Racing / Fútbol

Una pretemporada a la que agarrarse

Una pretemporada a la que agarrarse
Javier Cotera

El Racing deja buenas sensaciones durante el verano antes del inminente inicio de Liga

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

El Racing cerró el pasado viernes su pretemporada. Ese periodo que tiene poco que ver con la competición que llega esta semana, pero que a los de dentro les sirve para pulir conceptos y prepararse para lo de verdad y a los de fuera les permite crear opiniones, vaticinios y esperanzas de lo que les puede dar su equipo en el campeonato liguero. La verdad es que durante el periodo estival el equipo de Iván Ania ha dado una mayoría de notas positivas a las que el racinguismo se agarra, de cara a la cuarta tentativa consecutiva de los verdiblancos por lograr el ascenso a Segunda División. Dicen que lo que bien empieza, bien acaba. A ver si es verdad. Como es lógico en los deportes de grupo, en este mes y medio preparatorio ha habido nombres que han destacado por encima de otros. Algunos siguen siendo una incógnita. Y hay quien tiene pinta que, más pronto que tarde, hará la maleta, recogerá los bártulos de las Instalaciones Nando Yosu y buscará otro destino.

La portería Un inquilino indiscutible y un compañero de urgencias

Que los contratiempos no se acerquen a Iván Crespo. Toquemos madera. El guardameta verdiblanco es el inquilino fijo e indiscutible de la portería verdiblanca. Uno de los mejores arqueros de la Segunda División B. Durante la pretemporada ha vuelto a reafirmar su sobriedad y seguridad bajo el arco. Y camino de su tercera temporada en el Racing tiene ganado, con absoluto merecimiento, el favor de la grada. Es difícil encontrar un borrón en su expediente en este tiempo. Salvo sorpresa, en unos días será nombrado capitán del equipo. Tras el despido de Raúl Domínguez, el club optó por no contar con los porteros de la cantera verdiblanca y se fue a buscar uno al Zaragoza B. El joven Jagoba Zárraga ha dejado dudas durante la pretemporada. Quizá los nervios o quizá la falta de experiencia le han jugado una mala pasada en algunas acciones de los bolos veraniegos. Goles evitables. Habrá que ver si tiene suficiente nivel como para asumir el papel de actor secundario para posibles emergencias.

La defensa Una línea por compactar, en busca de mayor solidez

El equipo de Iván Ania ha funcionado bastante bien en ataque, aunque en el entramado defensivo no ha tenido tanta fortuna. Eso, partiendo de la base de que en un equipo de fútbol no sólo defienden los de la retaguardia. De hecho, en este tiempo ha habido incluso un cambio de dibujo, del clásico 4-4-2 inicial a un 4-2-3-1 con más presencia en el centro del campo. En el plano individual, da la impresión de que hay mimbres para montar un buen muro. Jordi Figueras parece haberse convertido en el líder de la línea de atrás. Su currículum está fuera de toda duda y durante la pretemporada ha causado buena sensación en líneas generales. Su autoridad debe imponer en Segunda División B. Aunque antes debe acoplarse a sus nuevos compañeros. Óscar Gil ha tomado la 'pole' para acompañar al ilerdense en el centro de la zaga. Apenas ha jugado un par de partidos de pretemporada, pero tiene buena pinta. Con calidad atrás y con una fortaleza en el juego aéreo que le permite ser un potente arma también en el juego de ataque. El vizcaíno ha adelantado por la derecha a Iñaki Olaortua, quien a priori ha quedado relegado al tercer puesto entre los centrales. Tendrá minutos, seguro, y en principio, aunque ha mostrado un poco menos de empaque que sus compañeros durante la pretemporada, ofrece suficientes garantías para cuando se le necesite. El canterano Diego Mirapeix se ha erigido en el cuarto en discordia por si la cosa se pone chunga.

En el lateral derecho –y también en el centro de la zaga–, la grave lesión de Miguel Gándara ha sido un contratiempo. Aitor Buñuel se ha quedado como único especialista. En ataque ha demostrado ser un jugador muy peligroso, aunque como la manta que tapa los pies y destapa la cabeza, a veces deja demasiados espacios atrás. Depende del partido, puede tener problemas. Y, por supuesto, que le respeten las lesiones y las sanciones. El canterano Íñigo Sainz Maza permanece a la espera, aunque Kitoko podría actuar ahí en una situación de emergencia. De todas formas, no sería raro que antes del cierre del mercado aparezca otro lateral derecho por Santander.

Mientras tanto, en el flanco zurdo de la zaga a Julen Castañeda ya le ha venido la competencia. El vasco no ha estado fino durante la pretemporada y parece que tampoco ha convencido a Iván Ania. Ha sufrido por su banda en los partidos veraniegos. Ahora tendrá que pegarse por el puesto con Rulo. El valenciano aún no se ha vestido de verdiblanco, pero promete sobre todo velocidad junto a la línea de cal.

El centro del campo La pelea por jugar junto a Sergio Ruiz

Sergio Ruiz y los demás. Así se puede definir el centro del campo racinguista durante la pretemporada. El astillerense se ha convertido en dueño y señor de la sala de máquinas racinguista pese al trasiego de fichajes en la zona. Se ha ganado la confianza de Iván Ania. Así pues, con el bastón de mando en su poder, mira a su alrededor para ver quién le acompañará en el doble pivote de ese 4-2-3-1. Ritchie Kitoko ha sido el más utilizado. Músculo y trabajo en la medular, aunque al congoleño aún le falta ritmo. Las otras opciones pasan por un Quique Rivero que ofrece más calidad pero que parece no haber convencido del todo al técnico como para ser titular; y por un Rafa de Vicente que ha llegado con la vitola de futbolista de clase pero que apenas ha podido jugar durante la pretemporada a causa de las lesiones. El puesto central de la línea de tres también ofrece oportunidades a estos futbolistas, dependiendo de la situación del partido. Antonio Tomás no cuenta y, salvo sorpresa mayúscula, acabará saliendo.

En las bandas se acumulan los jugones del equipo. Enzo Lombardo ha dejado muestras suficientes de su gran clase y su eléctrico regate, aunque a veces desconecta, le falta intensidad y quien le escolta en su banda se encuentra con más trabajo del necesario. Álvaro Cejudo está llamado a ser un líder. Ha tenido pocos minutos durante la pretemporada, pero ha marcado un gol y ha dado una asistencia. Su físico sigue siendo una incógnita, pero derrocha talento para jugar en esta categoría. Ania le ha probado en la mediapunta. Mientras tanto, el recién llegado Berto Cayarga ya demostró ante el Real Madrid Castilla de lo que es capaz. Le falta ponerse a tono, pero tiene un control del balón enorme, mucha calidad y es un futbolista esforzado. César Díaz también puede actuar en esas posiciones de banda. El manchego ha recuperado parte del nivel perdido tras su grave lesión de rodilla. Quizá no será titular, pero sí será importante.

Delantera Jon Ander se empeña en ser el delantero 'top'

El racinguismo espera que el mercado veraniego y el fax de Chuti Molina traigan aún un delantero con tanta pegada como tuvieron Mamadou Koné, Dani Aquino, Abdón Prats o Borja Lázaro. Durante la espera, Jon Ander se ha empeñado en convertirse en ese futbolista diferencial y en convencer al personal de que no hace falta nada más. El vasco ha sido, con diferencia, el máximo goleador de la pretemporada verdiblanca. Asimismo, el más destacado. Gol, garra y también calidad en un jugador que venía de un club de segunda fila. A ver quién le discute ahora. Daniel Segovia primero tendrá que ponerse en forma después de un importante periodo de tiempo sin competir y, después, luchar por un puesto en el once. Apenas disputó unos minutos ante el Castilla. Sin más. Promete remate y poderío en el juego aéreo. César Díaz es otra opción. El canterano Mario Soberón esperará su oportunidad y Juanjo Expósito sigue, desde el ostracismo, con su tira y afloja con el club para ver en qué acaba la cosa. Como Antonio Tomás, es la crónica de una salida anunciada. Y, ¿el delantero 'top'? Hasta el 31 de agosto Chuti Molina tiene tiempo para sacar un conejo de la gorra, esa que se pone hacia atrás para salir al mercado.

Cuatro victorias, dos empates y una derrota

El Racing ha disputado un total de siete partidos amistosos durante la pretemporada, que se han saldado con un balance positivo. El equipo de Iván Ania inició el verano con un empate ante el Alavés (0-0), de Primera División. También quedó en tablas contra el Lugo (1-1), de Segunda. Y frente a rivales del grupo liguero, ganó a Barakaldo (3-1) y Vitoria (1-0) y cayó derrotado frente al Leioa (3-2). Además, los verdiblancos cosecharon sendas victorias contra otros dos equipos de Segunda División B, aunque en este caso del grupo I. Se impuso en el Trofeo de la Galleta contra la Cultural Leonesa (1-2) y el pasado viernes venció con autoridad al Real Madrid Castilla en los Campos de Sport (3-1).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos