El Racing cumple con la tradición