El Palencia, en riesgo de no disputar el campeonato

Partido de pretemporada entre Palencia y Cultural./
Partido de pretemporada entre Palencia y Cultural.

El club castellano, con graves problemas institucionales, es el primer rival del Racing en la Liga que arranca el próximo 21 de agosto

SERGIO HERREROSantander

El primer partido liguero del Racing peligra. El rival del equipo cántabro, el Club Deportivo Palencia, corre un grave riesgo de no salir a competir debido a los enquistados problemas institucionales que tiene la sociedad de La Balastera. Los próximos días son claves para el futuro del club, a menos de dos semanas del arranque del campeonato en los Campos de Sport.

El Palencia está totalmente paralizado en estos momentos. El club no dispone de junta directiva y el presidente, Javier Rodríguez, se ha enrocado. Existe una deuda de más de 150.000 euros con los futbolistas que el mandatario promete afrontar con la entrada de una empresa de Madrid, de la que tampoco quiere dar detalles a la base social del club y que ha levantado las sospechas del entorno. Una circunstancia que los estatutos de la sociedad no aceptan, ya que debe ser aprobado en una asamblea.

Mientras tanto, la afición se está movilizando para recoger firmas y presentar una moción de censura contra el presidente. Un intento desesperado de descabezar el club para poner al frente una junta gestora que normalice la situación y permita que, aunque en precario, el CD Palencia salga a competir.

El presidente está aislado y en la parcela deportiva la situación es crítica. El equipo sólo cuenta con doce jugadores, que siguen trabajando a las órdenes de José Aurelio Gay. El director deportivo, el exracinguista José Manuel Suárez Sietes, está maniatado porque la falta de junta directiva no permite tramitar licencias. El asturiano podría ser el siguiente en salir y en la ciudad temen que Fernández esté dispuesto a morir matando.

En el mejor de los casos, el Palencia llegaría a los Campos de Sport vivo pero en una precarísima situación. Con muy pocos efectivos y con una pretemporada demasiado convulsa, que ha perjudicado enormemente la preparación deportiva del campeonato. De hecho, mañana estaba previsto que el Racing disputase un amistoso en La Balastera frente al Palencia, pero el partido se ha suspendido debido al caos institucional.

El verano ha sido movido en el club castellano, con la destitución del técnico que ascendió al equipo a Segunda B, la espantada de Gonzalo Arkonada y la negativa de Pedro Munitis y Gonzalo Colsa a dirigir el vestuario.