Rugby

El Bathco se obliga a remontar

El Bathco se obliga a remontar

Los santanderinos pierden por 15-22 ante el Ciencias en el primer partido de la final por el ascenso a División de Honor

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Toca remontar. No mucho, apenas siete puntos, pero el Bathco tendrá que dar la vuelta a la final por el ascenso a la División de Honor el domingo, día 19, en el estadio de La Cartuja. Los sevillanos del Ciencias golpearon primero en el Ruth Beitia al ganar por 15-22 el primer partido de la final a los santanderinos.

Ambos conjuntos protagonizaron un encuentro igualadísimo en el Ruth Beitia en el que cada uno hizo valer sus armas. Los santanderinos, fuertes en defensa y con un ataque más móvil. Los sevillanos, con jugadores muy grandes y con un dominio del maul soberbio. A los doce minutos, llegó su primer ensayo de esa forma. Una touche en la zona izquierda de la 22 local y el agrupamiento de los sevillanos que, metro a metro, se adentraba en la zona de marca.

Apenas ocho minutos más tarde igualaron la contienda los de Hafoka. Tras una touche, el Bathco se dedicó a mover el balón a izquierda y derecha del campo sevillano, hasta que el oval llegó a Green que ensayó casi por el centro. Con la patada de Taibo, el empate a siete. Al filo de la media hora, los santanderinos se ponían por delante, Una buena carrera de Peña por el ala izquierda conseguía el 12-7, que Taibo no pasó debido al fuerte viento que dificultó mucho las patadas. Pero apenas cinco minutos más tarde, en el 33, los andaluces igualaron de nuevo. Y otra vez tras un maul, esta vez algo menos ortodoxo que el anterior. Pero que sirvió para conseguir otro ensayo. Con empate a 12 se llegó al descanso.

Los santanderinos, que jugaban con uno menos en esos minutos, encajaron el tercer ensayo al poco de comenzar la segunda parte. Pando, el zaguero visitante, conseguía posar in extremis antes de ser placado en la zona de marca local para el 12-17. Con un golpe de castigo, Taibo recortaba distancias (15-17). En una segunda parte mucho más trabada, los sevillanos durmieron el partido y pusieron el ritmo que más les convenía. A la media hora, y tras varias melés en la 22 local, después de una de ellas llegó el último ensayo visitante para el 15-22. El Bathco tuvo la última para igualar, pero el árbitro del partido, Íñigo Atorrasagasti -muy protestado, sobre todo en la segunda mitad- decretó en esa acción sobre la línea que el balón era injugable y el fin del partido. El Bathco tendrá que ganar al menos de ocho puntos en La Cartuja para ascender de forma automática a División de Honor.

Temas

Rugby