Fútbol | Segunda B

El Racing vuelve al trabajo con la plantilla en construcción

Javier Cotera

Los de Iván Ania comienzan la temporada con la mirada puesta en el codiciado ascenso tras una temporada en la que el equipo ni si quiera entró en las eliminatorias para subir a Segunda

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

El nuevo Racing de Iván Ania ya ha echado a andar. Con pocos efectivos, sensaciones contrapuestas tras los tres fracasos consecutivos y la revolución a la que se ha visto sometido el equipo en los últimos meses y, sobre todo, muchas incógnitas. De momento son 18 los futbolistas que se han citado con Ania para el primer entrenamiento de la pretemporada. La primera toma de contacto estival, aunque el decorado fuera más propio de febrero, con viento y lluvia en las Instalaciones Nando Yosu, respondió a lo que se esperaba, y no solo en lo meteorológico: cierta frialdad.

El nuevo entrenador ya trabaja con los pocos supervivientes del curso pasado, fundamentalmente los canteranos, puntales cántabros como Iván Crespo, tres de los cuatro miembros de aquella operación retorno del año pasado (Juanjo Expósito, Antonio Tomás y Quique Rivero) algunos fichajes de la era Higuera que todavía sobreviven, caso de un César Díaz renovado sobre la bocina. Los demás, futbolistas del Racing B y los cuatro fichajes que por el momento han oficializado los verdiblancos: el portero Jagoba Zárraga, los centrales Jordi Figueras e Íñigo Oloartua y el delantero Jon Ander Pérez.

Perfiles muy diferentes para un nuevo Racing que solo un día antes de que comenzara su pretemporada despidió a Raúl Domínguez y a Álex García. El primero se lo veía venir desde el fichaje de Zárraga. Al segundo no le habían comunicado nada hasta el mismo miércoles por la mañana. Los dos esperan ya cita en el Orecla con el Racing.

Iván Ania: «Al final vendrán jugadores que ahora mismo ni nos imaginamos»

«Todo entrenador quiere tener a todos el primer día, pero la experiencia me dice que eso es contraproducente», aseguró Iván Ania. El asturiano anunció que el mercado dará mucho de sí: «Es pronto, queda mucho y al final llegarán jugadores que ahora mismo ni nos imaginamos». Confía en que algunos de los futbolistas que marcan la diferencia terminarán aceptando la oferta del Racing más adelante, cuando su intención de jugar en categorías superiores se desvanezca.

En su primer día al frente del equipo adelantó que quiere que «el Racing sea dominador, muy ofensivo, que sea el rival a batir del grupo» y que será necesario entrenar con la idea de que «los rivales se encerrarán». Mostró sus preferencias –aunque con la boca pequeña– por el grupo en el que el club santanderino militó la pasada campaña: «Cada grupo tiene unas características, pero en el vasco, como se le suele llamar, juegan el Barakaldo, Ahtletic, RealSociedad, que tienen campos magníficos más los 19 partidos que jugamos en casa. Es decir, se juega en campos que nos vienen bien». «En cualquier caso serremos favoritos», añadió.

El técnico reconoció que espera que «lleguen jugadores que se conviertan en referencia», pero pidió «prudencia y tranqulidad». «Los futbolistas Top, a veces no son sólo por el nombre, también lo son por el hambre con el que llegan y con las ganas de comerse el 'prao'. Necesitamos este tipo de gente también». Aseguró que «sólo la portería está cubierta» y expresó que «los delanteros son los más cotizados, pero también necesita el Racing un mediocentro organizador y otro defensivo que dé equilibrio, centrales... Dos jugadores por puesto».

No se decantó por un sistema concreto, «eso es algo que dependerá de los jugadores que lleguen» y confirmó que Prats y Aketxe, dos nombres que se han relacionado con el Racing «le darían un salto de calidad al equipo». Animó a los canteranos a «demostrar su ambición y ganarse el puesto» y sin decir que sí, no descartó la posibilidad de que Gonzalo de la Fuente pueda renovar; «De momento, a día de hoy, no está aquí».

El regreso al trabajo tuvo otro gran ausente: Dani Aquino, que también el miércoles se presentó como nuevo futbolista del Murcia. Sus insistentes guiños y declaraciones de intenciones durante todo el mes de junio sobre su deseo de quedarse en Santander nunca convencieron del todo. Comenzando por el propio Racing y su director deportivo, Chuti Molina, que daba por hecha su marcha. 30.000 euros, esa rebaja de cláusula durante dos semanas que negoció con Manolo Higuera, eran un precio demasiado goloso como para retenerle en los Campos de Sport. Máxime ante la llamada de su equipo, allí donde se formó y debutó en Primera, y tras su distanciamiento con el entorno en su última etapa.

El caso es que el Racing arranca con cuatro novedades: un portero suplente, un central de jerarquía, buen sueldo y experiencia en primera como Jordi Figueras, otro central a sus 25 años ya curtido en la categoría, aunque quizá con poco cartel como Olaortua y un delantero que llega del fútbol modesto y ha dado tarde el salto al profesionalismo: Jon Ander. Este último se ha incorporado a cambio de 20.000 euros para completar la línea atacante, pero el Racing necesita incluso dos refuerzos de categoría en vanguardia tras la marcha de Dani Aquino y Borja Lázaro, que ha dejado a Juanjo y al citado Jon Ander, el curso pasado debutante en Segunda B a sus 27 años (ha marcado 15 goles en 37 partidos con el modesto Amorebieta), como únicos efectivos.

A ellos podrían unirse Pau Miguélez y César Díaz, pero ambos han jugado generalmente como mediapunta o incluso interior derecho en el caso del manchego. Demarcaciones que les son mucho más naturales, aunque también han ejercido alguna vez como 'nueves'. En una limpia que afectó incluso a algunas promesas del filial, tampoco Víctor Badiola, a quien Ángel Viadero y José Moratón consideraban una de las grandes promesas del segundo equipo, han podido debutar.

Solo sobreviven del año pasado los citados Crespo, Juanjo, Antonio Tomás, Quique Rivero y César Díaz junto a Miguel Gándara, Julen Castañeda, Javi Cobo , Sergio Ruiz y Pau Miguélez.

Los canteranos

En total, 18 jugadores sobre el césped del campo 1, al mismo tiempo que el filial se ejercitaba en el campo 2. Jerín, el año pasado futbolista del filial pero con protagonismo en el primer equipo durante la recta final del curso, parece haber conseguido la jerarquía suficiente para asentarse en la primera plantilla. Y también el central Javi Gómez, formalmente cuarto central del año pasado (aunque no disputó ni un minuto) se entrenará habitualmente con el primer equipo. Junto a ellos, otros dos futbolistas procedentes del filial: Galnares (tercer portero) y el delantero Mario Soberón.

El balón protagonista. Sin montes ni pinos por donde correr

El equipo entrenará siempre en La Albericia. La intención del cuerpo técnico es evitar las maratonianas jornadas con dobles sesiones –mañana y tarde– aprovechando que restan casi dos meses para el comienzo de la Liga. Tampoco –salvo sorpresa– se le verá a este Racing acudiendo a Los Pinares de Liencres o lugares similares en busca de la preparación física y endurecimiento propios de estas fechas; en el libro de estilo de Iván Ania aparece como protagonista el balón y por eso casi todo el trabajo se hará en el campo. El asturiano se mostró muy contento y sorprendido del estado del césped de La Albericia y aseguró encontrarse con las mejores condiciones para trabajar.

Iván Ania echará además mano de algunos canteranos a lo largo de los días, trotándoles entre la primera y la segunda plantilla o el juvenil. Aquí podría tener su oportunidad el comillano Juan, que el año pasado ya debutó con el Racing y ganó la partida a Javi Gómez cuando la escasez de centrales obligó a mirar a la base pero que este año no forma, al menos de momento, parte del primer equipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos