Ciudadanos, en contra de poner dinero público en el Racing

Rubén Gómez y Juan Ramón Carrancio antes de dar la rueda de prensa./
Rubén Gómez y Juan Ramón Carrancio antes de dar la rueda de prensa.

Rubén Gómez y Juan Ramón Carrancio han explicado que la decisión la toman por "responsabilidad" y por "coherencia", porque las arcas de Cantabria no están para grandes alardes"

EFEsantander

El portavoz de Ciudadanos en el Parlamento de Cantabria, Rubén Gómez, se ha mostrado este miércoles en contra de destinar dinero público al Racing a través de un convenio de patrocinio. En su opinión, esta fórmula baraja unas "cantidades desorbitadas" que están "absolutamente fuera de mercado".

Gómez, acompañado por el diputado Juan Ramón Carrancio, ha explicado que su grupo rechaza que el Gobierno regional suscriba un acuerdo de patrocinio con el Racing por "responsabilidad" y por "coherencia", porque considera que actualmente "las arcas de Cantabria no están para grandes alardes". "La situación económica de la región es muy delicada y se debe priorizar", recalcado.

Gómez ha opinado que si el Gobierno dice que "no hay dinero" para aumentar las partidas presupuestarias destinadas a la comarca del Besaya, la teleasistencia, las mejoras de la accesibilidad o la lucha contra los incendios forestales, es "inasumible" destinar recursos públicos a una empresa privada como el Racing de Santander. Y ha añadido que otro factor que "echa para atrás" a Ciudadanos a la hora de dar su visto bueno al contrato de patrocinio con el Racing es que el convenio tiene un "objetivo finalista", porque se trata de cubrir la deuda que el club tiene con Hacienda.

Gómez ha afirmado que si la comunidad autónoma fuera "solvente" y sus cuentas estuvieran "saneadas", la postura de Ciudadanios podría ser otra, pero ha insistido en que ahora la prioridad debe pasar por "dar los mejores servicios posibles a los ciudadanos".

"El dinero de todos los cántabros es un bien que hay que medir y cuidar mucho", ha destacado Gómez, quien considera que Ciudadanos, aún siendo conscientes de las "implicaciones sociales y sentimentales" que tiene el Racing, no puede estar a favor de destinar más recursos públicos a este club que ha tenido una "nefasta gestión de forma reiterada, que ha costado mucho dinero a los cántabros".

Gómez ha relatado que, desde 1995, es abonado del Racing, además de accionistas tras participar en todas las ampliaciones de capital, por lo que considera que su racinguismo no puede ser puesto en duda. "A nivel particular he invertido mi dinero cuando tenía más y cuando tenía menos", ha añadido, insistiendo en que como representante de Ciudadanos tiene que tratar este asunto "no como una cuestión sentimental, sino de responsabilidad".

Además, Gómez ha destacado que tanto los diez millones a diez años que pide el Racing al Gobierno a través del contrato de patrocinio, como los cinco que baraja conceder el Ejecutivo, son "cantidades desorbitadas", que están "absolutamente fuera de mercado".

Según Gómez, por ese dinero se podría hacer una campaña internacional de promoción con "mucha mayor penetración" y ha insistido en rechazar el "objetivo finalista" del contrato a firmar con el Racing, preguntándose si la deuda del club fuera inferior, no lo sería también la cantidad que se destinaría al club.

Preguntado por otros contratos de patrocinio que tiene Cantabria como empresas privadas, como el suscrito con Ryanair, Gómez ha declarado que cuando llegue el momento de su renovación Ciudadanos fijara su postura estudiando los datos que recabe.