Adiós a un mito

Nando Yosu durante el partido de 2006 en el que el Racing consiguió la permanencia en Primera./
Nando Yosu durante el partido de 2006 en el que el Racing consiguió la permanencia en Primera.

El exentrenador y jugador del Racing ha muerto en el Hospital Valdecilla, a los 76 años de edad, debido a una insuficiencia respiratoria | Abierta la puerta 14 de El Sardinero para depositar velas y mensajes

RAFA TORRE POO / ASER FALAGÁNSantander

Fernando Trío Zabala (Munguía, 8 de julio de 1939-Santander, 20 de febrero de 2016), Nando Yosu para toda la sociedad cántabra, ha fallecido a la una y media de la tarde en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. No por esperada la noticia deja de producir una gran conmoción por la pérdida de una figura que había catalizado el respeto y, fundamentalmente, la simpatía general.

Quien fue entrenador del Racing en seis etapas y jugador en otras dos padecía desde hace casi una década la enfermedad de Alzheimer, que tras los primeros síntomas se fue recrudeciendo hasta obligarle a ingresar en la Residencia de San Cipriano. En los últimos tiempos su dolencia le había obligado a retirarse completamente de la actividad pública, pero su figura ha permanecido inmutable como un símbolo de unidad y dignidad del racinguismo en unos momentos críticos.

Una de sus últimas apariciones públicas se produjo con motivo de la inauguración de los nuevos equipamientos de entrenamiento del Racing en La Albericia, que desde su remodelación integral tienen precisamente como nombre oficial Instalaciones Nando Yosu. En aquel momento ya se evidenciaba el avance de la enfermedad, y posteriormente ya no participó en ninguna actividad del club, que ha seguido muy pendiente de su estado de salud, pero respetando siempre la intimidad familiar.

De sangre verdiblanca

Yosu era un tipo normal dentro y fuera de los terrenos de juego. Alguien que fue capaz de ser sencillo en un mundo tan mercantilizado como el del fútbol. Quizás, por eso, nunca renunció al chándal. Le encantaba, pero tenía que ser verde y blanco y con el escudo de su Racing en el pecho. "Os puedo asegurar que mi sangre no es roja, es verdiblanca", llegó a decir.

Tuvo la suerte de presenciar los homenajes y reconocimientos que le brindaron. Solo él puede presumir de haber obrado el milagro de la salvación en cuatro ocasiones. Fue el mayor salvador que ha tenido el Racing en su centenaria historia. Un comodín del que se tiró siempre que hizo falta, y que siempre funcionó. Un talismán de carne y hueso. Logró salvar al equipo del descenso a Segunda División en cuatro ocasiones. La primera, en la campaña 1995-96, en la que sustituyó a Vicente Miera. Dos años más tarde, en la 1997-98, con un Racing al borde del abismo, fue requerido tras la destitución del también cántabro Marcos Alonso. No sería la última vez, ya que el destino aún le reservabaun acto de pericia inigualable. En la temporada 2004-2005 tuvo que volver a inventarse una vez más su particular teoría en los banquillos para salvar de un descenso anunciado jornadas antes. En aquella ocasión fue Lucas Alcaraz a quien le tocó sustituir. Finalmente, fue a Manolo Preciado a quien tuvo que reemplazar un año después. Fue una tarde épica, en mayo de 2006, ante Osasuna, una jornada antes del final de Liga. Su imagen, llevado en volandas por sus jugadores, y sus lágrimas pegaron en lo más profundo de los corazones verdiblancos. Lo volvió a conseguir. Una vez más.

Dilatada trayectoria

Yosu sufría desde hace años una enfermedad degenerativa que, poco a poco, le fue apartando de la vida pública. El lunes 15 de febrero una crisis respiratoria le obligó a ingresar en el Hospital Valdecilla, donde finalmente ha fallecido hoy. La enfermedad de Alzheimer ha robado al racinguismo a su figura. En el recuerdo colectivo aún se encuentra su última aparación: fue en 2011 para inaugurar las entonces nuevas instalaciones de La Albericia. Tras su remodelación, el cuartel general del Racing, donde entrena el primer equipo y las categorías inferiores, llevan el nombre de Nando Yosu. Allí, acudió, aunque los primeros efectos de la enfermedad ya eran visibles.

Los más jóvenes quizás solo recuerden su etapa como entrenador, aunque Yosu llegó a disputar como jugador 400 partidos en Primera división y ganó dos Copas de Feria con el Valencia. Colgó las botas en la Gimnástica desde donde empezó a entrenar y, entonces, su leyenda no dejó de crecer.

En el Racing se jubiló en 2009, cuando ocupaba un cargo de asesor deportivo, pero antes le tocó hacer de todo. En 2014, las peñas quisieron hacerle un homenaje y para ello encargaron un mural con un retrato del entrenador que desde entonces luce en una de las esquinas del estadio. Un nutrido grupo de aficionados pidió que se le pusiera su nombre a una de las puertas de El Sardinero.

Ahora, todos, lloran su perdida, porque lo que significa Nando Yosu para los aficionados racinguistas es irremplazable. En El Sardinero, cuando vengan mal dadas, se le echará en falta. Y no solo en el campo porque, siempre que pudo, se dejó ver la zona, paseando y saludando afable a todo el que se le acercaba. Porque Nando Yosu era el Racing, y el Racing no sería lo mismo sin Nando Yosu. Descansa en Paz.

Abierto El Sardinero para honrar a Yosu

Las peñas del Racing han suspendido el pasacalles que tenían previsto realizar este domingo, antes del partido frente al Sporting B, con motivo del 103 aniversario del club. La cita, que estaba prevista que saliese a las 15.30 horas de la calle Tetúan, finalmente no se realizará.

Además, el club verdiblanco abrirá El Sardinero para que los aficionados puedan honrar la figura de Yosu. Los seguidores podrán depositar velas delante de las fotografías existentes en Tribuna Norte de quien fuera jugador, entrenador y secretario técnico verdiblanco, así como escribir unas palabras de recuerdo hacia su figura en el libro de firmas habilitado en la misma zona del estadio, la Curva Nando Yosu.

El acceso a Los Campos de Sport se realizará por la puerta número 14, que permanecerá abierta hoy sábado 20 de 18.30 a 21.00 y mañana domingo día 21 desde las 10.00 hasta las 14.00 horas.

Este pequeño homenaje se suma a los actos preparados, para honrar la memoria de Yosu, para los prolegómenos del partido que el Racing disputará en Los Campos de Sport ante el Sporting B mañana domingo, 21 de febrero, a las 17.00 horas.