Manolo Higuera niega que no ascender haya sido un fracaso

Manolo Higuera niega que no ascender haya sido un fracaso

El presidente verdiblanco, en su primera comparecencia tras la eliminación del Racing, hizo balance del aspecto deportivo y la gestión del Consejo

SERGIO HERREROSantander

La de ayer fue la primera comparecencia pública del Consejo de Administración desde que el Racing cayese eliminado en el play off de ascenso a Segunda División B. El momento en el que el equipo cántabro perdió de forma definitiva su único objetivo de la ya finalizada temporada, la segunda peor de su historia. A pesar del varapalo deportivo y la no consecución de la meta, el presidente racinguista, Manolo Higuera, no cedió. «No admito la palabra fracaso».

«Esa semana -la de la derrota frente al Cádiz- se pedía que saliéramos a dar una rueda de prensa. Nosotros somos los primeros racinguistas y no hemos parado de llorar. Yo no estaba para ruedas de prensa», dijo el dirigente verdiblanco, quien defendió la labor de los anteriores responsables técnicos, Pedro Munitis y Gonzalo Colsa: «Quiero agradecerles lo involucrados que han estado. El esfuerzo que han hecho. Poniendo su dinero. Debemos agradecerles que, en parte, si el Racing está aquí es por ellos. Son símbolos y quiero reconocérselo también como entrenadores». «Pero no admito la palabra fracaso por que he visto cómo ha trabajado la gente diez y doce horas», insistió. Y puso un ejemplo difícil de encajar en lo sucedido con el Racing: «Si una emisora tiene como objetivo tener 10.000 oyentes y se queda en 9.500, ¿es un fracaso?». «Cuando se habla de fracaso, es una palabra muy dura. Cuando no se cumplen los objetivos, se falla», agregó.

En el plano deportivo apenas hubo ejercicio de autocrítica por parte del Consejo de Administración. «Hemos sido campeones de grupo y después hemos fallado en la fase de ascenso porque no hemos sido suficientemente buenos compitiendo. Nos ha faltado la suerte de los campeones. No creo que el Cádiz -que finalmente logró el ascenso a Segunda División- fuese mejor que el Racing. Tuvimos opciones para haber resuelto la eliminatoria, pero el fútbol es un juego de fallo y acierto. No hemos sido brillantes para conseguir el ascenso», explicó. El caso es que los cántabros saldaron sus cuatro partidos del play off con cuatro derrotas, cero goles a favor y seis en contra.

En una larga respuesta, Higuera realizó una defensa a ultranza de la gestión institucional del Consejo de Administración. En eso, hay poco que achacar. Del Racing de 'Harry' al actual hay años luz de diferencia. Y, sobre todo, hay futuro para la entidad verdiblanca. «Llegamos un 4 de junio en un momento en el que el Racing debía doce mensualidades a los empleados no deportivos y siete a los futbolistas que, irrenunciablemente, había que abonar. «El club estaba muerto, metido en una caja de pino y con tierra encima». «Desde entonces no ha habido más que obstáculos, trampas y problemas», añadió. «El objetivo prioritario era dar viabilidad al club, por eso estoy muy orgulloso de la gestión del Consejo», zanjó, argumentando con esto el interés de ITM de invertir dinero en el Racing. «En la ampliación de capital tuvieron que aportar más de 12.000 accionistas, porque nadie quería invertir».

«Patrimonio irrenunciable»

«El verdadero activo de este club es su afición», aseguró Higuera, haciendo un guiño a la masa social racinguista. «El club ahora está bastante mejor que cuando llegamos, pero su activo fundamental es su afición. La movilización que genera el Racing probablemente es el factor determinante para que pueda haber gente interesada en invertir en este club. Es un patrimonio irrenunciable», comentó el presidente racinguista, de nuevo en relación a las negociaciones con la empresa cántabra ITM. «Quiero transmitir el orgullo que siento».

 

Fotos

Vídeos