Fútbol | Racing

Ania: «¿Justo? Dejamos escapar dos puntos»

Ania mueve el banquillo. Da entrada a Segovia por Sergio Ruiz en un intento a la desesperada por ganar el partido./Roberto Ruiz
Ania mueve el banquillo. Da entrada a Segovia por Sergio Ruiz en un intento a la desesperada por ganar el partido. / Roberto Ruiz

Ania lamenta «los numerosos fallos» de su equipo y admite que «con defensas tan cerradas cuesta mucho llegar» | El técnico del Racing reconoce que «en la primera vuelta, los rivales no se encerraban tanto, pero ahora nadie quiere perder su objetivo y será así hasta el final»

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

«No sé si ha sido el peor partido o no. Fuimos superiores, tuvimos el control, pero fallamos», afirmó con rotundidad Iván Ania después de que le preguntaran si la actuación del Racing había sido la más pobre de la temporada. El asturiano se mostró resignado ante el muro defensivo que se encontró delante, con un Real Unión de Irún totalmente atrincherado en su área. «Lo mejor que podemos hacer para abrir las defensas tan cerradas es llevar el balón de un lado a otro. Intentamos meter dos delanteros centro y centrar desde la banda, pero no concretamos ninguno». Es evidente que «el penalti hubiera cambiado el partido, pero lo fallamos también», insistió el técnico.

Ver más

En cuanto si le pareció justo o no el empate, Ania se mostró un poco titubeante: «Fallamos un penalti, generamos ocasiones para marcar, fuimos superiores. No sé si ellos hicieron alguna más que un pase atrás; lo cierto es que nos llevamos un punto y dejamos escapar dos». El Racing dispuso de nueve saques de esquina y no fue capaz de marcar en ninguno: «No sólo es cosa de hoy -por ayer-, es algo que nos está costando desde hace mucho y al final nos pasa factura». En resumidas cuentas, Ania lo que quiso decir es que el equipo no saca la rentabilidad necesaria a lo que hace. «No tenemos la efectividad que debemos para todas las ocasiones que generamos y todos los centros de banda que hacemos». Nico Hidalgo, por un lado, fue uno de los jugadores más incisivos, y el ejemplo de lo que realmente le pasa al equipo: inofensividad. Sin embargo, el entrenador insistió en que «la idea del partido era la idónea. Poner balones y abrir el campo pero...».

El partido de este domingo parece haber dejado una especie de poso agridulce. Como si se le hubiese esfumado la chispa al equipo. Ania tiene su opinión: «En la primera vuelta de la Liga, los equipos no se cerraban tanto cuando venían aquí. Intentaban generar peligro. Ahora se nos encierran y nos falta ritmo en la circulación; además, cuando hacemos circular el balón asumimos riesgos con las pérdidas», explicó. En cualquier caso, lo cierto es que el Real Unión de Irún dio por bueno el empate desde el minuto uno y no se planteó otra cosa más allá. Eso fue dejando sin ideas a un Racing que pululaba sin encontrar un lugar por donde hacerle daño. «Somos un equipo mas de apoyo que de ruptura. No fue un partido lúcido por nuestra parte, pero aún así fuimos superiores y debimos ganar».

«La intención del partido fue idónea; pero no fuimos capaces de marcar y fallamos siempre» Iván Ania | Entrenador del Racing

Ania destacó que finalizó el partido con dos delanteros en un intento de crear superioridad arriba y crear peligro. «Cuando juegas con un solo punta es más difícil verle, por eso al final jugamos con dos para intentar tener más posibilidades. Esto es algo que sí nos salió en Durango y que hoy -por ayer- no. Unas veces aciertas y otras no». Llegó el turno de los nombres propios y el primero en salir a la rueda de prensa fue el de Barral. El gaditano fue el que falló el penalti, pero también se empeñó en salir mucho de su posición y eso pudo generar desconcierto. «Necesitamos una referencia arriba porque si no tendremos problemas. Cada uno tiene que jugar en su posición. Son partidos en los que te ves superior, caes en una confianza excesiva y al final lo pagas». Es evidente que no le gustó el partido de su equipo, tampoco el resultado ni el desacierto de cara a la portería rival.

«No mostramos la efectividad que debiéramos para todas las ocasiones que tenemos»

Repitió en varias ocasiones que la tónica general es que «los equipos se encierren». Para Ania, las cosas han cambiado: Nos conocen más, eso es normal, pero ahora además se acerca el final y nadie quiere perderse nada ni dejar escapar sus objetivos». «Costará eso de ganar con facilidad e, incluso, lo de vencer en los últimos minutos como hicimos en muchas ocasiones».

Sobre si Sergio Ruiz y Mario Ortiz es la pareja idónea para el equipo, Ania se mostró muy preciso: «A mí me parecen que casan perfectamente; Mario es más posicional y Sergio es un mediocentro que atraviesa líneas con facilidad. Son complementarios». Sobre la suplencia de Noguera tan solo se limitó a expresar un pensamiento: «Hay varios jugadores que se quedaron fuera. Hoy juegan unos y mañana jugarán otros».