Con la balanza a favor

El Mallorca es un buen espejo para el Racing. Tras su ascenso a la categoría de plata en la campaña 2017-18 ahora se encuentra luchando en la fase de ascenso a Primera. / CATI CALDERA
El Mallorca es un buen espejo para el Racing. Tras su ascenso a la categoría de plata en la campaña 2017-18 ahora se encuentra luchando en la fase de ascenso a Primera. / CATI CALDERA

El cambio de categoría implica también un salto económico y de calidad, pero casi el 60% de los clubes que llega permanece | Siete de los doce equipos que subieron a Segunda en las tres últimas campañas lograron mantenerse

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYAR

Dos luchas, una por entrar en el Olimpo del fútbol profesional y otra por mantenerse. Eso es lo que pasa cuando la temporada echa el cierre y tras las distintas fases de competición los equipos que han alcanzado su objetivo de ascenso llegan a una categoría superior. El Racing ha pisado ese terreno sagrado y ya es equipo de Segunda División. Ahora toca afianzarse en la categoría y por qué no, soñar con aspirar a más. Lo cierto es que la trayectoria de los equipos recién ascendidos a la categoría de plata en las tres últimas campañas es desigual. Siete de los doce que subieron a Segunda lograron mantenerse. Si se toma como referencia la presente temporada, el Racing podría tomar buena nota de la actuación del Mallorca y mirarse en su espejo.

El club bermellón regresó a la categoría de plata en la campaña 2017-18 después de quedar campeón del Grupo III con 73 puntos -cinco menos de los que ha logrado el Racing- y ahora se encuentra en plena lucha por alcanzar la Primera División. Sin ir más lejos esta tarde (19.00 horas) se enfrenta al Albacete en el partido de vuelta de las semifinales de ascenso. Y todo ello con un presupuesto que ronda los siete millones de euros.

LAS OPCIONES

Temporada 15-16
Ascendieron Temporada 2016-17
1. Reus 11º. Se mantiene
2
UCAM Murcia 19º. Desciende
3
Sevilla Atlético 13º. Se mantiene
4
Cádiz 5º. Se mantiene
Temporada 16-17
Ascendieron Temporada 2017-18
1.Cultural Leonesa 19º. Desciende
2
Albacete 17º. Se mantiene
3
Barcelona B 20º. Desciende
4
Lorca 21º. Desciende
Temporada 17-18
Acendieron Temporada 2018-19
1
Mallorca5º. Fase de ascenso a Primera
2
Rayo Majadahonda 19º. Desciende
3
Elche 11º. Se mantiene
3
Extremadura 13º. Se mantiene

Junto al cuadro balear también subieron el Rayo Majadahonda, campeón del Grupo I con 70 puntos, el Elche, tercero del Grupo III con 63 puntos, y el Extremadura, cuarto del Grupo IV con 60 puntos. De ellos únicamente el Rayo Majadahonda ha perdido la categoría. Y es algo que aún está por ver, ya que a pesar de ocupar el puesto 19 con 45 puntos, el club podría mantenerse si se llevara a cabo el descenso o la inhabilitación de algunos equipos relacionados con la 'Operación Oikos' y el amaño de partidos. El Rayo es el 'ascendido' a Segunda que peor suerte ha corrido esta temporada. Por contra el Elche, con 55 puntos y un presupuesto de alrededor de cuatro millones para la plantilla; y el Extremadura, con 53 puntos y una estimación de gasto en jugadores similar, se mantienen en el fútbol profesional gracias a su onceavo y decimotercer puesto respectivamente.

Pero el premio del ascenso también puede convertirse en un caramelo envenenado. Un dulce de sabor amargo. En la temporada 2016-2017 tres de los cuatro ascendidos cayeron de nuevo en el temido infierno de Segunda B. Cultural Leonesa, Lorca, Barcelona B y Albacete alcanzaron la Segunda División esa campaña después de quedar campeones de grupo. El cuadro leonés, con 86 puntos, se proclamó líder del Grupo I, mientras que el Albacete, con 69, se coronó como rey del Grupo II. El Barcelona B, que eliminó al Racing de Viadero ese año en la fase de ascenso y le privó del sueño del ascenso, también había sido campeón de su grupo, el III, con 82 puntos. Por su parte el Lorca, con 73, reinó en el Grupo IV antes de consumar el ascenso. Pero el salto de categoría lleva también aparejado un salto económico y de calidad que a veces se convierte en un arroyo demasiado ancho como para sortearlo de un brinco. El buen desempeño y la regularidad de los equipos en Segunda División B no es un seguro de vida para mantenerse a flote en el mundo profesional. El salvavidas que se necesita es mucho mayor. Es eso o ser un experto nadador.

La Cultural Leonesa no pudo mantenerse a flote y se hundió de nuevo en el pozo junto a Barcelona B y Lorca. Sólo el Albacete se salvó de la quema. El cuadro leonés logró sumar 48 puntos, cuatro menos que el conjunto catalán que cosechó 44. El Lorca, en un discreto penúltimo puesto de la clasificación, contaba con 33 puntos, y el Sevilla Atlético se convirtió en el farolillo rojo, aunque los andaluces no eran unos recién ascendidos.

Efecto rebote

Los cuatro años que el Racing llevaba sumido en el infierno han acabado por fin y desde el club esperan que el equipo no viva un 'efecto yo-yo'. Un temido 'rebote' similar al que provocan algunas dietas que tras la promesa alcanzada de adelgazar añaden al cuerpo más kilos aún de los que se han perdido. Se busca evadir esa amenaza. Al menos eso explicó su presidente, Alfredo Pérez, el día que comunicó ante los medios que la deuda con la Agencia Tributaria estaba saldada. Muchos equipos lo consiguen. El Cádiz logró ascender en la temporada 2015-2016 y a día de hoy se mantiene cómodamente en Segunda División.

El cuadro gaditano superó la fase de ascenso tras quedar cuarto con 63 puntos en el grupo IV, muy prolífico en esa campaña ya que dio nada menos que tres ascendidos, el submarino amarillo, el Sevilla Atlético, tercero con 68 puntos, y el UCAM Murcia, campeón con 77. El Reus fue el cuarto equipo en llegar a Segunda y lo hizo desde el grupo III como líder con 73 puntos. El catalán ha sido equipo de plata hasta esta temporada, cuando fue descalificado por impago a su jugadores en diciembre, circunstancia por la que el centrocampista Mario Ortiz recaló en el Racing en el mercado de invierno.

El Sevilla Atlético también se mantuvo ese año hasta su descenso dos temporadas después; y el UCAM Murcia bajó de categoría en su primer año en Segunda (temporada 2016-17).

El camino no es fácil, pero tampoco imposible. No hay ascensores ni atajos, una lección que el Racing tiene más que aprendida después de años de ilusión, expectación, esfuerzo, pasión, nervios y paciencia, risas y llantos. El presidente del club, Alfredo Pérez, contempla el regreso a Primera en un plazo estimado de cuatro años, aunque la última palabra la tiene la ley del fútbol y el gusto caprichoso de la pelotita por entrar. Pero todo merece la pena cuando se tiene claro el objetivo.

El club no tiene aún una valoración económica para las obras del estadio

La adaptación de El Sardinero a las exigencias de LaLiga para cumplir la normativa de Segunda División dio su primer paso con la visita de los inspectores de la Patronal hace apenas una semana y tuvo su continuación el pasado miércoles, el día del choque ante el Fuelabrada. «Tenemos una reunión a las 10.00 de la mañana maratoniana en LaLiga para tratar toda la parte económica y del club», señaló el presidente del Racing, Alfredo Pérez, el día que la expedición de LaLiga recaló en ElSardinero.