La Audiencia amplía los presuntos delitos por los que se juzgará a Pernía y 'Harry'

Ángel Lavín presta declaración durante uno de los juicios contra él y tres de sus consejeros./DM
Ángel Lavín presta declaración durante uno de los juicios contra él y tres de sus consejeros. / DM

El tribunal da la razón al Racing y los exfutbolistas y amplía las acusaciones que había establecido el Juzgado número 2

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

La Audiencia de Cantabria ha admitido el recurso del Racing, los exjugadores y Aupa en la querella presentada contra Francisco Pernía y Ángel 'Harry' Lavín, por lo que se amplían las diligencias contra los acusados. Revoca así «parcialmente» la resolución del Juzgado número 2 (el juez Agüero), que no calificó como hechos punibles algunas de las acusaciones vertidas por el propio Racing contra sus antiguos dirigentes. En resumen, ve más indicios de delito en la administración de Francisco Pernía y Ángel 'Harry' Lavín que los que había observado el juez de primera instancia, dando así la razón a los querellantes.

Según ha podido saber El Diario Montañés, el auto considera como «hechos punibles» la «indemnización injustificada» a la Galería Culturas y considera que existe «indicios racionales de un delito de administración desleal». La Audiencia destaca además que en el contrato suscrito por Ángel 'Harry' Lavín con Blue Sistemas y Proyectos «la intención de desviar dinero (…) es tan clara en términos de probabilidad razonable que en su afán de comenzar el desvío de fondos lo más pronto posible, en las tres primeras facturas giradas por esa sociedad al Racing se facturan servicios que resulta imposible indiciariamente que fueran prestados».

En consecuencia, la querella de los exjugadores contra Perñía y Lavín, en la que se piden penas de prisión, seguirá adelante en toda su extensión, y no 'reducida' solo a algunos de los presuntos delitos de los que se les acusaba. La Audiencia se devolverá ahora el caso al Juzgado número 2, que deberá seguir con el procedimiento ampliado, como exigían los querellantes.

El auto también observa indicios de delito en los alquileres concertados por Lavín con la sociedad Alvatros, en concreto en «el arrendamiento de varios apartamentos de forma innecesaria y a precios muy superiores a los del mercado en esa zona».

Este revés judicial llega pocos días después de que 'Harry' Lavín aceptara una condena de seis meses de prisión por el intento de amaño del Girona-Racing. En este caso no se trata de una sentencia firme ni de un acuerdo judicial, pero sí de un auto muy desfavorable para los dos expresidentes, y referido en toda su extensión a la conocida como 'Era Okupa'.

Por último, la Audiencia también estima el recurso en torno al salario de Lavín cuando era presidente: «Pese a la gravísima situación económica de la entidad, que parecía abocada a su desaparición, Ángel Lavín Iglesias decidió unilateralmente darse de alta en la Seguridad Social y asignarse una importante remuneración en concepto de salario que ascendió a la cantidad de 72.000 euros anuales. Curiosamente, como alega el recurrente, quizás en un de los peores momentos económicos de la historia del club y por primera vez en los 100 años de existencia de la entidad».

Este auto llega a partir de la querella promovida por la Asociación de Exjugadores del Racing y encabezada por Manolo Higuera (letrado en este proceso), Víctor Diego Ángel Blanco 'Gelucho' a la que se unieron el propio Racing y la Asociación de Pequeños Accionistas. El Juzgado de Primera Instancia decidió imputar un total de tres delitos –uno a Harry y dos a su «mentor» y los exfutbolistas recurrieron a la Audiencia al considerar que existen más hechos presuntamente delictivos por los que debían ser investigados.

Ahora la Audiencia les ha dado la razón y los dos dirigentes de la 'Era Okupa' deberán responder por diversas actuaciones, que podrían resumirse en un presunto delito de administración desleal.

 

Fotos

Vídeos