Fútbol | Racing

«No tomamos buenas decisiones»

Dani Segovia trata de rematar a portería ante la oposición de un jugador de la Cultural de Durango./Daniel Pedriza
Dani Segovia trata de rematar a portería ante la oposición de un jugador de la Cultural de Durango. / Daniel Pedriza

Iván Ania reconoce que se la jugó «a una ruleta rusa» con cuatro delanteros sobre el césped porque a su equipo le faltó claridad en los últimos metros

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

«La clave es que no tomamos buenas decisiones en los últimos metros», reconoció un Iván Ania que no suele buscar excusas en las ruedas de prensa. Ni cuando gana ni cuando pierde. El técnico asturiano, que tuvo que ver el partido desde un box por sanción, afirma que el Racing fue «muy superior. Ellos no tuvieron ninguna ocasión» y cree que su equipo «entendió bien el partido desde el punto de vista de llegar por fuera, pero luego nos faltó centrar bien».

«El partido se nos puso de cara cuando ellos se quedan con uno de menos», comentó ante los medios, aunque su equipo, con media hora de superioridad numérica, no supo aprovechar su ventaja y el míster tuvo que sacar un as de la manga. «Nos la jugamos a una ruleta rusa con dos delanteros en las bandas. Nos salió bien, pero espero que otros días no tengamos que llegar a los minutos finales para ganar ni tener que tomar esta decisión tan arriesgada», afirmó. «A la desesperada, porque ves que se te va a acabar el partido y no tienes casi opciones de ganar. Nos la jugamos porque el punto nos sabía a poco. Queríamos los tres», argumentó.

El Racing completó una buena primera parte en la que no supo dañar a la Cultural de Durango con un gol. «Creo que hicimos méritos suficientes para haber cerrado el partido antes. Lo que me daba miedo es que nos entrara la ansiedad y las prisas. No éramos capaces de abrir el marcador. Al final tuvimos la fortuna que no tuvimos durante los noventa minutos», prosiguió el asturiano.

«Nos la jugamos porque un punto nos sabía a poco», dijo sobre su intento de ganar «a la desesperada»

Aunque Ania reconoció que «Jon Ander puede hacer daño cayendo a banda, pero partiendo desde la banda es más previsible», el técnico decidió darle entrada porque «lo que quería era tener mucha presencia en el área. Teníamos el control del juego y quería que si había algún centro lateral hubiese referencias en el área». El ovetense se encontró a un rival que no se esperaba, aunque por mérito verdiblanco: «Su propuesta es otra totalmente distinta. Pero no les dejamos, porque tuvimos siempre el balón y no hicieron más que defender». «Ya contaba con que muchos equipos se cerrarán ante nosotros. Tenemos que circular rápido el balón y tomar buenas decisiones», añadió.

El entrenador verdiblanco, si ya vive con nerviosismo los partidos en el banquillo, ayer lo pasó aún peor. «Para mí es difícil verlo desde la grada. Quieres transmitir cosas que no puedes. Se me hizo muy largo el partido y más en el box, que es cerrado y no escuchas nada», relató Iván Ania, que fue sustituido en sus funciones por su segundo de a bordo, César Negredo.

Sobre Juanjo, el entrenador verdiblanco afirmó que el de Ontaneda «es partícipe igual que todos los demás. Salió y estuvo muy bien. También en Miranda y en Murcia. Es un jugador más. Le va a venir bien el gol a él y también al equipo. No lo tratéis como un jugador distinto», pidió a los representantes de los medios de comunicación presentes en la rueda de prensa.

Por último, Ania fue cuestionado sobre las excelentes cifras del Racing en este inicio de temporada: «Muy buenos números, pero hay que seguir. Si nos quedamos aquí, estamos fastidiados. El reto es apasionante y la exigencia es muy alta. El d omingo hay que ir a ganar a Barakaldo. La exigencia es diaria. No nos queda otra que ser ambiciosos. Al equipo no le va a faltar ambición», concluyó el asturiano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos