Fallece 'Moruca', un entrenador histórico del Racing

‘Moruca’, en su etapa como entrenador del Rayo Cantabria./
‘Moruca’, en su etapa como entrenador del Rayo Cantabria.

Dirigió a los verdiblancos en dos etapas distintas y consiguió el ascenso a Primera con una plantilla formada casi en su totalidad por cántabros

RAÚL G. SAMPERIOsantander

El nuevo año no pudo traer peor noticia para el racinguismo. Manuel Fernández Mora (Vargas, 1932), jugador del Racing en 1951 y su entrenador en las etapas 1969-72 y 1979-83, falleció en la tarde de ayer en Santander a la edad de 84 años.

Fernández Mora, o Moruca, como se le llamaba cariñosamente, cursó sus estudios en los santanderinos colegios de La Salle y Escolapios, siendo precisamente en éste último donde empezó a destacar al formar parte del Kostka en 1945 y con el que ganó en dos ocasiones el Torneo Barrios, siendo además un año máximo goleador y mejor jugador. Tras ello jugaría en el Rayo Cantabria donde estuvo en tres etapas diferentes, Juventud Real Santander, Racing, Betis y Éibar.

Nada más terminar su carrera como jugador, Moruca empezó a enseñar las lecciones que había aprendido de sus entrenadores Samuel Lamarca y Germán Gómez. En 1957 tomó el mando del gran Rayo Cantabria, el Rayo de la Tasa, que arrasaría con goleadas a sus rivales, con jugadores como Zaballa, Yosu, Laureano, Larrinoa, Saro, Gómez o Chisco, entre otros. Luego comenzó una destacada carrera como técnico en la Gimnástica de Torrelavega, con la que consiguió en 1966 ascender a Segunda División (último ascenso de los torrelaveguenses a esa categoría). Tras dirigir al Ayrón y nuevamente al Rayo Cantabria, se encargó de entrenar al Racing en la temporada 1969-70, aunque ya había dirigido un partido al equipo en la temporada 1963-64 tras el cese de Argila y antes de la contratación de Louis Hon.

Moruca ascendió a los racinguistas a Segunda en 1970, después del emocionante desempate ante el C. D. Ilicitano que deshizo Aguilar en el Santiago Bernabéu, manteniéndose hasta 1972.

Ascenso a Primera

Después de su experiencia dirigiendo al Osasuna (1972-74), Gimnástica (1975-76), Baracaldo a los que ascendió a Segunda (1976-78) y Elche (1978-79), volvió a Santander para protagonizar una de las temporadas más añoradas del racinguismo, el ascenso a Primera con una plantilla (excepción hecha de Verón, Alarcón y Amarilla) integrada por jugadores cántabros de la talla de Alba, Moncaleán, Juan Carlos García, Quique Setién, Ruisánchez, Villita, Manolo Preciado, Toño, Manolo Díaz, Tuto Sañudo, Víctor Diego, Piru, Ruisoto, Herrero, Alarcón, Javi Díaz y López. Aquel equipo consiguió el ascenso en el último partido al ganar por uno a cero al Levante, gracias a un gol de Quique Setién.

Moruca fue el entrenador que más partidos dirigió al Racing en Segunda y Tercera División, con 122 y 38 encuentros, respectivamente, y el segundo con más partidos oficiales después del también desaparecido José María Maguregui, alcanzando la cifra de 259 encuentros.

Víctor Diego, vicepresidente del Racing y presidente de su Fundación, recordaba en la noche de ayer que él formaba parte de aquel equipo de cántabros del 81, y expresó su pesar por la muerte de Moruca «porque el Racing pierde a uno de los entrenadores más emblemáticos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos