Fútbol | Racing

El Racing ejerce en Segunda

Javier Tebas (i) y Alfredo Pérez, en la ceremonia de bienvenida a los clubes recién ascendidos a la Liga Santander y LaLiga 123. /DM .
Javier Tebas (i) y Alfredo Pérez, en la ceremonia de bienvenida a los clubes recién ascendidos a la Liga Santander y LaLiga 123. / DM .

La bandera del club cántabro ya es una más de las 22 que ondean en LaLiga 123 | El presidente verdiblanco, Alfredo Pérez, asiste al acto de bienvenida que ofrece la patronal a los equipos ascendidos esta temporada

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYARSantander

La bandera del Racing ya es una más de las 22 que ondean en LaLiga 123. El ascenso se consumó el pasado 2 de junio, pero este lunes se 'oficializó' con la ceremonia de bienvenida que la patronal organizó en Madrid para los clubes que lograron subir de categoría a Primera y Segunda División. La invitación se ha hecho esperar. 1.460 largos días nada menos. «Han sido cuatro años muy duros para el Racing, uno de los fundadores de la Liga», reconoció el presidente del club, Alfredo Pérez, en el acto, donde calificó lo conseguido por la institución verdiblanca como un éxito de todos. «Trabajar para una afición que venía de no haber visto a su equipo disputar el play off de ascenso hace ahora un año era díficil. Teníamos una responsabilidad enorme con ellos porque batieron, con 11.000 abonados, el récord histórico de nuestro club en Segunda B y se desplazaron masivamente a muchos campos. La afición racinguista también apostó y por eso repito, el ascenso a LaLiga 123 es de todos», señaló para después izar la bandera del Racing en la sede de LaLiga junto con el escudo del club, aunque fuera de manera virtual a través de una pantalla. Allí, el mandatario racinguista coincidió con representantes de otros clubes como Mirandés, Ponferradina y Fuenlabrada; que también lograron el ascenso a Segunda División; y Osasuna, Granada y Mallorca, que lo hicieron a Primera.

El reto que el Racing tiene por delante no es baladí. Sobrevivir en una categoría de plata muy competitiva e igualada como la que se presenta para la próxima campaña no será fácil, pero la determinación de al menos asentarse en Segunda es tan férrea como la que se ha mantenido la pasada campaña para ascender. Algo que ya adelantó el propio Iván Ania durante una charla que ofreció con motivo de 'El Día del Entrenador'. «Sabemos que el salto es grande, que hay mejores jugadores en esta Liga. Este año éramos clarísimos favoritos al ascenso y no ascender era un fracaso. El año que viene es distinto, la salvación es el objetivo final, todos tenemos que ser conscientes de que es clave que el equipo se estabilice y luego ya se verá».

Además de las implementaciones de infraestructura en las instalaciones deportivas que LaLiga exige para poder jugar en el fútbol profesional, este lunes su presidente Javier Tebas pidió también a los clubes ascendidos máximo respeto a la norma del juego limpio financiero y a la integridad de la competición. «Ya conocéis nuestras normas y forma de ser, el ADN de nuestra Liga, el del 'fair play financiero' que nos ha hecho que nos posicionemos en esta situación en el mundo. Os pido máximo respeto a esa norma. No valen atajos para ganar la competición ni los objetivos deportivos», señaló.

Luz al final del túnel

Lo cierto es que para el Racing el camino de vuelta a Segunda no ha sido fácil. Después de su caída en los infiernos tras la mala gestión que se fraguó durante la 'Era Okupa', una época que no solo lastró al club en lo deportivo sino que lo hundió también en lo económico hiriéndolo gravemente y agravando su situación financiera, salir del pozo le ha costado mucho. Temporadas en las que el ascenso se rozó con las yemas de los dedos, como el año que el Barcelona B truncó el sueño verdiblanco; y otras en las que el saldo deportivo fue tan calamitoso que el desánimo se instaló en el campo y en la grada, como con el desastre de Zubieta. Pero tras caer el equipo ha sabido levantarse. Si grande es el salto para aquellos que pasan de Segunda a Primera, mayor aún resulta en el caso de los que ingresan en el fútbol profesional procedentes de la categoría de bronce. La luz al final del túnel. Algo que también resumió Tebas conminando a los clubes a mantener la estela de buena gestión y superación que han mantenido estos años. «Antiguamente cuando uno caía de LaLiga Santander suponía una hecatombe económica, pero ya no es así y vuestra gestión adecuada os ha permitido retornar. Los valores ya los conocéis porque los habéis vivido y sufrido. Seguid manteniéndolos porque ha sido parte de vuestro éxito», indicó Tebas.