Entrevista

Clijsters: «Poner a Serena como cabeza de serie promovería que las tenistas tengan hijos y continúen jugando»

La extenista belga Kim Clijsters./François Lenoir (Reuters)
La extenista belga Kim Clijsters. / François Lenoir (Reuters)

«Pero al mismo tiempo podría no ser justo para el resto», afirma Kim Clijsters, la exjugadora belga, que acentúa las dificultades de ser madre siendo tenista

MANUEL SÁNCHEZMadrid

Ganó cuatro Grand Slam, fue número uno del mundo y se convirtió en la segunda tenista en la historia en ganar un grande después de haber sido madre. Ahora, alejada de las pistas desde 2012, Kim Clijsters (Bilzen, Bélgica, 1983) actúa como comentarista para el canal Eurosport, que emite Roland Garros en exclusiva en España, al lado de leyendas como Conchita Martínez, Álex Corretja y Boris Becker, entre otros.

Con tres hijos y un sitio en el salón de la fama del tenis, Clijsters no duda en dar su opinión acerca del embarazo de Serena Williams y la vuelta al circuito de la estadounidense, que este martes debutó con victoria frente a la checa Krystina Pliskova, por 7-6 (7-4) y 6-4.

Pregunta: ¿Se puede comparar su situación, cuando volvió al circuito en 2009 tras haber dado a luz y ganó un Grand Slam, con la de Serena -quien tuvo una hija en septiembre de 2017-?

Respuesta: La situación es diferente, pero, al mismo tiempo, es parecida. La gran diferencia es que ella sabía que volvería tras tener a su hija. Dar a luz es emocional y físicamente agotador, a veces estás arriba y a veces estás abajo. En mi caso, no creía que volvería al circuito, pero cuando ocurrió, me dije a mí mismo que me prepararía y me tomaría el tiempo que fuera necesario. Por eso no tenía presión. Serena sabe lo que tiene que hacer para estar en forma. Tienes que compararte con cómo eras antes física y mentalmente. No es que tengas que volver a ser como antes, pero físicamente es un buen ejemplo. Cuando empecé a entrenar veía mis números previos al embarazo y me di cuenta de que necesitaría un incremento en la potencia de mi golpeo para poder competir con todas las pegadoras del circuito. Si lo conseguía, sabía que podría ganar a muchas de ellas. En el caso de Serena, el bebé no tiene ni un año, así que aún es muy pronto. Yo no jugué durante un año y medio, pero no es comparable. Para mí era una cuestión de hambre. Me enamoré una y otra vez de este deporte y disfruté pasando todas esas horas fuera de casa, porque lo necesitaba. Perdí a mi padre en 2009 y para mí fue un cambio mental de salir ahí fuera y jugar al tenis.

¿Debería Serena Williams haber sido cabeza de serie en Roland Garros?

Cuando yo volví, recibí invitaciones, de las que estoy muy agradecida. Nadie hablaba de si debería ser cabeza de serie o no. Como ya he dicho, no sabía si volvería al circuito así que todo ocurrió de manera muy natural. Creo que no me hubiera sentido bien siendo cabeza de serie porque el resto de chicas estaban trabajando duro. Por una parte, creo que debería ser cabeza de serie, pero, por otra, cuando vuelves de una lesión no lo eres. Creo que es una buena manera de promover que las mujeres formen una familia y luego vuelvan a su deporte, pero creo que es un tema muy subjetivo, porque los atletas dejan sus deportes por muchas razones y necesitan tomarse un tiempo de descanso. A veces no son cosas que controles y necesitas curar ciertas cosas. Conozco muchas chicas en el circuito con depresión, pero siguen jugando por miedo a perder el ránking y eso solo lo lleva a peor.

Serena, a su mejor nivel, es una de las mejores jugadoras de la historia, por lo que puede que se la proteja un poco, y sería normal. Creo que la WTA lo mirará y hará algún cambio. Personalmente, estoy de acuerdo con que hubiera sido cabeza de serie en Roland Garros, pero siempre va a haber algún jugador que se queje, porque han trabajado durante un año y medio para conseguir ese puesto.

¿Puede Serena volver y ganar más Grand Slams?

Creo que todo es posible. No voy a decir sí o no. Va a ser muy interesante verla. Lo que hace es increíble y lo que ha hecho también lo es, pero cada situación es nueva. ¿Es capaz de hacerlo? Por supuesto, pero veremos cómo está física y emocionalmente, porque esas cosas son muy importantes.

Hoy en día mantenerse arriba en el circuito femenino es muy complicado. ¿Cuánto ha cambiado el tenis en los últimos años?

Por ejemplo, ver Roland Garros el año pasado fue increíble. Cuando ves a los chicos, Nadal y Federer, lo que hacen es increíble, son muy talentosos y han trabajado muchísimo para estar ahí. Pero, al mismo tiempo, mucha gente piensa que Nadal llegará a la final, mientras que en el cuadro femenino no existe eso. No es que sea fácil para Nadal, pero es que es demasiado bueno y en el cuadro femenino hay muchas alternativas. Habrá sorpresas y eliminaciones tempranas y es algo que tengo ganas de ver.

¿Quién espera que llegue a la final este año?

Es complicado, como exjugadora, todo el mundo te lo pregunta. En el cuadro masculino, estás tentado e decir Nadal, pero en el femenino hay muchas posibilidades y lo puedes ver en casa torneo. A veces las favoritas cambian para mejor o para peor, porque sufren mucho física y mentalmente. El año pasado vimos a Jelena Ostapenko, que nadie apostaba por ella. Tengo ganas de ver a Serena, de ver a Sharapova, a Halep, a Svitolina, a Kerber…

A Djokovic le está costando volver…

Espero que vuelva. Está ascendiendo poco a poco y, por lo que veo en redes sociales, lo está haciendo bien. El tenis es un continuo aprendizaje, es bueno ver que está motivado y preparado para volver a lo que una vez fue.

 

Fotos

Vídeos