Mucho trabajo por hacer en enero

Quique Rivero cae sobre el jugador del Oviedo B Edu Cortina durante el partido del pasado domingo en los Campos de Sport. /Daniel Pedriza
Quique Rivero cae sobre el jugador del Oviedo B Edu Cortina durante el partido del pasado domingo en los Campos de Sport. / Daniel Pedriza

El Racing, que ha cerrado 2018 en un periodo de cierta debilidad, afronta un mes complicado

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Es una situación peculiar, porque poco se le puede reprochar al Racing en este segmento del presente campeonato que ha transcurrido durante 2018. El equipo cántabro, campeón de invierno con holgura, ha cerrado el año como líder indiscutible, con cinco puntos de ventaja sobre el segundo clasificado -el Mirandés- y con el añadido de una participación notable en la Copa del Rey. Es, con 41 puntos, el mejor equipo de la categoría, con cuatro puntos de ventaja sobre el siguiente -un UCAM Murcia al que eliminó en el torneo del KO-. E incluso supera los números del Racing de la primera temporada de Ángel Viadero, en la 2016-17, que terminó el curso con una puntuación récord y que a estas alturas acumulaba 38 puntos. Pero los dos últimos empates y, sobre todo, las impresiones que ha dejado el conjunto dirigido por Iván Ania en las últimas semanas han dejado un poco frío al personal. No por los resultados, que son casi intachables, sino porque están por debajo del listón colocado en el arranque de la competición. La carga de partidos se ha hecho larga. Y enero se antoja clave. Una cuesta bien pindia para valorar el nivel del equipo tras un parón invernal que parece necesario. Hasta el míster ha reconocido que «siempre viene bien».

«No me voy con un mal sabor de boca, porque seguimos líderes, con cinco puntos de ventaja, pero soy consciente de que futbolísticamente, con balón, no estamos en nuestro mejor momento. No vamos a mentir», reconoció Ania en la rueda de prensa del pasado sábado tras el empate contra el Oviedo B. Incluso fue un poco más allá: «Hace un tiempo que digo que cuanto más avance la temporada más difícil va a ser sacar los partidos. El equipo va notando los minutos, los rivales nos van conociendo. Son circunstancias que se van acumulando. Nadie dijo que nos van a regalar nada. Estamos en una línea buenísima».

«La ilusión ha vuelto esta campaña a los Campos de Sport»

El Racing envió ayer un comunicado en el que desea «que todos los racinguistas pasen una feliz Navidad». La entidad cántabra, además, trasladó por medio de su presidente de honor, Juan Antonio 'Tuto' Sañudo, su presidente, Alfredo Pérez, y el vicepresidente, Pedro Ortiz «sus mejores deseos a toda la familia verdiblanca para las fiestas que a punto están de comenzar».

El comunicado adjuntó unas declaraciones del propio Alfredo Pérez, quien aseguró estar «muy orgulloso del equipo humano que forma el Racing, en la parcela deportiva y de gestión, y de compartir con vosotros –por los racinguistas– este proyecto». El mandatario verdiblanco se mostró optimista con la consecución de los objetivos, tanto deportivos como institucionales por parte del club:«Estamos en la mejor posición para llevar adelante el reto de conseguir el ascenso a Segunda División, junto a nuestra afición, puesto que gracias a vosotros la ilusión ha regresado esta temporada a los Campos de Sport, y tenemos que seguir así para continuar creciendo». Por todo ello, apeló a la unión de todos los estamentos que conforman el club y su entorno. «Los éxitos siempre se consiguen y disfrutan en equipo y estoy seguro de que en 2019 celebraremos juntos haber logrado cumplirlos», aseguró Pérez durante el brindis navideño escenificado ayer en el estadio verdiblanco por los miembros del Consejo de Administración, futbolistas y técnicos del primer equipo y los empleados de la entidad verdiblanca. La forma elegida por el club santanderino para felicitar estas fechas navideñas a sus aficionados y seguidores.

Lo cierto es que, desde la segunda parte frente al Bilbao Athletic, el Racing ha sacado prácticamente todos los partidos adelante, pero las sensaciones no han sido las mismas. Y eso se ha traducido en dos empates consecutivos con los que los verdiblancos han cerrado el año. Frente a Gernika (0-0) y Oviedo B (1-1). En este último, dejándose los dos primeros puntos en una inmaculada trayectoria en los Campos de Sport de El Sardinero.

Ahí entra en juego el parón invernal. Aparentemente necesario para unas piernas que se han cargado más de la cuenta después de una exigencia máxima y cinco partidos más que la mayoría de los mortales. El descanso físico y anímico tiene pinta de que vendrá bien a la parroquia racinguista para depurar e iniciar el tramo decisivo de la competición con absolutas garantías.

Próximas fechas

31 de diciembre
Es el día elegido por Iván Ania para citar a sus futbolistas tras el descanso navideño. A partir de ahí, la plantilla comenzará a preparar la vuelta a la Liga.
1 de enero
Como es tradicional, el Año Nuevo supone también la apertura del mercado invernal de fichajes, en el que el Racing, a buen seguro, se moverá.
5 de enero
Es día de cabalgatas, pero también en el que el Racing vuelve a la competición. El equipo cántabro jugará a las 17.00 horas, ante la Unión Deportiva Logroñés.
13 de enero
El conjunto verdiblanco visitará unas instalaciones de infausto recuerdo como las de Zubieta, donde le espera la Real Sociedad B. Segundo viaje consecutivo.
20 de enero
El actual segundo clasificado llegará ese fin de semana a El Sardinero:el Mirandés. El, a priori, principal rival de los cántabros en la lucha por el título.
27 de enero
Ese fin de semana el Racing visita el complicado campo de Gobela, de hierba artificial y pequeñas dimensiones, donde le recibirá el Arenas.

Especialmente, porque lo que viene durante el mes de enero entraña una dificultad que puede ser clave de cara al desenlace final de la Liga regular. Y lo que eso conlleva para el futuro play off de ascenso. Un dato. El fin de semana del 20 de enero, el Racing recibirá en los Campos de Sport a su, a priori, principal rival por el título y segundo clasificado, a cinco puntos de distancia: el Mirandés. Para llegar a ese choque, el conjunto cántabro tendrá que afrontar dos compromisos lejos de Santander y de una importante complejidad, ante la Unión Deportiva Logroñés y la Real Sociedad B. Por su parte, los burgaleses tienen el calendario contrario y se desplazarán hasta Cantabria después de haber afrontado sendos compromisos en su feudo de Anduva frente a rivales de la parte media-baja de la clasificación: Arenas e Izarra. Así pues, para cuando el Racing reciba al Mirandés, puede haber pasado de todo. De ahí la importancia de cómo regrese la plantilla verdiblanca, el próximo 31 de diciembre, de las vacaciones de Navidad.

Porque, además, enero no se acaba en los citados choques frente a Unión Deportiva Logroñés -sexto clasificado-, Real Sociedad B -en el puesto 11º- y Mirandés -segundo en la tabla-, sino que los verdiblancos cerrarán el mes en la jaula de Gobela, frente al Arenas. Los de Guecho marchan en el puesto duodécimo, pero su estadio, pequeño y de hierba artificial, es la típica trampa para atrapar racinguistas. La cuesta de enero para los de Iván Ania parece una de las últimas rampas de la ascensión a Peña Cabarga.

Además del merecido descanso, el Racing tiene otro as en la manga guardado para mejorar sus prestaciones de cara al próximo mes. En realidad, más que un naipe es la «carta blanca» que el presidente, Alfredo Pérez, le concedió en verano al director deportivo, Chuti Molina, para reforzar la plantilla. El manchego va a por todas. Apunta alto. No se conformará con medianías. Y si tiene el tino de la ventana estival, el club cántabro tendrá mucho ganado de cara al tramo decisivo de la campaña.

Las compras navideñas

Los próximos días serán claves para la contratación definitiva del mediapunta Alberto Noguera. Numancia y Racing ya tienen avanzadas las negociaciones para la cesión del centrocampista madrileño, que ayer ni siquiera entró en la convocatoria para el partido que el cuadro soriano disputó frente al Alcorcón. Con un año más de contrato en Los Pajaritos, su préstamo al Racing puede ser un hecho en los próximos días.

La posible incorporación de Alberto Noguera parece un complemento para apuntalar aún más la plantilla verdiblanca. Pero lo que Chuti Molina rodeó con un círculo rojo en su carta a los Reyes Magos es un delantero. Ese que se le escapó en verano y que ahora debe ser el futbolista que le dé un salto de calidad aún mayor al equipo de Iván Ania para afrontar un hipotético play off de ascenso con absolutas garantías de no fallar, después de tres fiascos consecutivos. Por supuesto, las posibles llegadas de Alberto Noguera y de otro delantero desembocarán en otras tantas salidas del vestuario verdiblanco. Y, a día de hoy, Juanjo y Rulo -aunque Ania se enfade- tienen muchas papeletas para hacer las maletas.