Iván Ania | Racing

«El que solo se fije en la clasificación que ocupa el Durango se equivocará»

tIván Ania, rodeado de sus jugadores, durante un entrenamiento de esta semana en La Albericia./Javier Cotera
tIván Ania, rodeado de sus jugadores, durante un entrenamiento de esta semana en La Albericia. / Javier Cotera

Iván Ania advierte del peligro del equipo vasco: «Puede arriesgar, ya que en El Sardinero no tiene nada que perder», e insiste en que «lo vital no es el sistema y sí las sensaciones del equipo»

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Iván Ania dio carpetazo a una semana en la que los sistemas de juego y su posible sanción han sido los temas principales con bastante maestría, para centrarse en el Durango, el rival de mañana que «si alguien se fija en su clasificación –es último– se equivocará», según explicó el técnico ayer en su rueda de prensa de La Albericia.

Dos delanteros, tres medias puntas, cinco centrocampistas... El estilo de juego del Racing a debate. Al asturiano le ha sorprendido «mucho» que se hable tanto de ello, por eso dio su opinión:«A mi me gusta el 4-2-3-1, con medias puntas que hagan daño, con polivalencia... El 4-1-4-1 que utilizamos en Miranda también nos da muchas posibilidades, pero nos hace ser muy horizontales y menos verticales», señaló, por un lado. Del 4-4-2 también indicó que «nos permite tener fútbol, pero necesitas extremos para que lleven el balón por banda». Con todo lo dicho, lo cierto es que es difícil quedarse a una carta: «Habrá veces que tendremos que jugar hasta con tres centrales, pero no de un día para otro. Hay que entrenarlo. Los planteamientos pueden ser acertados o no, pero hay que utilizarlos en función del rival».

«A los rivales no se les exige tanto en El Sardinero y eso es peligroso»

Los últimos dos partidos, en los que el Racing obtuvo «un bagaje de cuatro puntos sobre seis, está bien pero podría haber sido mejor», han servido para que su equipo demostrara que puede jugar de distintas formas:«Jugar fuera es siempre más difícil, hacerlo en campos sintéticos, que no se nos dan bien, hacerlo ante dos equipos muy distintos; el Izarra que juega directo y el Vitoria que quiere tener la posesión... Sin embargo salió bien», explicó. Ania repitió ayer lo que ya había comentado al principio de temporada:«El dibujo no es lo importante y sí las sensaciones. El equipo tiene personalidad y el otro día fue capaz de que no pasara nada en el partido una vez que se quedó sin un hombre». Esas virtudes, esos argumentos son los que al entrenador le gustan de sus jugadores. No obstante recordó que hay que aprender de los errores.«Ante el Izarra hicimos una muy buena primera parte, pero no supimos mantener la ventaja. Eso no nos debe volver a pasar». Con estas palabras le dio carpetazo, momentáneo, al tema de conversación más habitual entre el racinguismo en las última semanas.

Quique Rivero y vuelta al 4-2-3-1, novedades

La alineación con la que el Racing salte al campo mañana para jugar con el Durango en El Sardinero es el secreto mejor guardado de Iván Ania. El propio entrenador se ha encargado de que sea así; el pasado jueves entrenó a puerta cerrada en El Sardinero y no desveló sus cartas. La ausencia de Kitoko obliga a mover ficha en el centro del campo; Quique Rivero tiene todas las papeletas de ser titular, ya que tampoco estará Rafa de Vicente, sancionado con un partido. Lo más normal es que, dado que el Durango es un equipo que saldrá a discutirle la posesión al Racing –según señaló el propio Ania–, los verdiblancos retomen el sistema 4-2-3-1. Así las cosas, en defensa repetirán los cuatro casi habituales: Buñuel, Figueras, Gil y Castañeda. En el centro del campo, Sergio Ruiz y Quique Rivero volverán a ser compañeros. Por delante una línea de tres con Nico Hidalgo, Lombardo y Cayarga y en la delantera es probable que apueste por Jon Ander para presionar la salida de balón.

Por otro lado, ya hay horario para el siguiente partido a domicilio del Racing que se jugará frente al Barakaldo; será el día 7 de octubre a las 18.00 horas.

«Me gusta el 4-2-3-1 con mediapuntas, pero el 4-4-2 nos da mucho fútbol»

A continuación llegó el turno de los dos partidos de sanción que el Comité de Competición le impuso por la expulsión que sufrió en Vitoria. El míster no expresó sorpresa:«La sanción me la esperaba». Ania reconoció que su forma de ser, de vivir con intensidad los partidos no es la mejor: «No puedo estar en el banquillo sin moverme. Me perjudica la manera de actuar.A los árbitros no les gustan los gestos, pero no puedo controlarlo. Sé que debo mejorarlo, porque no me gusta ver los partidos desde la grada», admitió. Aún así espera que no le cojan la «matrícula» los colegiados y no le pasen ni una, dada su tendencia a los aspavientos. «Me muevo mucho y me perjudica tener al asistente cerca, pero...».

Dicho todo esto, el entrenador del Racing habló del rival de mañana en El Sardinero:«El Durango es un equipo que no tiene nada que perder, viene a jugar con el Racing y puede arriesgar. Si miramos la clasificación nos equivocamos», advirtió. El asturiano puso su mismo ejemplo:«Yo cuando vine de visitante con el Caudal así lo vi; ante el Racing y en su casa, el rival puede arriesgar y sin que se le exija mucho». Así las cosas, el técnico adelantó que su equipo debe tener «personalidad e intentar hacer un buen partido con su afición delante». Insistió en que «es un conjunto muy complicado y que quiere jugar en todo momento».

«Lo importante es que el equipo juegue con personalidad delante de su afición»

«Las bajas debilitan, pero...»

En cuanto a sus jugadores, Ania reconoció que «Cejudo está mejorando, progresando pero aún no está bien y no se puede arriesgar». Al cordobés le considera un futbolista muy importante y prefiere que aporte «cuando pueda, en la segunda vuelta, pero no ir con prisa con él».En cuanto a Aitor Buñuel, el único jugador de la plantilla que ha hecho pleno en todos los partidos disputados, Ania lo tiene claro:«Es un portento y nos transmite por su garra y competitividad mucha intensidad. No está cansado ni mentalmente», indicó. Para el lateral no hay recambio y el asturiano aseguró que mañana será de nuevo titular.

De las bajas, admitió que «debilitan, pero existe una plantilla muy amplia para paliar estas ausencias». No estarán en la lista Kitoko, Rafa de Vicente ni César. Por otra parte tuvo elogios para Lombardo, de quien dijo que «donde marca las diferencias es en la media punta. Tiene regate, habilidad, disparo...» y no dejó de reconocer que en la banda se le saca «poco provecho».

«Me perjudica mi forma de ser en los banquillos, sé que debo mejorarlo»

Finalmente, señaló que la competitividad de la plantilla propicia que «entre Ander y Segovia sea difícil elegir, pero también con el resto». Ania señaló el bendito problemas que quieren todos los entrenadores:«Cuando estén los 22 bien, habrá que dejar fuera a cuatro y eso sí es difícil. Hay mucho nivel». La última pregunta señaló, curiosamente, a Vinicius, el jugador del Real Madrid que juega en el Castilla y del que hay voces que dicen que no debería jugar en Segunda B:«No es culpa suya; es la ley de la oferta y demanda», sentenció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos