Fútbol | Racing

«El más fuerte en casa contra el invicto fuera»

Iván Ania grita en su zona técnica en el partido del pasado jueves en el Benito Villamarín ante el Betis. /Javier Cotera
Iván Ania grita en su zona técnica en el partido del pasado jueves en el Benito Villamarín ante el Betis. / Javier Cotera

Iván Ania y el resto del vestuario racinguista abogan por pasar la página copera y centrarse en el objetivo del ascenso, con el Leioa como rival más inmediato

SERGIO HERREROSantander

Un proverbio ruso dice que 'añorar el pasado es correr tras el viento'. Absurdo. Inútil. Infructuoso. Por eso, pensar en la derrota copera frente al Betis no sirve de nada. Ya era un objetivo secundario de inicio y ahora no es más que residual. Al Racing ahora mismo ya sólo le importan tres cosas: el futuro a breve, medio y largo plazo. Como reconoce Jon Ander: «Ha sido muy bonito. Yo vine aquí y el objetivo que se me puso desde el primer día era ascender. Ya tenemos que pensar el domingo en eso, en seguir haciendo las cosas bien en Liga, seguir siendo primeros, quedar campeones y ascender a final de temporada». Tal cual.

El Leioa es el primer escollo en el horizonte. El domingo, a las 17.00 horas, el equipo vasco, quinto clasificado del campeonato, visita los Campos de Sport de El Sardinero. Vuelta a la cruda realidad. El técnico verdiblanco, Iván Ania, prevé «un partido difícil». Por todos los condicionantes de cualquier compromiso de esta Segunda División B, pero porque el cuadro vizcaíno llegará a Santander con un argumento de mucho peso: «Es el único equipo que no ha salido derrotado como visitante». Así es. Y en casa sólo ha perdido uno, así que, un enemigo que no invita a la relajación.

Ya con el chip cambiado después de la eliminación copera frente al Betis, el míster asturiano seguramente ya llevó a Sevilla trabajo adelantado de cara al partido del domingo. «El Leioa es un equipo que alterna varios sistemas. Uno con tres centrales. Otras veces juega con cuatro defensas. Nos enfrentamos en pretemporada, lo conocemos y nos va a poner las cosas difíciles», analizó el preparador verdiblanco.

Lo que parece claro es que el entrenador racinguista volverá a su sistema de cabecera para enfrentarse en casa al conjunto vasco, después del cambio de dibujo implementado en tierras andaluzas para tratar de contrarrestar el juego del Betis. Ania recuperará el 1-4-2-1 que tan buenos resultados le está dando esta campaña y que, sobre todo en casa, ha dejado muy buenas actuaciones del conjunto verdiblanco.

Más allá de lo sucedido en el Benito Villamarín, el Racing lleva tres partidos en los que sigue sumando a un buen ritmo, pero no maravilla. Tudelano, Gimnástica y Amorebieta. Había puesto el listón muy alto y ahora la exigencia es máxima. A lo bueno todo el mundo se acostumbra. Y Ania sabe que todas las ambiciones pasan por recuperar el mejor nivel. «La clave es que le podamos dar el ritmo que le solemos dar en los partidos que jugamos como local. Que podamos generar peligro por dentro, por fuera y que tengamos la confianza que nos genera jugar ante nuestro público y en nuestro estadio, donde hasta ahora todos los partidos que hemos jugado han sido victorias», dijo el técnico. Así pues, sobre el papel, el partido tiene atractivo: un anfitrión infalible frente a un visitante muy peligroso. «Es un partido atractivo. El equipo más fuerte en casa contra el único equipo que no ha perdido fuera de casa. Entiendo que va a ser un duelo muy competido. Va a ser difícil para los dos. Para nosotros porque queremos ganarlo y para ellos porque saben que ganar en El Sardinero es difícil».

Y si para el Racing el partido de Copa frente al Betis fue un premio añadido y un desplazamiento para disfrutar, más allá de la competición en sí, en Segunda División B el Racing es el 'gallo'. Un arma de doble filo para los cántabros, tal y como reconoce el míster ovetense en la previa del choque frente al Leioa. «Todos los equipos vienen con una motivación extra. Lo que tenemos nosotros es ser conscientes de ello, que van a salir mucho más fuertes que habitualmente y que la dificultad va a ser grande. A partir de ahí, leer bien el partido y manejar las situaciones que se vayan dando».

Elogios desde el Leioa

La campaña que están protagonizando los verdiblancos despierta elogios entre sus rivales. Aunque sean datos objetivos, los números de los racinguistas en este grupo II de la Segunda División B son, entre líneas, motivo de sana envidia. «El Real Racing Club es el líder sólido de la clasificación en el Grupo II de la Segunda División B, gracias a los 36 puntos que atesora, fruto de las once victorias, tres empates y una única derrota que lleva. Los 34 tantos a favor le convierten en el conjunto más goleador, mientras que los 10 en contra le hacen ser el segundo equipo menos goleado; su 'goal average' de +24 es, con amplia diferencia, el más positivo del grupo». La página web del Leioa lucía ayer una previa del encuentro de mañana en El Sardinero. La velada admiración en la Liga se torna explícita cuando se habla de la Copa del Rey. «Por si su excelente trayectoria liguera no fuese suficiente, el Real Racing Club ha protagonizado una heroica participación en la Copa del Rey. Tras pasar las tres primeras rondas del torneo del KO eliminando sin encajar un solo gol al C. D. Mirandés, al UCAM Murcia C. F. y a la U. D. Logroñés, obtuvo el premio de emparejarse contra un conjunto de La Liga y que está disputando la UEFA Europa League, el Real Betis Balompié, que le venció por 0-1 en El Sardinero y por 4-0 esta pasada noche -por la del jueves- en Sevilla en los dieciseisavos de final de la competición».

Esa intención de olvidar cuanto antes la participación en la Copa del Rey y pensar única y exclusivamente en la larga lucha por el ascenso parte del entrenador, pero impregna a todo el vestuario verdiblanco. Ya lo comentaba Jon Ander unas líneas más arriba. El vasco, tras la derrota del Villamarín insistía una y otra vez en pasar página: «Creo que el equipo ha trabajado bien. Pero al final, si están dos categorías por encima y están jugando Europa League... Hay que aprender de los errores y pensar ya en el domingo». Para el delantero, que hasta hace cuatro días jugaba en Tercera División, el periplo copero «ha sido muy bonito. Nos hubiera gustado otro resultado. Lo merecíamos. Personalmente estoy orgulloso y feliz, pero aún no hemos hecho nada». El ascenso es el fin único e impepinable. «Teníamos un premio merecido, que lo habíamos luchado. Ya queda a un lado, ya ha pasado y desde ya, pensando en el Leioa, a preparar el partido del domingo y a seguir sumando de tres en tres en El Sardinero, que no se nos puede escapar ni un punto», concluyó Jon Ander. La empresa no pinta fácil, ya que la web del equipo vizcaíno, a la vez que alabar las cualidades verdiblancas, también resaltaba las suyas. En la pasada jornada, «La S. D. Leioa sumó la undécima jornada seguida sin perder. Nuestro club es el único de los 80 que componen la categoría de bronce del fútbol estatal que acumula una racha vigente como invicto tan duradera».

En los mismos términos que Jon Ander se pronunció el otro delantero racinguista en Heliópolis: César Díaz. El albaceteño, que volvió a la titularidad aprovechando el cambio de sistema de Iván Ania, reconoció que el Racing iba «con ilusión después del resultado de ida» y el marcador de la vuelta lo estimó «demasiado abultado». «Pero estamos contentos con el esfuerzo. Si estás en esta ronda de la Copa del Rey es que estás haciendo las cosas bien y en la Liga se está reflejando. Ahora toca pensar y centrarse en el domingo, que es lo más importante», afirmó el ariete manchego.

Y en eso andaba ayer también el alma del racinguismo: su afición. Los distintos aviones que partieron desde San Pablo hasta Bilbao llevaron grupos de seguidores verdiblancos. Cansados, pero orgullosos. No pudieron ver la gesta que buscaron, pero la hinchada montañesa sabe disfrutar hasta en las derrotas. Y, como Iván Ania, Jon Ander y César Díaz, sólo tienen el ascenso entre ceja y ceja. «Esto ha estado muy bien, pero a mí lo que realmente me importa es lo que suceda en mayo», zanjó una aficionada en la cola del aeródromo sevillano. Parece unánime el pensamiento.

 

Fotos

Vídeos