Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos
Fútbol | Racing

El Racing ha invertido unos 200.000 euros en sus cuatro refuerzos de invierno

Buñuel es agarrado por Barral en una intensa jugada del entrenamiento de ayer en La Albericia. /Roberto Ruiz
Buñuel es agarrado por Barral en una intensa jugada del entrenamiento de ayer en La Albericia. / Roberto Ruiz

Las bajas de Soberón, César Díaz y Rulo han propiciado a su vez un ahorro que ha facilitado la ambiciosa salida al mercado de los cántabros

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

Aproximadamente 200.000 euros. Esa es la inversión que ha supuesto para el Racing su política de refuerzos en el mercado de invierno. O lo que es lo mismo: lo que le costará tener en Santander a David Barral, Alberto Noguera, Mario Ortiz y Carlos Redru. Una apuesta por reforzar definitivamente el equipo de cara a la fase de ascenso que en parte responde a la estrategia que se llevaba a cabo en la etapa de Manolo Higuera: comenzar el curso con algún hueco en la delantera para incorporar en el mercado de invierno a un atacante que marque las diferencias. Al menos ese era año tras año el plan, independientemente de cuál fuera el resultado. Un capítulo de la hoja de ruta que se ha repetido en este curso con la incorporación de David Barral. Tanto Alfredo Pérez como Chuti Molina habían anunciado ya desde septiembre que el Racing contrataría un delantero en enero. Y así ha sido.