Radiografía del Racing

Pedro Ortiz, Manuel Higuera, Alfredo Pérez y Víctor Diego, máximos responsables del Racing. /D. Pedriza
Pedro Ortiz, Manuel Higuera, Alfredo Pérez y Víctor Diego, máximos responsables del Racing. / D. Pedriza

Los patrones del club, Alfredo Pérez y Pedro Ortiz, explican junto al presidente y el vicepresidente, Manolo Higuera y Víctor Diego, el estado del club

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

Alfredo Pérez y Pedro Ortiz son, además de copresidentes del Grupo Pitma, un conglomerado empresarial cántabro que ha crecido exponencialmente, los patrones del Racing. O los accionistas mayoritarios, porque tanto ellos mismos como su directiva, comenzando por el presidente, Manolo Higuera, insisten una y otra vez en que el Racing es de sus 13.000 accionistas. Pero Pitma controla más de la mitad del accionariado, ya ha desembarcado en el Consejo de Administración –con sus copresidentes y el abogado Cristóbal Palacio– y ha ratificado de paso a Higuera. La siguiente etapa era la de transmitir su proyecto de futuro para el club junto a sus hombres de confianza: el propio Higuera y Víctor Diego. Y lo hicieron ayer en un desayuno de trabajo con posterior comparecencia ante los medios del presidente, puesto que Ortiz y Pérez continúan enrocados en su política de no aparecer en los medios –a regañadientes se les han arrancado algunos fotos– y delegar en sus ejecutivos, como según ha repetido en muchas ocasiones hacen con el resto de sus firmas y empresas.

Sin embargo, el plan de crecimiento y rescate del club de Segunda B incluye una mayor conexión con el entorno para recuperar aquella unidad nacida en la liberación; superar de algún modo el ‘contra Harry vivíamos mejor’ para aglutinar a los diferentes sectores del racinguismo. De ahí el informar en un desayuno de trabajo ayer con el presidente, Manolo Higuera; vicepresidente, Víctor Diego; director general, Víctor Alonso; jefe de prensa, Enrique Palacio, y los dos consejeros y accionistas mayoritarios, Pedro Ortiz y Alfredo Pérez. Ellos son los fundadores y corresponsables del Grupo Pitma y los patrones del Racing, si bien transmiten insistentemente la idea de que Pitma no es la dueña del Racing, sino su accionista mayoritario de una sociedad con 13.000 accionistas, pero de la que tiene la mayoría tras invertir 1,2 millones en la compra del 30% del capital social y adquirir por una cantidad que no se ha hecho pública, pero que se calcula superior, las participaciones de Inmoarrabi parte de las de los exjugadores y José Emilio Criado.

El club se plantea implementar este tipo de encuentro no sólo con los medios de comunicación, sino también con accionistas –aún no ha encontrado el modo de articularlo para hacerlos ágiles– y otros sectores del racinguismo. Pero de momento lo que trata de transmitir es un mensaje de unidad y apelar a la confianza insistiendo en que se trabaja en diferentes aspectos, y no sólo en el deportivo, para devolver al Racing el estatus y profesionalismo de sus mejores épocas.Pero todo sin precisar cuáles son estas medidas de actuación bajo el convencimiento de que hacerlas públicas dificultaría su puesta en marcha. De ahí la comunicación extraoficial de un grupo cuya política de comunicación es, según sus propias palabras, que no hay comunicación, para pertrecharse en Manolo Higuera e insistir en que la apuesta por el Racing es firme y se sostendrá en el tiempo, independiente de que el equipo termine siendo o no rentable.

El Consejo de Administración, que en este nuevo proyecto del Grupo Pitma y los exfutbolistas –los que quedan, tras desmarcarse varios de ellos– ha apostado por combinar perfiles procedentes del deporte con otros de la empresa –fundamentalmente de Pitma– y el ámbito social, se afanó ayer en transmitir una imagen de trabajo a futuro, poco visible entre los medios y de los que, pese a su lamento, el Consejo quiere seguir manteniendo la discreción.

Sí ha adelantado de todos modos su intención de intervenir tan pronto como sea posible tanto en el estadio como en las Instalaciones Nando Yosu. Tras la reparación de elementos estructurales que llevó a cabo el año pasado el Ayuntamiento, el club también tiene planes para los Campos de Sport, y tanto el Consistorio como el propio Racing también trabajan para reparar las mayores deficiencias de las Instalaciones Nando Yosu. Entre ellas las goteras en el acceso a la grada, las puertas de acceso a los campos 2, 3 y 4 y el cerramiento, entre otras actuaciones.

Ver más

También se quiere dotar de mayor estructura al club en un proyecto en el que las incorporaciones de Víctor Alonso y Pachín como director general y deportivo son sólo un primer paso. Lo mismo ocurre con la cantera, que se quiere revitalizar en un proyecto de futuro subordinado a la disponibilidad económica, si bien el Grupo Pitma ha transmitido con insistencia la idea de que ninguna actuación dejará de llevarse a cabo en el Racing por problemas de financiación. De hecho, el problema para convencer a algunos profesionales en estos últimos tiempos no ha sido el económico, sino la situación del equipo a una Segunda B que no atrae a futbolistas y otros perfiles de élite. Un escollo con el que ya se ha encontrado en alguna ocasión el actual Consejo.

El mal funcionamiento de la campaña de captación de socios en invierno, el riesgo de que los aficionados se desenganchen después de tres temporadas en Segunda División B y la mala situación deportiva son otros de los ejes de actuación de una directiva que insiste en manejar muchos proyectos que aún se desconocen, pero que tampoco se quiso desvelar en todas sus dimensiones por los responsables.

1. La presidencia Higuera y Víctor Diego seguirán como responsables

Manolo Higuera y Víctor Diego continuarán como presidente y vicepresidente del Racing, respectivamente, independientemente de que el equipo ascienda o no. Al menos así lo han confirmado los patrones del club, que ratifican así de nuevo su intención de no asumir más cargos ejecutivos en la directiva que los que actualmente ocupan, a pesar de que Higuera y Diego sí que han manifestado su predisposición a hacerse a un lado una vez salvada la situación más crítica del equipo, al menos desde el punto de vista de su supervivencia.

2. Apoyo de Pitma Línea de crédito sin límite temporal ni cuantitativo

El Grupo Pitma quiere transmitir un mensaje: la supervivencia del Racing está garantizada desde un punto de vista económico, puesto que se compromete públicamente a asumir aquellos gastos que el club no pueda afrontar al tratarse de una empresa estratégica de su grupo. Así, la línea de crédito abierta ni tiene, según los nuevos patrones, límite temporal ni cuantitativo –y es independiente de que se ascienda–, si bien no ocultan su intención de que el equipo sea rentable, o al menos no exija inversiones añadidas, en el menor tiempo posible.

3. No se vende Ni el Racing está a la venta ni han llegado ofertas

El Consejo de Administración del Racing, tanto en su parte más ejecutiva, como lo es Higuera, como desde la propiedad –Pitma está representado por sus dos copresidentes y por su abogado,Cristóbal Palacio– insiste en que no ha recibido ninguna oferta por el club.Y va más allá al señalar que incluso en el caso de que llegara el equipo no está en venta. De hecho, Pitma presenta un planteamiento según el que cualquier posible propuesta deba pasar el filtro de Consejo, de modo que ni siquiera habría llegado a los patrones.

4. Crecimiento Un organigrama más completoy profesional

Otro de los objetivos del Racing es profesionalizar el club; una meta que se llevará a cabo con mayor rapidez en caso de ascenso. En esta profesionalización se deja entrever la intención de crear un cuerpo técnico mucho más nutrido no solo para el primer equipo, sino para gestionar la cantera, y profesionalizar del mismo modo los diferentes equipos inferiores, cuyos técnicos cobran solo cantidades simbólicas. En esta línea ha estado la contratación de los directores general,Víctor Alonso, y deportivo, Pachín, que se considera solo un primer paso.

5. En intervención A la espera del convenio de los Campos de Sport

El convenio de los Campos de Sport está ya redactado, pero lleva meses a la espera de que el Ayuntamiento y sus servicios de intervención den el visto bueno. Así lo explicó ayer el presidente del Racing, que gestionó junto a la alcaldesa de Santander,Gema Igual, la renovación del contrato ante las carencias del original, de apenas una página y que ni siquiera se refería al actual estadio, sino a los viejos Campos de Sport –la intención inicial en los ochenta era remodelarlos–. Según el Racing, todo depende ya delConsistorio.

6. Asientos y publicidad Dos objetivos principales en el estadio

El Racing tiene dos grandes proyectos en el estadio: conseguir gestionar la publicidad exterior, de modo que constituya una fuente de ingresos para lo que necesita el convenio con elAyuntamiento– y sustituir los asientos actuales, algunos de ellos en mal estado por otros de color verde, en consonancia con los colores del equipo. Una actuación esta última para la que seespera no haya ningún problema con elConsistorio. Las actuaciones estructurales corresponden al Ayuntamiento y se quieren implementar más mejoras cuando sea posible.

7. La Albericia Mejorar la cantera y reforzarlacon fichajes

Una de las inquietudes del nuevo Racing es reconstruir la cantera, destruida desde el punto de vista de los actuales gestores durante la ‘Era Okupa’. Y sale al paso de las críticas por no haber contado lo suficiente con ella, considera que se ha explotado al máximo dada la situación y adelanta una inversión –mayor si se asciende– para revitarlizarla. Asume que con un proyecto de cantera era imposible subir de inmediato y explica que por ello se optó por fichar, si bien el objetivo no se cumplió. La meta es combinar presente y futuro; fichajes y cantera.

8. Inyección de capital Una inversión millonaria del Grupo Pitma

Según lo apuntado ayer, Pitma ha invertido ya una cantidad que estima entre los tres y los cinco millones de euros, dado que la línea de crédito está permanentemente abierta, de modo que la cantidad fluctúa. Estos cálculos se obtienen de sumar la inversión en compra de acciones (1,2 para la ampliación de capital más la venta de paquetes accionariales de Inmoarrabi, exfutbolistas y José EmilioCriado hasta superar el 50% del capital social, cuyo importe no se ha hecho público), a lo que sumar, y de ahí la oscilación la línea de crédito.

9. Dos proyectos Una diferencia de 400.000 euros entre dos modelos

El Racing calcula la diferencia presupuestaria entre configurar un equipo netamente de cantera y otro con futbolistas foráneos en unos 400.00 euros.En la primera temporada, en la que los exjugadores –incluido Quique Setién– optaron por configurar una plantilla a base de fichajes en un equipo sin apenas futbolistas y con la cantera esquilmada, el presupuesto para salarios del primer equipo fue superior al actual (ahora ronda el millón de euros), cuando se ha apostado por una fórmula mixta en la que los canteranos, algunos titulares, completan en cualquier caso el equipo.

10. Deudas Cuatro millones anuales de mochila en Segunda B

Al margen de sus gastos ordinarios, el Racing tiene que afrontar un pago de aproximadamente cuatro millones de euros anuales imposibles de sufragar también con los ingresos ordinarios en Segunda División B. Son los gastos derivados del pago concursal, deudas adquiridas tras la firma del convenio, cantidades pendientes con la plantilla y con Hacienda, aunque en este último caso no hay calendario de pago.Con un ascenso a Segunda y el contrato de al menos siete millones de euros en concepto de derechos televisivos en que se traduciría, la situación quedaría revertida.