Los condenados por el asalto al palco del Racing no irán a la cárcel

Los acusados durante el juicio este jueves./
Los acusados durante el juicio este jueves.

La sentencia condena además a los dos implicados en el suceso de El Sardinero a 4,5 meses de prisión, sustitutiva por el pago de una multa

MARCOS MENOCALsantander

Cuatro meses y medio de prisión para los dos implicados en el asalto al palco del El Sardinero por un delito de invasión. Al reparar el daño causado mediante el pago de una multa económica, ninguno de los dos ingresará en prisión. Ahora bien, las penas quedan suspendidas con la condición de que no delincan en el plazo de dos años. Si se quebrantara dicha condición, automáticamente se les revocaría la pena y entrarían en la cárcel.

Por otro lado, la jueza que ayer dicto sentencia en relación a los sucesos acaecidos el pasado 8 de enero de 2014 en el estadio de El Sardinero, prohibió la entrada de ambos condenados a recintos que alberguen espectáculos deportivos de fútbol por espacio de un año y medio. Por último, uno de ellos, además, recibió la pena de un año y medio más de prisión por un delito de lesiones, ya que ha quedado probado según la sentencia que lanzó una silla que impactó en la cara de un guarda de seguridad causándole la rotura de varios dientes.

Así ha terminado el juicio por los incidentes ocurridos en el partido de Copa del Rey que el Racing jugó contra el Almería, cuando se vivía el momento de máxima tensión entre la masa social verdiblanca y el entonces presidente, Ángel Lavín Harry, antes de que se le desalojara del club definitivamente el 30 de enero de ese mismo año.

La defensa y la Fiscalía ya habían negociado en los últimos días un acuerdo para intentar rebajar las penas un tanto elevadas que en un principio se solicitaban para los dos acusados. Cuando ya todo estaba pactado, la Fiscalía dio un giro inesperado en sus pretensiones y hubo que retomar nuevamente la negociación. No obstante, el acuerdo se centró en la rebaja de las penas, al entender por ambas partes que eran excesivas, por lo que no fue muy complicado darle carpetazo.

Lo que no podrán hacer los dos condenados será acceder al estadio del Racing (ni a ningún recinto deportivo) durante un año y medio. Esta medida es muy utilizada en Inglaterra, aunque en ese país los condenados son retenidos durante el horario del partido en una comisaría. Por último, el condenado por delito de lesiones tendrá que pagar una indemnización de 585 euros, además de estar a la espera de que la víctima presente una factura por el arreglo de la boca que también deberá ser abonada por el condenado. Hasta el momento, se han puesto a disposición del juzgado 1.615 euros para reparar el daño causado. La cantidad que sobre, si es que finalmente sobra, será devuelta al finalizar el proceso.