Automovilismo

Oriol Servià: «McLaren tendría que haberse preparado mucho más para Indianápolis»

Fernando Alonso, esperando para la sesión de clasificación en Indianápolis el pasado 18 de mayo. /Brian Spurlock-USA TODAY Sports
Fernando Alonso, esperando para la sesión de clasificación en Indianápolis el pasado 18 de mayo. / Brian Spurlock-USA TODAY Sports

El único piloto español que competirá en las 500 Millas opina que el equipo de Alonso se confió demasiado acerca de la dureza de la carrera del óvalo

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMADRID

El desastre de McLaren y Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis, para las que no se han clasificado, sigue siendo el tema en el óvalo más famoso del mundo a falta de unos días para la disputa de la carrera. Sin el asturiano, Oriol Servià será el único español en pista y su experiencia (esta será su undécima participación aquí) le convierte en una voz autorizada para analizar lo ocurrido.

«Es una pena que no hayan conseguido clasificarse. Sencillamente no lo han conseguido porque no han puesto en relevancia la dificultad de esta carrera ni lo cruel y difícil que puede ser. Creo que McLaren ha perdido un poco los papeles y tendrían que haberse preparado un poco más; en realidad mucho más. No solo para clasificarse, sino para estar en condiciones de luchar por la victoria, que para eso venían. Pero es así: las 500 Millas de Indianápolis son una carrera cruel», explica en una entrevista en 'Autobild'.

El catalán competirá con su habitual sello personal en el casco: a un lado, Salvador Dalí; al otro, el actor Bill Murray. No obstante, estuvo cerca de no hacerlo, ya que McLaren y Alonso se acercaron a él y a su equipo, el Team Stange Racing, para tratar de comprarle el asiento. Sobre esta posibilidad, Servià confiesa que se hubiera resignado, aunque también elogia la respuesta de Alonso. «Hablé con él, le dije que entendía perfectamente si cogía mi asiento, en el sentido de que entendía que no era nada personal y que está aquí para ganar la Triple Corona. Si McLaren hubiese llegado a un acuerdo con mi equipo, evidentemente es mala suerte para mí. No me hubiese gustado, aunque sé que no era algo personal. Pero ha reaccionado como un campeón: quiere hacerlo bien, con méritos propios», destaca el barcelonés.

Más información