"Nadie me ha prometido la titularidad"

El portero racinguista Iván Crespo posa delante de la portería de uno de los campos de las Instalaciones Nando Yosu en La Albericia./
El portero racinguista Iván Crespo posa delante de la portería de uno de los campos de las Instalaciones Nando Yosu en La Albericia.

El cántabro Iván Crespo, que parte como favorito para ocupar la portería esta campaña, afirma que sólo piensa en "trabajar duro" para ganarse el puesto de portero del Racing

DANIEL MARTÍNEZSantander

Cuando a mediados de julio el Racing confirmó el fichaje de Raúl Domínguez, parecía claro que él se encargaría de defender la portería cántabra esta temporada. Pero Ángel Viadero quería algo más. Y ese algo más tenía nombre propio:Iván Crespo (Viveda, 1984), que llegó tres semanas después tras un duro proceso de negociación con su anterior club, el Lleida. También cántabro, también de máximas garantías y también uno de los mejores guardametas de su grupo en Segunda B. Ahora, la pelota está en el tejado del nuevo entrenador verdiblanco, quien tendrá que poner a uno o a otro bajos los palos del equipo. Todo parece indicar que Crespo parte como favorito. Él, prefiere no confiarse. «El rendimiento en el día a día lo decidirá».

Lleva ya casi una semana en Santander, ¿cuáles son las primeras sensaciones?

Lo que más destacaría es que me siento muy contento de poder estar donde quería. En cuanto a los compañeros, he tenido un muy buen recibimiento y me estoy integrando muy rápido en el equipo. Veo un club con mucha ilusión y mucha hambre y en el que también hay gente joven con ganas de hacer las cosas bien. Creo que ese es el camino para hacer grandes cosas.

¿Llegó al Racing con la promesa de la titularidad?

No, nadie me ha prometido eso. Yo he venido aquí a competir, a ser uno más y a trabajar duro para intentar ganarme un puesto en el equipo.

Parece que la portería es una de las posiciones donde hay más garantías en este nuevo Racing.

Creo que el equipo está bastante compensado en todos los puestos a expensas de las salidas y entradas que va a haber. Sí que es verdad que la portería igual es uno de los puestos que ya está cerrado, porque ya hay dos porteros firmados más la gente del filial que trabaja cada día con la primera plantilla. Ahora lo que queda es dar los últimos retoques. Cuando se cierre la plantilla veremos los que somos y nos esforzaremos para trabajar duro y hacer un esfuerzo por conocernos los unos a los otros lo antes posible para poder sacar resultados.

¿Que exista tanta competencia con Raúl Domínguez va a ser bueno para el equipo o puede ser fuente de conflictos?

Yo creo que es positivo. Cuanta más competencia hay en un puesto más te exiges a ti mismo en el día a día. No te permite relajarte en ningún momento, así es más fácil que cuando llegue el fin de semana el entrenador no se equivoque elija al que elija, porque estará preparado para dar lo mejor al equipo. Para eso estamos todos aquí.

¿Ya se conocían?

Alguna vez nos hemos enfrentado, cuando él estaba en el Sporting B, pero tampoco habíamos hablado mucho. Lo único que puedo decir es que es un buen compañero y un buen portero. Estoy seguro de que vamos a tener una buena competencia y una buena relación. El que va a salir beneficiado va a ser el equipo.

El pasado año se demostró en el Racing que empezar como titular no garantiza hacerse con el puesto, pero tiene opciones de ocupar la portería contra el Palencia por la lesión de su compañero, ¿eso puede ser una ventaja de cara al futuro?

Al final, todo depende del rendimiento de cada uno. Si tengo la oportunidad de empezar jugando, lo que tengo claro es que debo aprovechar la oportunidad, hacer las cosas bien y ponerle las cosas difíciles al entrenador. Pero es eso, el ejemplo del año pasado, cuando en la jornada trece el portero que estaba jugando se fue al banquillo por decisión del entrenador. Yo me tomo cada entrenamiento y cada partido como si fuera el último. Lo que quiero es tener el mayor número de minutos posibles.

¿Qué le transmite Viadero?

Mucha ilusión. Comparto con él que ambos teníamos muchas ganas de estar en el Racing. Se le ve muy motivado y la prueba son los entrenamientos. Son muy intensos pero tiene a todo el mundo muy comprometido. Creo que esa es la base para lograr los objetivos que tiene marcados el club. Ese es el camino.

El objetivo está claro...

Sí, sí. El objetivo es el ascenso.

¿Llegó a pensar que el Lleida no le daría la carta de libertad?

He tenido esperanzas hasta el final de poder salir, pero sí que es verdad que a medida que pasaban los días yo me iba poniendo más nervioso. Sabía que el Racing no podía esperarme hasta el último momento. Había un compañero en la portería que todavía no estaba al cien por cien y hacía falta alguien más porque la portería es un puesto delicado. Los últimos días ya estaba un poco más tenso de la cuenta, pero la cosa salió bien y ahora a pensar sólo en el Racing.

Y después de su periplo por equipos de Segunda B, ¿pensó que no le llegaría la oportunidad en casa?

Al final, las cosas vienen dadas y uno no puede hacer mucho. Estaba claro que si el Racing estaba en Segunda o en Segunda B podía tener alguna opción. Si el equipo hubiera jugado en Primera, por mucho que se dijera, las posibilidades habrían sido pocas. Casi imposible. Por eso este verano cuando surgió la oportunidad y no era capaz de desvincularme del Lleida sí que llegué a pensar que esta era la última opción. Si esta vez no lo conseguía, no lo conseguiría nunca.

¿Está listo para debutar ante el Arenas de Getxo?

He entrenado bien con el equipo todos los días y me encuentro muy bien. Tengo que entrenar un poco más para coger mi mejor versión, pero estoy ya a disposición del entrenador para poder jugar.

¿Cuál ha sido la reacción de la plantilla a la noticia de que el Gobierno saldrá en ayuda del club?

Nos lo comentaron ayer mismo, al mismo tiempo que a todo el mundo, que habían llegado a un acuerdo que garantizaba la viabilidad del club. Está claro que eso da cierta tranquilidad a los jugadores, porque el futuro del Racing está asegurado. Ahora está en nuestras manos ayudar a que el club siga creciendo.

¿Se trasladará a Santander o seguirá yendo y viniendo a Viveda?

Ahora estoy en Viveda, pero la idea es que cuando pase un tiempo me venga para Santander. Sobre todo por comodidad.

Ha asistido al Sardinero desde niño, ¿quién era su ídolo?

Durante los años que fui socio, el que defendió la portería del Racing durante más tiempo fue Ceballos. Al final ese es el referente. Fue un gran portero para este equipo. Cuando venía me solía fijar en él.