Ania:«La última derrota nos demostró que si no estamos al cien por cien somos vulnerables»

Ivan Ania da instrucciones durante un entrenamiento. / Javier Cotera

El técnico verdiblanco reconoce que el tropiezo ante el Langreo le ha servido para analizar fallos: «Hay que buscar el lado positivo»

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Lo de que las derrotas pueden servir de algo es una afirmación atrevida, pero muy manida en el mundo del deporte. La versión más intelectual es:'De los errores se aprende'. Pues bien, Iván Ania ayer matizó el significado de esta frase. Le dio una vuelta. «Si no estamos al 100% somos vulnerables. Cualquiera nos puede ganar. La derrota del pasado domingo nos lo demostró». No quiso decir que al Racing le viniera bien perder en Langreo, pero le sacó punta. «Bien no viene nunca una derrota.Era una oportunidad de distanciar a los perseguidores. Las derrotas siempre duelen y lo positivo es el análisis del partido.Nos sirvió para ver que si no estamos al 100% defensivamente, si no recuperamos muy rápido el balón cuando lo perdemos... Nos costará ganar. Si eso nos sirve, bienvenida sea».

Ha pasado una semana desde que el equipo cayese en Langreo, pero está claro que ha cundido. «Creíamos que no iba a llegar nunca la derrota y llegó en un partido inesperado porque nos pusimos por delante en el marcador y normalmente cuando eso pasa significa que vamos a ganar», señaló el asturiano.Pues bien, ahora ya saben que todo ha cambiado. Que el Racing impone su ritmo, pero que el resto le puede hacer daño si no está como debe.

Mañana visita ElSardinero el Sporting de Gijón B, uno de los tres clubes que le ha ganado. Ahora bien, el conjunto de mañana no tiene nada que ver con el del año pasado ni tan siquiera con el que en la primera vuelta superó a los de Ania. «Lleva varias jornadas sin ganar. Es un filial y el año pasado hizo play off, pero no tiene nada que ver con ese equipo. Tiene hombres nuevos con respecto a los que jugaron contra nosotros en la primera vuelta».Con estas premisas, el choque de mañana será diferente. «Está entrando Sandoval que casi no participaba.Tiene hombres con experiencia a pesar de ser filial como Gorka Santamaría o Pablo, que ya jugó en Primera. Es más directo y vertical que el de la primera vuelta y tiene un entrenador distinto», aseguró el técnico.

Sobre los suyos no dio muchas pistas. «Nico, unas veces jugará de lateral y otras de extremo a lo largo de la segunda vuelta, en función de lo que busquemos». Con estas palabras admitió que el andaluz sufre en defensa, pero que el equipo gana cuando tiene el carril para él. Se le achacó la endeblez defensiva que el Racing demuestra cuando en la línea de tres se abusa de los 'jugones'. «Hay jugadores que tienen unas caraterísticas y otros otras. Igual que cuando hablamos de que defensivamente no somos fuertes no es que los defensas no defiendan bien». Señaló a Cejudo en especial y lo puso de ejemplo. «Es un jugador diferencial, pero no le puedo pedir la misma intensidad que a Sergio ni a Sergio el último pase de Cejudo», reconoció.

Ania indicó que «es algo normalque en el fútbol cuando ganas todo se vea positivo y si pierdes todo negativo. Soy consciente de lo que significa ser entrenador con la repercusión que tiene». El asturiano no dudó en afirmar que él mismo es su primer fiscal:«La autocrítica la pongo yo y en ello está mi creciemiento, no sólo como entrenador sino como persona.Hemos ganado partidos que no lo merecíamos y otros los perdimos y podíamos haberlos ganado», sentenció. Y terminó con un mensaje de honestidad:«No me presiona el tener que dejar a alguien en el banquillo. Busco los que son más idoneos para ganar. Si el resultado es bueno parece que aciertas y si pierdes te equivocaste. Esto es así», concluyó el entrenador.