Galardonado

La década de Nadal en la cumbre

Rafa Nada celebra un título. / EFE

Se cumplen diez años de la primera vez que el balear subió al número uno del mundo

ENRIC GARDINERMadrid

Rafael Nadal contra el ecuatoriano Nicolás Lapentti. Masters Series de Cincinnati 2008. Si el balear conseguía el triunfo ascendería al primer puesto del mundo. Llegaba al cemento americano tras ganar Wimbledon a Roger Federer y los Juegos Olímpicos de Pekín, confirmando que era el mejor tenista del momento, aunque el ranking estuviese liderado por el maestro suizo. Era cuestión de tiempo que Nadal se convirtiese en el tercer español en la historia, tras Carlos Moyá y Juan Carlos Ferrero, en ascender al trono ATP y una prematura derrota de Federer en Cincinnati propició que todo quedase en manos del que ahora posee 17 'Grand Slams'.

Cayó Lapentti, ganó Nadal y el español, aunque no se llevara el torneo de Cincinnati, saboreó las mieles del cetro mundial un 18 de agosto de 2008. Diez años después, la historia sigue igual.

Nadal ha recibido este jueves el trofeo 1x10 de manos de los alumnos de su academia, en reconocimiento a los diez años en la cima. Una década en la que, aunque han cambiado muchas cosas, la esencia del circuito sigue ahí. Nadal y Federer dominan la mayoría de los títulos, Djokovic está resurgiendo, aspirando y apuntándose 'Grand Slam', y los jóvenes, como en su día podría ser Andy Murray, aparecen a destellos para rebañar lo que dejan los mejores.

El trofeo que los alumnos de su academia le han entregado a Rafa Nadal.
El trofeo que los alumnos de su academia le han entregado a Rafa Nadal. / Rafa Nadal Academy by Movistar

Una década con retoques

Los antiguos Masters Series se renombraron como Masters 1.000, el Abierto de los Estados Unidos metió el 'tie break' en el quinto set, los premios en los torneos, a la par que han aumentado progresivamente, se han equiparado entre hombres y mujeres (al menos en los 'grandes') y el cemento, poco a poco, ha ido ganando terreno al resto de superficies.

Diez años que han dado para mucho. Para ver a Federer llegar a 20 'Grand Slams', para que Nadal alcance los once Roland Garros, consiguiendo el beneplácito de París, e incluso para disfrutar del balear y el suizo como pareja de dobles, aunque fuera de forma no oficial en la Laver Cup.

Una década que se abrió con España sorprendiendo al mundo al ganar la Copa Davis en Mar de Plata ante una caldera llena de argentinos. Precisamente, el mayor cambio acaba de producirse ahí y se ha llevado por delante a la Copa Davis. Gerard Piqué y su grupo inversor Kosmos han promovido un nuevo formato de torneo más parecido a una Copa del Mundo que a la clásica competición de 118 años de historia.

Una semana de tenis con 18 selecciones enfrentadas entre sí, que acabará en 2019 con la Copa Davis, esa que Nadal ha ganado en cuatro ocasiones y de la que se puede despedir levantando la sexta ensaladera de España.

Con más de 3.000 puntos de ventaja sobre Federer en la clasificación, todo parece indicar que Nadal terminará, por segundo año consecutivo, como número uno del mundo, superando su propio récord como tenista más mayor en ostentar el honor.

Y con vistas a superarlo, porque diez años después Nadal sigue en la cumbre y aunque, desde aquel 18 de agosto de 2008, muchas cosas hayan cambiado, el balear siempre se ha mantenido ahí. Como una llama que no se extingue o una leyenda inagotable. O, simplemente, como Rafa Nadal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos