Fútbol | Racing

José Gómez: «Cambiaré un poco el chip para entrenar a un filial, y más a uno como el Racing B»

Jose Gómez, ayer a su llegada a La Albericia para reunirse con Guillermo Fernández Romo. /Daniel Pedriza
Jose Gómez, ayer a su llegada a La Albericia para reunirse con Guillermo Fernández Romo. / Daniel Pedriza

El nuevo entrenador del Racing B, José Gómez, asume «el reto de formar jugadores y prepararlos para ser mejores» y confía en cumplir con lo que el club le ha pedido: «Estar en sintonía con el primer equipo y competir»

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

José Gómez (Cabezón de la Sal, 1969) ya viste de verdiblanco. En el Racing dieron su nombre como responsable del filial y no se lo pensó; sonó su teléfono y dijo que sí. Después de una larga trayectoria en los banquillos con objetivos muy claros ahora acepta un reto distinto: «Tendré que cambiar un poco el chip, pero al final esto es fútbol». Su experiencia al servicio de la formación. En su curriculum figura un ascenso a Segunda B (Gimnástica) y cinco temporadas en la categoría, un play off (Laredo)... En el último año le dio un giro a su carrera y se hizo cargo de la selección cántabra amateur y comenzó a dar clases en la escuela de entrenadores. Un servicio que a buen seguro le vendrá que ni pintado para su nuevo empleo: «Es un proyecto apasionante. Me gusta lo que me ofrecieron y me gusta la idea de ayudar a ser mejores a los futbolistas».

-¿Le sorprendió la llamada del Racing?

-No. Ni me sorprendió ni me dejó de sorprender. El fútbol tiene estas cosas. Me llamó Guillermo -Fernández Romo, responsable de la cantera- y me gustó todo lo que me dijo.

«No creo que haya ningún problema por entrenar por las mañanas»

-Entrenar a un filial es distinto a lo que ha hecho hasta ahora, ¿qué opina?

-Es una experiencia más. Puede que haya que cambiar un poco el chip y más en un filial como el Racing B, pero no deja de ser fútbol y los objetivos son los mismos y alguno más. Es decir, siempre hay que luchar por sacar el máximo, por ser competitivos y por ganar y, en este caso, ayudar y formar. A ver si somos capaces de aportar mi experiencia para que los chavales sean mejores.

-¿Qué le ofreció el Racing para que dejase a un lado otras ofertas y se decantase por la suya? ¿El Laredo le llevaba en una de las candidaturas a la presidencia?

-Es un proyecto bonito, con gente que quiere hacer las cosas bien, con objetivos muy altos... Es difícil decirle que no a algo así. A mí me gusta entrenar y es un reto muy bonito. Del Laredo no sé nada, la verdad es que a mi no me había llamado. Allí estuve a gusto en su momento.

-Se está hablando mucho del cambio que está sufriendo el Racing en muchas de sus parcelas. Han salido muchas personas y están entrando otras. En lo que respecta al filial, a partir de la temporada que viene va a pasar a entrenar por las mañanas con lo que eso conlleva para los chavales (universidad, instituto...), ¿qué le parece a usted este cambio de rumbo?

-A mí perfectamente. Cuando me reuní con Guillermo fue una de las cosas que me propusieron y yo dije que no había ningún problema. Es una forma de estar en sintonía con el primer equipo; trabajaremos a la misma hora y creo que está bien.

-¿No le parece que para chavales en edad -mayoritariamente- académica puede suponer un contratiempo?

-No creo. Queremos estar juntos. Hemos ido sondeando la decisión y, en principio, hemos recibido una respuesta positiva. Hoy -por ayer- tenemos una reunión para hablar de ellos y de más cosas. Creo que no va a haber problemas. Hay varios equipos ya haciéndolo perfectamente. Sí es cierto que el club quiere profesionalirzarse un poco.

-¿Ha hablado ya con Chuti Molina e Iván Ania? ¿Qué le han pedido?

-Sí. Ya hemos hablado y estamos todos en la misma línea. Hay que trabajar con un objetivo común, formar a los jugadores y que estén preparados para competir. Todos queremos lo mismo.

-Parece que tiene clara su nueva función en el organigrama del club, pero usted siempre ha salido a ganar, ¿qué objetivos se marca a nivel personal?

-Al final es la presión que cada uno se quiera meter; a mí me gustaría jugar el play off de ascenso: Somos el Racing B y creo que hay que estar ahí. Está claro que los equipos se están reforzando, pero lo importante es el club.

-Un año sin ese hormigueo que da el banquillo cada domingo era mucho, ¿n0?

-A mí me apasiona entrenar. Bien es cierto que tan solo ha sido un año, pero sí es verdad que echaba de menos esa dinámica.

-¿Le ha dado tiempo a echar un vistazo a la plantilla que tiene el Racing B?

-Estuve viendo el otro día al equipo juvenil ante el Real Madrid y sí que ya tengo una idea. Esta semana nos pondremos a profundizar con Guillermo -Fernández Romo, responsable de la cantera- y planificaremos todo juntos. Empezaremos a entrenar el día 5 de julio, como el primer equipo, y espero hacer que funcione todo bien. Tenemos tiempo.

-Hay jugadores que la pasada temporada han estado a caballo entre el primer equipo y el filial, ¿qué va a ocurrir con ellos?

-De nombres no puedo hablar, porque es algo que aún no hemos hablado.

-¿Con Ezequiel Loza y Moratón le dio tiempo a hablar?

-Con Loza sí. Además le tuve como jugador en la Gimnástica. Hemos hablado de fútbol. Con Moratón no.

-Esta temporada, derbi Racing-Gimnástica, ¿qué opina?

-Va a ser emocionante. Hacía muchos años que no ocurría. Es algo bonito. Allí estuve a gusto y fue una pena el descenso administrativo. Este año vuelven a estar felices y se lo merecen.

 

Fotos

Vídeos