Fútbol | Racing

Del Consejo del martes saldrán el presidente y tres nuevos consejeros

Alfredo Pérez (arriba, segundo por la izquierda) es el candidato mejor colocado para ser nombrado presidente del Consejo. /Daniel Pedriza
Alfredo Pérez (arriba, segundo por la izquierda) es el candidato mejor colocado para ser nombrado presidente del Consejo. / Daniel Pedriza

Alfredo Pérez es el candidato número uno a dirigir el máximo órgano del Racing, que necesita nueve miembros como mínimo para funcionar

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Dos días para que el Racing vuelva a tener presidente. Desde el pasado 6 de mayo, cuando Manolo Higuera anunció que dimitía, el club camina con un mandatario postizo a la espera de que le releven en el cargo. Será el próximo martes, prácticamente un mes después de que el primer equipo tocase fondo en el aspecto deportivo y sus dirigentes, incapaces y exhaustos, se echasen a un lado. Aquella decisión, secundada por otros cuatro consejeros -Miriam Peña, Juanjo Uriel, Víctor Diego y Daniel Berasategui- supuso la confirmación al 100% del cambio de rumbo al que la entidad se aproxima. El martes no sólo se nombrará a un nuevo presidente, el cuarto desde que Francisco Pernía dirigió al club en la ya tan lejana Primera División, sino que también se deberán incorporar al nuevo Consejo de Administración tres caras nuevas para completar el cupo mínimo de nueve que rige en los estatutos desde 2015.

Después de la ridícula derrota en Zubieta que dejó al equipo sin play off de ascenso y la consiguiente mala broma en la última jornada con el Racing perdiendo ante el Real Unión de Irún en el Sardinero han pasado varias cosas; ya hay un entrenador, Iván Ania, con su cuerpo técnico al completo procedente de fuera del club y prácticamente se ha despedido a todos los jugadores que finalizan contrato -Granero, Regalón, Óscar y Héber Pena-.

Ahora bien, lo que no se ha podido descifrar es quién ocupará el sillón presidencial. Los máximos accionistas del Racing, Pedro Ortiz y Alfredo Pérez, copropietarios del Grupo Pitma, han mantenido en secreto durante todo este tiempo sus posibles movimientos. Las opciones se pueden reducir a dos: o da un paso adelante uno de los dos patrones racinguistas o buscan una persona que se ponga al frente, ya sea de forma únicamente representativa o, además, con incidencia ejecutiva en el funcionamiento de la sociedad.

Los indicios apuntan a que Alfredo Pérez va a optar por la primera de las vías. Es de los dos propietarios y máximos accionistas el más implicado en el fútbol, el más racinguista y su entorno ve con buenos ojos que sea la persona que se ponga al frente de esta nueva andadura. Sin embargo, Pérez medita -junto con su socio- los tributos que puede pagar y los réditos a obtener ante una decisión de tal calado. Es evidente que la exposición a la que se someterá si decide finalmente dar el paso no tiene nada que ver con la que recibe en su conglomerado de empresas. Aún así, resultaría una sorpresa que Pérez no saliera presidente el próximo martes. La otra vía pasa por darle la presidencia a otra persona y en este escenario, uno de los hombres con más opciones es Cristobal Palacio, abogado del Grupo Pitma y actual secretario del club. Uno de los hombres de confianza de Pérez y Ortiz.

LOS CONSEJEROS

Los que se quedan.
Alfredo Pérez, Pedro Ortiz, Cristobal Palacio, José Emilio Criado, Manuel Gómez y Francisco Gutiérrez.
Los que se van.
Manolo Higuera, Víctor Diego, Juanjo Uriel, Daniel Berasategui y Miriam Peña.

Además, habrá que ver si se regenera la directiva después de la salida de los consejeros dimitidos. Actualmente, el Consejo de Administración del Racing queda conformado por los propios Alfredo Pérez y Pedro Ortiz, el ya citado Cristobal Palacio, José Emilio Criado -del Grupo Auto Gomas-, Manuel Gómez -director financiero de Pitma- y Francisco Gutiérrez -de Artipubli-. En principio será necesario el nombramiento de tres más para cumplir con los nueve y con el correcto funcionamiento de la entidad racinguista.

La más que continua exposición del cargo de presidente hace meditar la decisión a los propietarios de Pitma

Una vez se produzcan los diversos cambios en la reunión del Consejo de Administración del martes, estos tendrán que ser ratificados en Junta de Accionistas por el resto de propietarios de títulos de la sociedad verdiblanca. Sin embargo, con el Grupo Pitma con aproximadamente el 61% del accionariado en su poder, será un mero trámite que los dueños del club solventarán sin mayor problema.

La salida de Manolo Higuera y su equipo pondrá fin, de manera prácticamente definitiva, a la etapa de los exfutbolistas en la gestión del club -ya sólo quedará Tuto Sañudo en el cargo representativo de presidente honorífico- y dará el último paso en el desembarco del Grupo Pitma al frente de la entidad de los Campos de Sport. Ahora se abre una etapa un tanto incierta; los nuevos propietarios hasta entonces han sido guiados por Higuera y su entorno -acostumbrado al mundo del fútbol- y a partir del martes serán ellos mismos los que marquen el paso. La llegada ya de varios profesionales a ciertos cargos ha sido la primera declaración de intenciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos