Automovilismo

Sordo: «Mi objetivo es luchar por la victoria en Portugal»

Sordo, en uno de los tramos del Rally de Portugal en 2017./EFE
Sordo, en uno de los tramos del Rally de Portugal en 2017. / EFE

Dani Sordo vuelve al Mundial en una prueba con mucha presencia de aficionados españoles y en la que Hyundai busca distanciarse más en la clasificación de marcas

Félix Ortiz Serrano
FÉLIX ORTIZ SERRANOSantander

Dani Sordo y Carlos del Barrio afrontan desde hoy el Rally de Portugal, la séptima prueba del Campeonato del Mundo. Una de las pruebas más míticas de todo el calendario y donde la afición española -van muchos cántabros- acude para apoyar al piloto de Hyundai. «El Rally de Portugal es muy bonito, sobre todo para nosotros con la gran cantidad de aficionados que viajan desde España para apoyarnos. Siempre hay un ambiente fantástico, lo que hace que sea un placer pilotar allí. Hemos tenido un descanso desde nuestro último rally, en Argentina, por lo que estamos bien preparados para Portugal. Mi objetivo es luchar por la victoria y conseguir tantos puntos como sea posible para el campeonato de marcas», señala Sordo.

Para Hyundai esta prueba es muy importante para el certamen de marcas, ya que tras la reciente doble visita a Sudamérica, donde los coreanos lograban el doblete en Argentina y un podio en Chile, Hyundai Motorsport cuenta con una ventaja de 29 puntos en cabeza de la tabla de constructores cuando la temporada se acerca a su ecuador. Para esta prueba, junto al cántabro estará Thierry Neuville que se vuelve a subir al volante tras su fuerte accidente en la última prueba disputada en Chile. En Portugal estará también un motivado Sébastien Loeb, que viene de subirse al podio en el país andino.

Tres etapas

La primera jornada de competición, hoy, contará con el regreso de especiales que se disputarán en la región de Arganil, por donde no se pasaba desde la edición de 2001. Por lo tanto, estas especiales resultaran novedosas para la actual generación de pilotos y copilotos, que tendrán que gestionar los cambios que se producen en la pista de la primera a la segunda pasada. Estas pistas suelen tener un firme muy duro, por lo que con el paso de los vehículos en la primera pasada se romperán para el segundo paso. Encontrar unos reglajes apropiados será fundamental para perder el mínimo tiempo posible. Además, esta etapa de hoy cuenta con el aliciente de que los equipos no pasarán por la asistencia en toda la jornada y tendrán únicamente un cambio de neumáticos entre los tramos de la mañana y la tarde.

La etapa clave será la de mañana sábado, ya que tiene un recorrido muy complicado con 160 kilómetros cronometrados que incluyen dos pasadas por Amarante (37,60 kilómetros), la especial más larga del fin de semana. Para el domingo están previstas cinco especiales, entre las que se encuentra el mítico tramo de Fafe (11,18 kilómetros), una de las especiales más famosas de todo el campeonato del mundo que se realizará en dos ocasiones. La segunda de ellas será la última del rally y servirá como Power Stage, especial en la que los pilotos se juegan puntos extra para el campeonato.