El Racing defiende que sus abonos son de los más bajos de España

Aficionados en las taquillas de El Sardinero./
Aficionados en las taquillas de El Sardinero.

El club presenta mañana la campaña para la próxima temporada, en la que los carnés, pese al descenso a Segunda B, sufrirán un aumento de entre el 10 y el 15%

JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

Definir los precios de los abonos de la próxima temporada está siendo uno de los principales quebraderos de cabeza del nuevo Consejo de Administración del Racing. Las distintas opiniones al respecto han hecho que el debate se haya prolongado durante semanas hasta tomar una decisión definitiva. Mañana, martes, el club presentará por fin la campaña de abonados para la campaña 2015-16, en la que los carnés sufrirán un aumento de entre el 10 y el 15% respecto a los precios del año pasado. El incremento medio por abono «rondará entre los 15 y 20 euros, lo que no supone ni un euro por partido», explica la directiva verdiblanca.

Así, los nuevos precios oscilarán entre los 484 euros de Tribuna Central, la zona más cara, y los 126 de las preferencias Norte y Sur, las ubicaciones más baratas. La Tribuna Principal rondará los 390 euros; la Este, 310; y la Norte y la Sur, 258. En cuanto a las preferencias, la Oeste subirá hasta 198 euros y la Este, a 159. Todo ello a falta de la confirmación pública que se producirá mañana y con la posibilidad de reducir el coste a través de las diferentes fórmulas disponibles, como ser accionista, peñista, jubilado o desempleado, entre otras, además de la antigüedad.

Distintas formas de descuentos

El Racing recuerda que está en marcha una segunda ampliación de capital, que permite a los aficionados, además de ayudar al club, obtener «descuentos importantes» en los abonos de las próximas temporadas, entre 20 y 60 euros por año en función de la cantidad invertida. El retorno oscila entre el 33% y el 100% de lo invertido. Los 12.762 accionistas que invirtieron en el anterior proceso tienen hasta el 17 de julio para ejercer su derecho de suscripción preferente de títulos. Estos descuentos son acumulables con otros que pueda tener el abonado, como el de antigüedad, jubilados, peñistas, jóvenes, infantiles, desempleados de larga duración...

A pesar del descenso de categoría, el Racing justifica la subida en que sus precios se encuentran entre los más bajos de España y que, en Segunda B, la venta de abonos es una de las pocas fuentes de ingresos que existen para las necesitadas arcas verdiblancas. El Consejo sabe que es una medida impopular, tal y como se ha podido apreciar estos días en los comentarios de los aficionados racinguistas cuando han empezado a surgir los rumores sobre el incremento. Por ello apela a la comparativa con otros clubes para demostrar que la subida de los precios está dentro de la lógica y se ajusta al mercado. Y los números le dan la razón.

El quinto más barato

En la temporada recién finalizada, el Racing fue el quinto club de Segunda con los precios más baratos: el coste medio del abono fue de 135,74 euros, teniendo en cuenta que el más caro, sin aplicar deducciones ni incentivos, costó 440 euros y el más barato, 40. Solo el Albacete, el Lugo, el Mallorca y el Leganés tuvieron tarifas más reducidas que el club cántabro. Los aficionados del resto de equipos de Segunda tuvieron que pagar más, sobre todo los del Osasuna (350 euros de media) y los del Alavés (320). Sorprenden los precios del Numancia, los terceros más caros, lo que explica la habitual desangelada imagen de Los Pajaritos, y del Llagostera, el más caro de todos los que debutaron en la categoría.

Si el análisis se hace de forma detallada en función de la tipología de los carnés, la situación es muy similar: los abonos de adultos del Racing fueron los sextos más baratos de la categoría (234 euros de media); los de los jubilados (147 euros), los quintos; y los de los jóvenes (92 euros) y adolescentes (84 euros), los segundos más baratos, solo superados por los del Lugo. Los abonos infantiles, aquellos destinados a niños de entre 6 y 12 años, con 75 euros de media, son los únicos que no se encontraban entre los más accesibles de Segunda, ya que había ocho equipos con mejores precios.

Con estos números en la mano, el Consejo de Administración ha decidido introducir este pequeño aumento de entre el 10 y el 15% para las tarifas de la próxima campaña, mismo porcentaje que el pasado año, aunque entonces justificado por el ascenso a Segunda. Hace dos temporadas, cuando se cayó al infierno de Segunda B, apenas hubo modificación en los precios (un 2%); y hace tres, en el primer año en Segunda después de una larga etapa en Primera, se bajaron los precios un 50%.

Definitivos

Los precios para la campaña 2015-16 serán los mismos con independencia de que el Racing milite en Segunda División B, opción más probable, o en Segunda. Un nuevo descenso administrativo del Elche es, ahora mismo, la única esperanza que existe para recuperar en los despachos la categoría perdida en el campo. Aunque remota, la directiva verdiblanca sigue agarrándose a esa posibilidad. En cualquier caso, hasta el 31 de julio no se sabrá de forma definitiva si la esperanza se convierte en realidad, por lo que no se podía esperar hasta entonces para poner en marcha la campaña de abonados, que ha sido diseñada de forma conjunta entre el Racing y una agencia madrileña experta en el mundo del fútbol, que, de forma gratuita, ha colaborado con el club.

A continuación de que se presente mañana la campaña, se pondrán a la venta los abonos. Al margen de en las taquillas, este año por primera vez se podrán adquirir los carnés a través de internet.