Trazos de mar y otras visiones

El espacio santanderino La nave que late muestra la obra pictórica de Lola Cobo, autora del logo del Mundial de Vela./
El espacio santanderino La nave que late muestra la obra pictórica de Lola Cobo, autora del logo del Mundial de Vela.

La obra de Lola Cobo, autora del logo del Mundial, se suma a las muestras de arte o fotografía, paralelas a la cita deportiva

GUILLERMO BALBONASantander

La iconografía marina, las huellas, interpretaciones y evocaciones de la relación entre la ciudad y la bahía centran estos días numerosas exposiciones y citas con el arte y la imagen. Espacios singulares vinculados a fondos y colecciones como el Centro de Arte Faro Cabo Mayor, muestras temporales dentro de la programación de entidades como el espacio Casyc de Caja Cantabria o salas y galerías privadas que han sumado su actividad al Mundial en tierra. Lola Cobo, decoradora y diseñadora gráfica, ganadora del logo del Mundial de Vela Santander 2014, presenta desde hoy su obra en el espacio santanderino La nave que late, ubicado en Antonio López.

Bajo el epígrafe de Trazos de mar, sus óleos de ejecución rápida, Lola Cobo muestra su visión creativa que integra una particular travesía: la que comenzó en su icono a modo de saludo del mundial y la que atraviesa ahora con sus obras un mapa particular del mundo en el que funde el mar con la pintura, y viceversa. Sus óleos conforman una muestra representativa de su trabajo pero sobre todo embarcaban al espectador en la luz, el color, las formas y el dinamismo del paisaje y de la bahía en particular. Lola Cobo, perteneciente a una familia en la que el arte es la forma de vida y la visión más natural, inaugura, a las ocho de la tarde, esta aportación iconográfica en la que la geografía marítima de Santander, el mar y su diálogo de luz y color con la ciudad encuentran su espacio propio. En la nave santanderina, que en el último año ha acogido numerosas iniciativas y propuestas culturales, Cobo exhibe una tarjeta de presentación en esta recta final del Mundial que vincula su cartel con su estilo y su personalidad pictórica. Texturas, color y trazos en una inmersión en los límites, fronteras y viajes que comunican naturaleza y arte, entorno cotidiano y reinvención visual. «Son unos trazos muy simples que, para mí, representan el dinamismo y la agilidad de la vela». Así describía Lola Cobo Calleja la ilustración elegida para representar al Mundial. Un trabajo que la diseñadora santanderina presentó al concurso para la creación del logotipo e imagen corporativa de la competición, y por el que recibió 3.000 euros de premio. Los paseos por Puertochico sirvieron de inspiración para culminar con éxito una propuesta que tiene al color como bandera y que ahora se extienden en esta exposición.

Fotografía y documento

La entidad, fuera del ámbito institucional y de la programación ad hoc del mundial, que ha aportado una mirada cultural paralela a la cita deportiva es Caja Cantabria a través de su espacio Casyc. En sus salas coinciden este mes de septiembre en una doble cita expositiva: Nauta, itinerario documental, y la colectiva fotográfica A punto casi de ser tierra, inaugurada la pasada semana.

La Asociación de fotografía y vídeo de Santander Espacio Imagen y la Obra Social han iniciado con la citada muestra colectiva un período de colaboración. A punto de ser tierra en el Casyc Up alberga una treintena de fotografías que tienen como inspiración el evento deportivo que se desarrolla estos días en la ciudad. La exposición cuenta con el comisariado de Fernando Zamanillo, Ana Lekube y Javier Lamela. La exposición «invita a saltar a bordo de la nave y nos propone una visión libre de objeciones».

En paralelo, el Casyc alberga Nauta, un recorrido documental, gráfico, testimonial, artístico y bibliográfico en el que se reflejará cómo la vinculación con el mar es una de las constantes en la historia de la Humanidad. La exposición traza caminos interdisciplinares. Volúmenes, copias de la rúbrica de los descubridores e interesantes cartas náuticas de la época, se alternan con las artes plásticas.

Lux en el faro

El Faro de Cabo Mayor, con la huella de la colección de pintura y mar de Eduardo Sanz, encabeza las propuestas expositivas paralelas a la cita mundialista. A los fondos del Centro de Arte, con su exposición permanente de la Colección Sanz-Villar, hay que sumar una temporal: hasta el 30 de septiembre se exhibe Lux de José Manuel Ballester, que han organizado la UIMP y la Autoridad Portuaria. En Lux se exhiben obras de temática religiosa seleccionadas entre diferentes series en las que el pintor y fotógrafo ha estado trabajando en los últimos años.

Ademas, hasta el día 30 de septiembre, 100x100 PUERTO. El Dique de Gamazo, un conjunto documental y fotográfico, se muestra en la Caseta de Bombas.