El póquer de Aquino devuelve la alegría

El Racing busca una victoria fundamental en un partido en el que no contará con Prats./
El Racing busca una victoria fundamental en un partido en el que no contará con Prats.

El murciano, con cuatro tantos, tumba a la Mutilvera y hace olvidar la mala imagen de Guijuelo

SERGIO HERREROSantander

Las consecuencias de la derrota de Guijuelo están ahí y quizá sea imposible volver a poner las cosas en su sitio. Pero, al menos, el Racing recuperó esta vez la alegría. Un póquer de goles de Dani Aquino tumbó a la Mutilvera y deja al equipo cántabro a expensas de un milagro en la última jornada para tratar de alcanzar el título liguero.

La primera parte verdiblanca fue floja. Muchas dudas. El conjunto dirigido por Ángel Viadero apenas logró inquietar al meta Eduardo, que ni se manchó los guantes antes del descanso. Un par de remates de cabeza defectuosos de Dani Aquino y dos disparos de Álvaro peña y Santi Jara fueron el pobre bagaje ofensivo de un Racing que, sin Abdón Prats, perdió mucha pólvora en el área rival.

4 Racing

Iván Crespo, Córcoles, Julen Castañeda, Samuel Llorca, Israel Puerto, Beobide (Borja Granero, min. 57), Santi Jara, Álvaro Peña, Javi Cobo (Sergio Ruiz, min. 57), Dani Aquino y Héber (Pau Miguélez, min. 79).

0 Multivera

Eduardo, Yasin, Albisu, Lizárraga, Iñaki Casado, Cisneros, Eztieder (Eder, min. 54), Daniel Rojas, Gorka Laborda, Andoni Íbero (Eneko Baquedano, min. 68) y Sebastián (Imanol Arellano, min. 63).

goles
1-0, min. 46: Dani Aquino. 2-0, min. 65: Dani Aquino. 3-0, min. 82: Dani Aquino. 4-0, min. 93: Dani Aquino.
árbitro
Palencia Caballero (Comité Vasco). Amonestó al local Javi Cobo y a los visitantes Yasin, Daniel Rojas e Iñaki Casado. Expulsó a Iñaki Casado con roja directa.
incidencias
Campos de Sport de El Sardinero. Se guardó un minuto de silencio en memoria del exracinguista Bermúdez. 8.290 espectadores en las gradas, según los datos facilitados por el club, en el último encuentro de Liga regular en el estadio verdiblanco.

Mientras tanto, la Mutilvera, relativamente tranquila en su papel de víctima, esperó a que llegase el momento propicio para montar una expedición hacia la portería de Iván Crespo. Y dispuso de una clara ocasión para marcar. Eztieder controló en el área, sentó a Israel Puerto con un magnífico regate y su tiro lo repelió el arquero con una genial estirada. Habían pasado 38 minutos hasta que ocurrió algo realmente reeñable.

La vida cambió tras el descanso. El Racing, esta vez sí, salió enchufado y pilló a la Mutilvera en frío. En el primer minuto de juego tras la reanudación, un balón interior de Samuel Llorca superó a la zaga y se quedó muerto cerca de la frontal del área que agarró Dani Aquino para fusilar al guardameta. Acto seguido, susto. Un certero disparo de Andoni Íbero desde la frontal obligó de nuevo a Iván Crespo a sacar su repertorio de paradas a relucir.

Viadero refrescó el centro del campo. Dani Aquino volvió a intentarlo buscando la espalda de la defensa. Se plantó ante Eduardo, pero esta vez, su tiro, cruzado, se estrelló en el poste. El Racing ya parecía otra cosa muy distinta a la del primer tiempo aunque aún no daba esa añorada sensación de solvencia. Una buen circulación de derecha a izquierda terminó en las botas de Héber. El duro tiro del gallego lo despejó con apuros el guardameta navarro.

La expulsión de Iñaki Casado allanó el terreno. El zaguero navarro se fue al vestuario tras una dura entrada por detrás sobre Dani Aquino. El último estertor de la Mutilvera llegó ya en inferioridad numérica, con un tiro de Eder que atrapó Iván Crespo. A partir de ahí, el Racing dispuso de la vía abierta. El máximo goleador racinguista acabó con todas las dudas. Un golpeo de Córcoles pegó en un defensa y el murciano empujó sobre la línea para hacer el segundo. Poco después, el Torito lideró un contraataque que acabó con cuatro jugadores verdiblancos contra el portero. El murciano, ambicioso por naturaleza, titubeó y pensó en cedérsela a Pau Miguélez a su izquierda. Al final, ni chutó ni asistió y la pelota se fue hasta chocar con el poste.

Aún quedaba lo mejor. Julen Castañeda galopó por la izquierda y dejó atrás a su marcador. Su preciso centro lo remató Aquino a la escuadra con un soberbio cabezazo. 'Hat-trick'. No era suficiente para el delantero verdiblanco, que pudo marcar el cuarto en una doble ocasión compartida con Santi Jara, que sacaron de debajo de los palos un defensa, primero, y el portero, después.

Finalmente, Dani Aquino completó el póquer con una jugada magistral. Desbordó a un defensa, se quedó cara a cara con el arquero y lo batió de vaselina. El broche de oro para su tarde perfecta.

El resultado devuelve al Racing parte de las buenas sensaciones perdidas y deja al equipo cántabro pendiente de lo que pueda pasar en la última jornada. Los de Viadero deben ganar al Izarra y esperar a que la Cultural Leonesa pinche ante un Osasuna B que y no se juega nada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos