Rugby

Un examen para los Bisontes en Madrid

Aldo Cornejo lleva el oval en el partido del pasado domingo ante el Barça en San Román./Daniel Pedriza
Aldo Cornejo lleva el oval en el partido del pasado domingo ante el Barça en San Román. / Daniel Pedriza

El Aldro Independiente viaja este sábado a Madrid para enfrentarse a un Cisneros irregular, pero muy peligroso en su estadio

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYARSantander

Después de la derrota ante el Barça, donde los Bisontes no ofrecieron su mejor versión, el Aldro Independiente busca quitarse el mal sabor de boca con una victoria que le permita, no ya sumar unos valiosos puntos para escalar en la clasificación -apretada de la zona media para abajo-, sino inocularse una inyección de confianza y demostrar de qué son capaces. Los de Mozimán tiene la oportunidad de hacerlo este sábado, a las 16.30 horas en el Central de la Complutense de Madrid, donde se medirán al histórico Cisneros, un rival con una amplia trayectoria, pero que ahora ocupa el último puesto de la clasificación con ocho puntos. Los verdes deben extremar las precauciones ya que los madrileños saltarán a la pista dispuestos a todo. A fin de cuentas, de ganar este partido lograrían dejar el puesto de colista y dar una salto cuantitativo. Se colocarían con 12 puntos y alcanzarían a los Bisontes, que ostentan el puesto siete de la tabla.

Por eso el Aldro Independiente tendrá que dar el do de pecho en Madrid. Los de Mozimán se verán las caras ante un Cisneros irregular, pero que siempre es muy peligroso en casa, ya que despliega un juego rápido y explosivo a la mano. Y no sólo eso. En el ecuador de la Liga los Bisontes se enfrentan a un calendario complicado. Tienen por delante tres encuentros ante rivales que les igualan en condiciones y que se antojan decisivos para asentarse en el campeonato y comenzar a marcar la diferencia. Si esta tarde se ven las caras ante el Cisneros, la próxima jornada se medirán a La Vila, en San Román y a continuación, en la jornada nueve, el siempre difícil desplazamiento a Landare Toki para medirse al Hernani. Todo un 'tour de force' para poner a prueba a los cántabros.

Esta liga está siendo la más competida e igualada de los últimos años. Las plazas del play off sufren variaciones cada fin de semana. Nada permanece inmutable. Unos entran y otros salen. Mientras tanto en la parte baja nadie pierde comba. Todos pelean por salir de la zona de peligro y las diferencias de puntos entre los equipos son mínimas. Apenas un partido de diferencia media entre muchos de ellos. La batalla está servida.

Para sazonar aún más una liga muy disputada, los resultados de la última jornada dejaron marcadores sorprendentes, como el empate del líder ante el Ordizia en Altamira, la victoria de Gernika ante La Vila en Urbieta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos