Berdejo facturó al Racing casi diez veces más de lo estipulado, según el Colegio de Abogados

Juan Antonio Berdejo, en una Junta de Accionistas del Racing en la que ejerció como secretario/
Juan Antonio Berdejo, en una Junta de Accionistas del Racing en la que ejerció como secretario

Los letrados cántabros valoran en 35.382 euros las tres minutas por las que el exsecretario del club exige 295.043,22 euros más IVA

SERGIO HERREROSantander

La demanda por la que el exsecretario del Racing Juan Antonio Berdejo reclama 356.916,29 euros más el 21 por ciento de intereses al Racing ha sufrido un duro revés en los últimos días. El juicio se suspendió el pasado 26 de abril, sin fecha, a la espera de los informes de peritaje de los Colegios de Abogados de Santander y Madrid. Y el de los letrados cántabros ha rebajado ostensiblemente las cifras solicitadas por Berdejo. En concreto, las ha minimizado casi a una décima parte. Si por tres facturas el exabogado racinguista exigía el pago de 295.043,22 euros más IVA, el colegio cántabro estima que por esos servicios no debería cobrar más de 35.382,55 euros más el IVA pertinente . Ahora falta por llegar el informe de peritaje de los letrados madrileños, correspondiente a una factura con un montante de, aproximadamente, 60.000 euros.

Con esta información, el juez, Javier Gómez Hernández, tendrá que decidir, ya que el Colegio de Abogados de Santander simplemente se limita a valorar la cuantificación de los servicios prestados. Si son «indebidos», «innecesarios», «facturados previamente» o «una arbitrariedad del actor», como argumentó el Racing en su escrito de contestación, lo tendrá que decidir el propio magistrado a la hora de dictar sentencia.

Una vez el juez y las partes reciban el informe que falta por llegar desde la capital de España, se podrá poner una fecha a la reanudación del juicio en el que, además del análisis de los documentos, se espera la comparecencia como testigos de Juan Antonio Sañudo, expresidente y actual presidente de honor del Racing; David González Pescador, exsecretario y exmiembro del Consejo; Raúl Serrano, exsecretario y exconsejero de la directiva nombrada en la Junta en la que se cesó a Ángel Lavín; la procuradora Cristina Dapena, y un consejero durante el mandato de Harry:Manolo Saiz. Todos ellos no se presentaron a la anterior citación. Sí que respondieron al llamamiento del juez, aunque su testifical fue aplazada, el propio expresidente, Ángel Lavín, y el socio de Juan Antonio Berdejo, José María Ferrer.

"Tres burofaxes"

El único testimonio que se pudo escuchar durante las cerca de dos horas que duró la sesión fue el del propio demandante. Ante el interrogatorio de la defensa, representada por el presidente del club, Manolo Higuera, el exsecretario racinguista trató de justificar cada una de las facturas reclamadas en la demanda. «Si estamos aquí es porque ustedes han querido. Yo he enviado hasta tres burofaxes que no han recibido respuesta», dijo Berdejo, culpando al Racing por no haber hecho frente a las cantidades exigidas. Además negó, tal como afirma la defensa, haber minutado 290.000 euros al Racing: «Yo he facturado mensualmente, de junio de 2012 a abril de 2013, facturas por cuatro, cinco, o 6.000 euros por las actuaciones realizadas», alegó. A eso habría que añadirle los 120.000 euros facturados «a la directiva de Juan Antonio Sañudo por un asunto procesal, a lo cual el club no objetó».

Tras la suspensión del juicio, el letrado del Racing, Manolo Higuera, dijo que esta demanda «es una cuestión que me pone negro. Me resulta absolutamente incalificable». En su opinión, la actuación de Berdejo es «profesionalmente nefasta. Tratar de facturar del orden de 700.000 euros en 17 meses a una empresa quebrada es desproporcionado y eso es lo que estamos tratando de demostrar». Además, bajo su criterio, «la inmensa mayoría de las actuaciones que factura no se corresponden con la realidad, son innecesarias o absolutamente desproporcionadas». Por último, destacó la importancia de unos informes periciales que, visto el resultado del primero de ellos, pueden cambiar de forma considerable el resultado de la demanda, aunque «la documentación que ya obra en autos es suficientemente descriptiva».

 

Fotos

Vídeos