Las obras de La Albericia, en su recta final

Sólo resta que el club coloque las redes de protección para culminar el nuevo cerramiento de las instalaciones./Sane
Sólo resta que el club coloque las redes de protección para culminar el nuevo cerramiento de las instalaciones. / Sane

De los trabajos realizados por el Ayuntamiento sólo queda cambiar el portón de acceso a las instalaciones por la calle Federico García Lorca | El Racing tiene previsto colocar esta misma semana las redes de protección de los campos 2, 3 y 4

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

La actualidad racinguista ha bajado de revoluciones. El club y su entorno dormitan mientras miran con envidia lo que pasa a su alrededor. Que si Mallorca y Rayo Majadahonda suben a Segunda División. Que si Torrelavega es una auténtica fiesta por el ascenso de la Gimnástica... Las cosas suceden a otro ritmo por Santander a estas alturas. Los futbolistas que quedan, que siguen entrenando para mantener la forma, han visto los cambios que se han ido produciendo paulatinamente en las Instalaciones Nando Yosu. Las obras ejecutadas en el recinto verdiblanco en los últimos meses llegan a su recta final. Poco a poco, mejora su cara y, de paso, también su usabilidad y seguridad para futbolistas, espectadores y viandantes del populoso barrio santanderino.

El Ayuntamiento de Santander ya casi ha terminado las actuaciones que tenía pendientes en La Albericia. El antiguo y deteriorado cerramiento fue echado abajo y ahora, en los fondos de los campos de entrenamiento se levantan 52 postes plateados de ocho metros de altura, de hierro galvanizado y que serán a partir de ahora los que sirvan de sujección para las nuevas redes de protección. Unas mallas de seguridad que deben ser colocadas por el propio Racing. El club espera instalarlas esta misma semana para dar carpetazo a algo que ya se había convertido en un problema.

La otra actuación llevada a cabo con fondos del Consistorio es la correspondiente a las puertas de acceso a las Instalaciones Nando Yosu. Ya están reemplazadas por unas nuevas las que se ubican entre cada uno de los tres campos -los números 2, 3 y 4-. Además, también se ha mejorado la accesibilidad para usuarios con movilidad reducida. Sólo queda por sustituir el portón más grande. En concreto, el situado junto al campo número 4 y que va a dar a la calle Federico García Lorca. Una puerta preparada para permitir el paso de vehículos y que no está indicada para la entrada de personas.

Esta actuación supone una inversión «superior a los 60.000 euros y permitirá mejorar la accesibilidad y la seguridad para los usuarios», según explicó en su día el Ayuntamiento de Santander a través de un comunicado tras la visita de la alcaldesa, Gema Igual, para ver la evolución de los trabajos. Las obras se han dilatado durante varios meses. De hecho, fue el mal tiempo el que logró acelerar la evolución de las mismas. A mediados de abril, el viento dio un serio aviso. Un tramo de las vallas que separaban el campo número 2 de la concurrida Avenida del Deporte se cayó parcialmente tras la sesión de entrenamiento del primer equipo racinguista, poniendo en peligro a viandantes y vehículos. Eso apremió los trabajos ejecutados por el Consistorio, que habían comenzado por la renovación de las puertas y la mejora de los accesos a las instalaciones deportivas.

De hecho, durante este tiempo, mientras se llevaban a cabo las obras, se han vivido algunas imágenes cuando menos curiosas. Por ejemplo, cómo durante algún entrenamiento del primer equipo uno de los utilleros se tenía que ubicar al otro lado de la carretera para recoger los balones que pasasen por donde debía estar ubicada la red, para evitar un problema con los coches que pasaban por la calle. En otra ocasión, empleados del club tuvieron que llamar la atención a un operario que se encontraba cortando metal con una sierra radial encima del césped sintético de uno de los nuevos campos de las Instalaciones.

El remplazo del cerramiento y de las puertas de acceso supone un nuevo avance en la adecuación de las Instalaciones Nando Yosu de La Albericia. Hace casi un año, la Federación Cántabra de Fútbol se hizo cargo de la sustitución de los campos de hierba artificial -números 3 y 4, que suponían un auténtico peligro para los usuarios de los mismos, especialmente los jugadores del Racing y sus secciones inferiores, tanto para entrenamientos como para competiciones. Asimismo, tanto el club por su cuenta como peñistas de forma voluntaria han llevado a cabo algunas otras mejoras de menor índole, pero también necesarias de unas instalaciones que vivieron tiempos mejores, como el propio Racing. Aún así, todavía queda mucho por hacer.

El convenio del estadio

Estas obras han sido producto también de la mejora de las relaciones entre Racing y Ayuntamiento tras la entrada de Gema Igual en la alcaldía. Una buena sintonía que debe culminarse con la firma del convenio de utilización de los Campos de Sport de El Sardinero, que ya se dilata desde hace más de un año. Precisamente en la jornada de ayer el Partido Regionalista de Cantabria en el Consistorio santanderino presuntó una pregunta que será llevada al pleno del jueves sobre el estado de las negociaciones de un convenio que siguen en estado de espera. Sin fecha de finalización.

 

Fotos

Vídeos