como plan para el sábado encontrar un punto extra para pasar a ser él el que marque el paso en el resto del fin de semana.

Las Ducati y Márquez, con las Suzuki y, sobre todo, las Yamaha, algo más lejos. Maverick Viñales pudo terminar décimo, aunque de nuevo sin dejar grandes sensaciones y otra vez con el runrún acerca de la relación con su técnico, Ramón Forcada. «Los problemas que tenemos están fuera del box y no están bajo nuestro control, es una cuestión de Yamaha. Ramón y yo estamos trabajando bien y él está dando el máximo», intentó zanjar.

Valentino Rossi terminó justo por detrás de Viñales, en su caso reconociendo que los problemas con la moto se acentúan en el Red Bull Ring. «Para nosotros esta es la peor configuración de circuito, en la que sufrimos más. Así que para mí este trazado es el peor para nosotros», reconoció. «Aquí parece que la diferencia con los de arriba es mayor de lo habitual. Hoy he tenido mala suerte, porque he roto mi moto buena al principio del entrenamiento. El problema es que no he podido meterme en el top diez, aunque creo que mi potencial es un poco mejor, que puedo estar más cerca, pero va a ser difícil».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos