ATP 500

Nadal, a extender su legado en Barcelona con Djokovic al acecho

Rafa Nadal golpea la bola. /Sebastien Nogier (Efe)
Rafa Nadal golpea la bola. / Sebastien Nogier (Efe)

El balear tratará de sumar su undécimo Conde de Godó con un duro camino por delante en el que se puede encontrar a Kei Nishikori, Novak Djokovic, que vuelve a Barcelona 12 años después, y a Dominic Thiem, finalista el año pasado

MANUEL SÁNCHEZMADRID

Una vez conseguida la primera muesca del repóquer en tierra en Montecarlo, a Rafael Nadal se le abren las puertas de casa para seguir sumando, con la llegada del ATP 500 de Barcelona (23 al 29 de abril), el segundo torneo más importante disputado sobre suelo español.

En un territorio que Nadal conoce a la perfección, donde ha levantado el trofeo en diez ocasiones, y que le trata como si hubiera nacido en el propio club de tenis -la pista central se nombró en 2017 'Rafael Nadal'-, el de Manacor buscará el undécimo entorchado y no perder comba en la lucha por el número uno.

El idilio del manacorense con la ciudad condal se inició hace 15 años, cuando debutó en la arcilla catalana ante el costarricense Juan Antonio Marín, con el que no perdió un solo juego (6-0 y se retiró Marín). Tras aquello, llegaron diez títulos, 52 victorias más y tan solo tres derrotas, ante Álex Corretja, en 2003, Nico Almagro, en 2014, y contra Fabio Fognini, en 2015.

No haber participado en 2004 y en 2010 son las otras dos razones para que su nómina de trofeos no sea aún mayor en un torneo en el que como en las tierras monaguescas, las condiciones de superficie y altura, respecto al nivel del mar, se adaptan a la perfección a él.

Además, en este 2018 y para alegría de los aficionados, el Conde de Godó contará con uno de los mejores planteles de su historia, y es que a la presencia de Nadal se unirán otros ilustres del circuito.

Vuelve Djokovic

La principal novedad ha sido la aparición a última hora de Novak Djokovic. El serbio, tras caer en octavos de final de Montecarlo, se encuentra ávido de coger ritmo y partidos, para tratar de poner a punto su nivel de antaño cuanto antes. Por ello, se inscribió en el torneo a escasos días del comienzo y volverá a las pistas del Real Club de Tenis de Barcelona 12 años después.

En 2006, Djokovic, por entonces número 66 del mundo, cedió ante el español Daniel Gimeno-Traver en lo que supuso su único paso por el torneo catalán. Desde entonces, el doce veces ganador de 'Grand Slam' cambió el Godó por otros torneos en su preparación de cara a Roland Garros, como Estoril (Portugal) y Belgrado (Serbia), o, directamente, por tomarse una semana de descanso antes de la llegada de los Masters 1.000 de Madrid y Roma.

La llegada del balcánico, que podría verse las caras en cuartos con Nadal por primera vez desde Madrid el año pasado, se unió a otras grandes figuras, como la de Kei Nishikori, doble vencedor en 2014 y 2015, Dominic Thiem, finalista el año pasado, y Grigor Dimitrov, que parte como segundo cabeza de serie por su condición de número 5 del mundo.

Todos ellos comparten la curiosidad de haber sido arrasados por Nadal en Montecarlo, por lo que buscarán la posible revancha en la casa del campeón.

El cuadro, además, puede ser bastante parecido a lo vivido en Mónaco para el español. Pasará la primer ronda por 'bye' y se cruzará en segunda con el vencedor del duelo entre el austríaco Andreas Haider-Maurer y el español Roberto Carballés, ganador este año del torneo de Quito. Para octavos ya podría llegar el primer peso pesado, con Nishikori, víctima de Nadal en la final de Montecarlo.

En cuartos de final, las quinielas indican a Djokovic. El de Belgrado arrancará con un jugador de la previa o con el argentino Federico Delbonis y podría verse con Feliciano López en octavos.

Ya en semifinales, Roberto Bautista, ganador de dos títulos ATP este año, o David Goffin, ya recuperado del pelotazo en el ojo que sufrió en febrero, podrían ser los rivales de Nadal, quien recibiría en la final, ronda en la que nunca ha perdido en Barcelona, a Thiem, Pablo Carreño, que no pudo acudir por lesión a Montecarlo, o Grigor Dimitrov, entre otros.

De sumar el undécimo Conde de Godó, Nadal seguiría ampliando ventaja en la clasificación de más títulos ganados en un solo torneo, donde copa el podio, con once entorchados en Montecarlo y diez en Barcelona y Roland Garros. Roger Federer, quien puede quitarle el número uno si el balear no defiende el título, es el único que se le acerca, con diez victorias en Halle.

 

Fotos

Vídeos