La supervivencia del Racing, en manos de la Liga

Multitudinaria rueda de prensa en los Campos de Sport de El Sardinero/
Multitudinaria rueda de prensa en los Campos de Sport de El Sardinero

La Agencia Tributaria fue de nuevo inflexible con el club y ahora el objetivo es intentar convencer «por todos los medios» a la Liga para que permita su inscripción sin el certificado de pago a Hacienda

SERGIO HERREROSantander

Consejo, plantilla, cuerpo técnico, aficionados, medios... La sala de prensa de los Campos de Sport ha reunido a todos los estamentos del racinguismo en una "situación crítica" para el club. Y, aunque Hacienda ha sido la institución más citada en las últimas horas, ahora el futuro del Racing pasa a depender de la Liga de Fútbol Profesional. La directiva tiene hasta el jueves para preparar una argumentación jurídica que convenza al organismo presidido por Javier Tebas de que le permita la inscripción del equipo en Segunda División sin el documento que certifica el pago de la deuda a la Agencia Tributaria. El jueves, 31 de julio, a las 18.00 horas, deben encontrar la puerta de salida a este problema. Todo ello en una larga jornada en la que tras la negativa de Hacienda a aplazar la deuda del club verdiblanco se precipitaron las acciones y se multiplicaron las aleryas. De ahí la atípica rueda de prensa con directivos, plantilla, peñas y aficionados, la decisión de Jacobo Moltalvo de vender sus acciones al consejo y la manifestación convocada este miércoles por las peñas, a la que ya han anunciado los jugadores y el entrenador que se sumarán.

A favor del cuadro verdiblanco, el desencuentro entre Liga y Hacienda. En la LFP no gusta el cambio de postura del Ministerio, ya que ha pasado de ser permisivo a intransigente en un solo escalón. Y esa inflexibilidad podría ser la tumba para muchos clubes, como es el caso del Racing.

Durante la rueda de prensa los componentes de la directiva valoraron el escenario actual. David González Pescador pidió "a todo el mundo, un apoyo total. Estar unidos en estas 48 horas que tenemos por delante". En su opinión, "la alternativa no existe en este momento". De lo contrario, el siguiente paso será "la liquidación".

La Agencia Tributaria, según lamentó, tiene adoptada una "decisión inflexible" y "no hay posibilidad de que reconduzca su postura" y acepte la petición del club cántabro de que tenga en cuenta que existen "extraordinarias circunstancias que pueden dar lugar al aplazamiento de la deuda".

La entidad verdiblanca, una vez más en el abismo. Con todo lo que conlleva detrás. "Ésta es una situación terrible para el Racing y tiene unos responsables y vamos a ver qué podemos hacer. Lo estamos intentando todo", comentó González Pescador, en clara alusión a Ángel Lavín y Francisco Pernía.

"Hay que intentar inscribir al club y llegar a una ampliación de capital sólida y más ambiciosa, que nos lleve a superar esta inestabilidad", añadió. Y para llegar a esa ampliación de capital sólida es para lo que Moltalvo ha vendido sus acciones, por el precio sinbólico de una peseta, al consejo, que ya tenia de facto poder de decisión sobre ellas.

Junto a ello, González Pescador advirtió, no obstante, que las cosas no serán fáciles. En caso de que la LFP acepte inscribir al club, éste quedaría con Hacienda en una situación de "gestión compartida", por la cual el Racing podría seguir cumpliendo con las "obligaciones más perentorias", como el pago a la plantilla, pero "sin hablar de aplazamientos hasta que se paguen las retenciones".

Además, González Pescador reveló que "quienes han analizado nuestra documentación -Liga de Fútbol Profesional o Gobierno de Cantabria- lo han calificado de 'excelente trabajo'", e informó de que "el Defensor del Pueblo ha sido informado, tiene expediente abierto y ha manifestado que no está de acuerdo".

Por último, tras apelar a la "honradez" del actual Consejo de Administración del Racing y reconocer que "hay que pagar hasta el último euro de los impuestos", González-Pescador subrayó que el Racing se ha visto afectado por un "cambio de criterios" que se ha producido en Hacienda este año; que, a juicio del club cántabro no se debería aplicar "de manera drástica", porque origina más "quebrantos" al Estado que beneficios.

La negativa

La reunión con Hacienda durante la mañana se prolongó durante más de tres horas. No hubo salida. La Agencia Tributaria volvió a negar el aplazamiento de la deuda a la entidad verdiblanca.

Una deuda cuyo origen son retenciones a terceros, que en el caso del club cántabro asciende a 6.514.172 euros. Soledad García, responsable de la Agencia Tributaria, se mostró inflexible y llegó a afirmar que el aplazamiento supondría una prevaricación. Tampoco admitió el pago inmediato de 800.000 euros planteado por el Consejo de Administración del Racing, dinero procedente del G-30 y la LFP como adelanto de futuros derechos (audiovisuales, publicitarios) que recibiría el club cántabro en Segunda.