La afición del Racing también tiene cantera

Los jugadores y 'Cacho' se han hecho decenas de fotos con los niños que, al salir del cole, han celebrado el ascenso del Racing a Segunda. / VÍDEO: PABLO BERMÚDEZ | FOTOS: ALBERTO AJA

Los jugadores y el equipo técnico han celebrado con los niños el ascenso a Segunda | Centenares de pequeños han podido felicitar a sus «héroes» en persona, hacerse fotos y pedirles autógrafos en la Plaza del Ayuntamiento

Leticia Mena
LETICIA MENASantander

Este lunes, la afición más pequeña -en cuanto a edad, porque en número eran cientos- ha celebrado con el Racing su ascenso a Segunda. Los niños y niñas que esta tarde estaban en la Plaza del Ayuntamiento de Santander se han encontrado con la sorpresa de que sus padres iban a llevarles allí cuando han salido del cole. Hoy muchos ya habían ido a clase equipados de verdiblanco, así que no podían tener mejor 'extraescolar' que festejar lo que ayer, por las horas, no pudieron hacer.

Desde primera hora de la tarde tres monitoras de Superpekes no pararon de pintar corazones y banderas con verde y blanco en las caras de los niños de la plaza. También utilizaban el negro para los que querían lucir las letras 'RRC' (Real Racing Club). Cuando ya tenían la cara pintada no cabían de gozo mientras saboreaban el bocadillo. Hacía calor, pero la bufanda la llevaban puesta con orgullo miraban jugaban sin quitar el ojo de la puerta del Ayuntamiento.

Ellos, sus héroes, iban a salir por la puerta para saludarles desde el escenario. La música no dejaba de sonar y animar el ambiente con temas con el que compuso Rulo para celebrar el centenario del club. De repente apareció el periodista de la Cope Jaime del Olmo para dar paso a 'Cacho', la mascota del equipo. Dentro, un hombre de identidad 'secreta' saludaba a los niños mientras sudaba la gota gorda -aunque el traje viene equipado con un ventilador interior-.

¿Y ellos? Empezaron a salir uno a uno. Presentados con cariño y admiración los aplausos y los gritos retumbaban en la plaza cada vez que salía uno. Iván Crespo, Sergio Ruiz, Mario Ortiz... Los pequeños que se arremolinaban a los pies del escenario chocaban sus palmas con cada uno como en 'Operación Triunfo'. Buñuel, el que marcó el gol, salió el último y sus compañeros le cogieron en volandas y le mantearon.

Allí, en primera fila, estaba el pequeño Pablo Cagigas, de dos meses. Racinguista desde que nació el 18 de marzo, porque su abuelo le regaló el carné de socio en el hospital. Su padre le sujetaba con orgullo mostrando que su bebé iba equipado de arriba a abajo.

Los jugadores firmaban camisetas, cuadernos, brazos… Juan, de 7 años, mostraba feliz un grabato en negro en el antebrazo. «No sé quién me lo ha firmado, pero no me lo voy a lavar hasta el año que viene», decía seguro.

Un grupo de adolescentes de 14 años bailan y corean los nombres de los jugadores y el '«¡A Segunda Oé!» mientras airean las bufandas. «Somos socios y vamos a verles todos los domingos», comenta una de ellas. Son alumnos de IES José María Pereda y esta mañana han faltado a los dos primeras horas de clase. «Nuestros padres nos dejaron quedarnos a recibir al equipo y estuvimos aquí hasta la dos. Y hemos querido volver esta tarde porque nosotras sólo conocemos al Racing en Segunda B. Cuando jugaban en Segunda éramos muy pequeñas y nos acordamos», dice Mar mientras sus amigas asienten.

Cerca, con un bebé en brazos y una niña de tres de la mano, Idaira Santos sonríe mientras su marido, Cejudo, se hace fotos con los pequeños seguidores. «Hemos estado en Mallorca y esto está siendo increíble».

Dos de los niños que se llevan la camiseta firmada por el jugador cordobés y el cántabro Iván Crespo son Pablo y Félix. Tienen cinco años y ya juegan en la Academia del Racing. Se van felices a casa con otra aventura que contar este martes en el cole, porque la que han contado de que el Racing ha subido a Segunda ha sido la comidilla del recreo.

Ver más